Segundo Contrato Colectivo Único Universitario

A menos que desde la National Endowment For Democracy (NED) o el señor del megáfono de la U.S Embassy en Venezuela, decidan lo contrario, las negociaciones para alcanzar la firma y vigencia del Segundo Contrato Colectivo Único Universitario (IICCU), van por buen camino. Ahora, si estas instancias injerencistas de la política nacional deciden lo contrario, pues no faltarán quienes pateen la mesa porque hay una mosca rondando, sin importarles un rábano los trabajadores universitarios, lo que activará a los medios palangristas privados, sobre todo, a los televisivos, que son todos, porque están comprometidos con "La salida" del Presidente Nicolás Maduro, plan que tiene como norte promover el casos y enrarecer el ambiente electoral, porque saben que los oposicionismos van a salir derrotados, todas vez que se han puesto al descubierto, como promotores de la muerte por mutilación, con doncellos y doncellas incubados en las universidades comprometidas en el plan insurreccional, todas ellas nucleadas en la autodenominada AVERU, también conocida como Asociación Venezolana de Rectores de la Ultraderecha.

Por otra parte, en cuanto a las expectativas que mueven a los trabajadores universitarios, hemos de decir, que hay de todas las opciones a escoger. Por ejemplo, están los que aspiran a que el gobierno revolucionario les aumente el sueldo a los universitarios, sobre todo, a los dioses del Olimpo académico, es decir, al personal académico, de acuerdo con el valor del Dólar Cotufa, el que ha sido inflado solo al calor de la especulación, el guiso y el mercado negro, desde la plataforma del Dólar Today. A ellos hemos de decirles que se bajen de ese chinchorro o vayan a "El Arepazo", en Miami (EEUU) y les pidan a Eligio Cedeño, Alberto Federico Ravell, Guillermo Zuloaga (el que roba, pero da trabajo), a los que guisaron con la gran masa de dinero de los raspacupos, raspatarjetas, a los que financian con billetes a los bachaqueros, a los que guisaron al Estado desde aerolíneas y agencias de viaje, además del genio que recomendó homologar la primera oferta de la Tasa SIMADI con el Dólar Today (ése es, pero pagamos todos), para que, entre todos ellos, hagan una vaca o pote, que permita a tan disociados genios universitarios, cobrar sueldos a la tasa del Dólar Cotufa y sigan financiando a los artífices de la hiperinflación provocada para derrocar a Nicolás Maduro.

Afortunadamente, contrario a las locuras y falsas expectativas, hay posiciones racionales y un espíritu de racionalidad con razonabilidad, que en el seno de las mesas de negociación, entienden que hay una gran crisis mundial del capitalismo y derrumbe de los precios del petróleo, producto del dumping o boicot que han promovido las transnacionales, como parte de la agenda que desde EEUU y sus aliados se ha programado, aunque, como efecto boomerang se ha revertido contra sus economías domésticas. Y, en medio de la crisis y el boicot económico, vamos a la firma del IICCU.

En este orden de ideas, hay que destacar que los gremios que administran contrato colectivo, tanto la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (FTUV), como los gremios no federados y los adherentes, han reconocido el sentido y pertinencia del adelanto salarial que dispuso el Presidente Nicolás Maduro, apenas se sentaron los gremios a discutir su propuesta del IICCU, incluso, con la apertura y disposición, entre la parte "empleadora", es decir, el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT) y de los signatarios y adherentes, en el sentido de permitir como invitados permanente, con voz, aunque sin voto alguno, de la federación que agrupa a las asociaciones civiles de profesores universitarios, la FAPUV y la de los profesores jubilados, quienes han sido escuchados y han sido testigos de la disposición en establecer una nueva manera de relaciones contractuales, en el marco de socialismo bolivariano y chavista, que hace posible ese nuevo "Estado social de justicia y de derecho", según el texto constitucional.

En cuanto, a las nuevas relaciones sociales de producción, no ha sido fácil, pero tampoco traumático, el hecho de asimilar que la vieja concepción de "patrono" del Estado capitalista ha quedado atrás, gracias a la novísima Ley Orgánica del Trabajo, de las Trabajadoras y de los Trabajadores (LOTTT), para dar paso al criterio de "entidad empleadora", en una relación horizontal, que acuerda con los trabajadores sus relaciones contractuales, con los compromisos que derivarán de este IICCU, incluso, los representantes de las asociaciones civiles que se han negado a sindicalizarse y a reconocer lo contenido de la LOTTT, con su presencia y valiosa participación activa y aún con su abierta oposición al régimen y al gobierno, han empezado a entender que la entidad empleadora es el MPPEUCT, en representación del Ejecutivo Nacional y del Estado, quedando para la historia de las oscuras golondrinas la vieja conseja de que los rectores eran los "patronos" y dueños de feudos, que establecían relaciones contractuales de manera vertical y con todos los vicios crematísticos que en el pasado reciente conocimos de ellos.

Lo anterior comentado representa un gran logro en favor de los trabajadores, a pesar de que aún, algunos disociados psicóticos, de manera violenta, gritan a los cuatro vientos que "los profesores universitarios no somos trabajadores", porque en la vieja República celestina, mediante la "ignorancia aprendida", se les hizo creer a los académicos, que por ser profesores universitarios, eran unas luminarias esclarecidas, por encima de todos los trabajadores, lo que los llevó a creer que eran una "aristocracia", en una especie de "apeirón", aunque defecasen y miccionasen, tal y como hacen el resto de los mortales trabajadores. Hoy, la mayoría de los profesores universitarios han asimilado y aprendido que, aún sabiendo mucho, son tan trabajadores como el obrero y el empleado.

Pero, en lo que respecta a las relaciones sociales de producción relativas al subsistema universitario, hay quienes aspiran a que el cálculo de las llamadas "Tablas de Sueldos", sean de acuerdo con el "Apóstrofe de la alteridad", por decirlo con pedantería académica, es decir, que el tope en la escala de los obreros, sea el piso, que según ellos, ha de estar por debajo de un profesor de categoría "Instructor", por aquella vieja conseja que todavía gravita en el ámbito universitario, de que los profesores están por encima de los empleados y obreros, además de otra muy laxa, cuya carga de resentimiento y complejo de inferioridad han llevado a señalar que "ellos se han fuñío mucho estudiando".

Estas aberraciones y absurdos que, por ejemplo, no conciben que un obrero con méritos laborales y con veinte años de servicio, pueda cobrar igual o más que un profesor de categoría asistente o agregado, aún gravita en el ambiente, aunque como estamos estrenándonos en un nuevo Estado social de justicia y de derecho, seguramente, este absurdo no se impondrá en estas negociaciones en el marco de la Reunión Normativa Laboral.

Hay, a pesar de las intenciones de buena voluntad, falsas creencias disfrazadas de legalidad y de verdad. Por ejemplo, existe un falso criterio con aquello de que un vicio o aberración, por el hecho de que en el pasado fue firmado en las derogadas "actas convenio" o "instrumentos normativos", ahora quieren traficarlo en el IICCU como "derecho adquirido", retorciendo el criterio de la LOTTT, de que los derechos son progresivos, pero callando que todo lo que viole la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV: 2000), es írrito e ilegal, por lo tanto, ha de eliminarse, como esa aberración del falso derecho adquirido de que los hijos de profesores, empleados y obreros, heredan el derecho al cupo, cuando sabemos que este criterio viola la igualdad de condiciones para todos los bachilleres, que, afortunadamente, con el novísimo Sistema Nacional de Ingreso (SNI), empieza a conjurarse.

No nos extrañe que por este camino, algunas autoridades universitarias apliquen el derecho de Prima Nocta, en algunos aspectos de la vida universitaria, dicho esto en términos metafóricos, lo que ha hecho que, en estas universidades diseñadas al servicio del Estado burgués, la mayoría de los profesores hayan aprendido primero, a arrastrarse en el subsuelo hasta que consigan la estabilidad laboral o el máximo grado escalafonario, cuya válvula de escape es la de reprobar a jóvenes estudiantes, para drenar así, la prima nocta en la que a esos académicos les reventaron sus espigas.

Otra aberración de la que debemos apostar por liberarnos en el marco de la Reunión Normativa Laboral, para alcanzar el IICCU, podemos verla en que la figura del "Profesor Tiempo Convencional", con siete (7) horas no existe, dada la carga horaria de las asignaturas, en su mayoría, excepto por alguna materia electiva, que no es lo común. Resulta que a muchos les resulta trabajar en tres universidades diferentes, tres cargos como convencionales y terminan ganando muchísimo más que un profesor Tiempo Completo, Tiempo Integral o Dedicación Exclusiva, además de que estos últimos, presupuestariamente, les salen más caros al Estado, lo que deviene en otros vicios que muchos rectores practican, como lo es el descomponer una partida de un cargo de dedicación exclusiva, en tres cargos convencionales.

En otras circunstancias, hay casos en los que montan esta dedicación del Tiempo Convencional, como forma simulada de flexibilización laboral, además de darle credencial y el estatus de profesor universitario a aspirantes a jueces o magistrados y a los panas de esos oposicionismos que andan trabajando para la NED, la CIA, con disfraz de ONG`s a los que protegen y les montan toda la logística, amén de que el cargo de profesor universitario les sirve de mampara y cuartel en donde están formando esa generación de asesinos y descuartizadores entrenados por paramilitares.

Y en ese orden de ideas aberrantes, tenemos el caso de los llamados "auxiliares docentes", que no son docentes, ni profesores universitarios, pero se hacen llamar como tal. Resulta que a estos personajes, no se les estimula a pasar a hacer carrera académica como personal docente y de investigación, porque sus sueldos están por encima, por ejemplo, de un profesor instructor y asistente, al que se le exigió un concurso de oposición y se les exige maestría, investigación y extensión universitaria. En este caso, sí se hace necesaria la jerarquía de sueldos, porque se trata de un solo y mismo hecho, el académico, porque los roles son afines.

Estas locuras que generan aberración, bien podrían conjurarse en el marco de la Reunión Normativa Laboral y, la circunstancia es propicia, porque la demagogia electoral no alcanza a los auxiliares docentes, porque en términos de número de votos no representan mayor peso en las elecciones de las asociaciones civiles de profesores (que no son signatarias, ni adherentes, por cuanto no administran contrato colectivo), ni en la Federación que agrupa a los profesores bolivarianos, FENASINPRES, la que, a pesar de toda presión externa, no ha caído en chantajes electoreros, a la vieja usanza de la IV República.

Ahora bien, las aberraciones y vicios heredados de la IV República, apenas mencionados anteriormente, no pueden hacernos soslayar otras que son de alto calibre económico y que son las fuentes del enriquecimiento ilícito, tales como: los cobres en bolívares, dólares y euros de los llamados Fondos de Jubilación que jamás jubilaron a nadie, que hoy son, no la caja chica, sino el gran emporio económico del que disponen las autoridades universitarias, en conchupancia con algunos gremios. En relación con estos fondos, la Contraloría General de la República (CGR) dio instrucciones específicas de retorno al Fisco Nacional y a quienes se les descontó, por varias vías que los beneficien colectivamente. A esas instrucciones, ningún rector universitario le hizo caso, porque sencillamente, ha imperado la impunidad, mientras que, llama poderosamente la atención, que los gremios en su mayoría, a sabiendas de que el total de estos recursos, sobrepasa en millardos varios años de presupuesto universitario, han hecho un estruendoso silencio ominoso, al respecto, lo que ha podido servir, para que los trabajadores hubiesen podido tener mejores sueldos y la posibilidad de que el "salario social" sea cubierto de manera que el salario real y el salario integral de los trabajadores puedan ser protegidos por el Estado venezolano, con los gremios constituidos como "Consejo de Administración", sueño que hasta ahora, se perfila como fantasía afiebrada de bisoños, porque los trabajadores del subsistema universitario, cuanto más académicos, más desconfiados son de las insospechadas posibilidades, lo que ha llevado a muchos gremios a creer más en sus autoridades universitarias que guisan y picotean a sus antojos junto con los ipp`s estos dineros destinados para el HCM, solo por "el coco" de que el centralismo del Estado no administre en favor de todos los trabajadores, con sus gremios como garantes, porque lo que está de fondo, de manera subyacente, es el criterio del "Estado mínimo", como práctica neoliberal que muchos llevan en la sangre, amén de que el sueño de que el Sistema Integral de Seguridad de los Trabajadores aún no se ha concretado.

Otro asunto que no puede soslayarse en el marco de la Reunión Normativa Laboral, que ha hecho que muchas autoridades universitarias y gremios se lucren hasta para su tercera generación y que a pesar de que la mayoría de los institutos de previsión social (IPP`s) han sido quebrados, tienen que ver, con aquel afán de que el Estado les sigan mandando los cobritos a los rectores, vicerrectores y a los ipp`s, para cubrir lo correspondiente al sistema de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), vicio que ha convertido en hipermillonarios a los pillos que todos los gremios universitarios conocen y a las empresas de seguros, pero que, no han beneficiado a los trabajadores, al menos, a la mayoría, por cuanto el HCM ha terminado saliendo del sueldo de quienes pueden pagar esas altas pólizas que en las universidades, institutos universitarios, colegios universitarios y UPT, les han impuesto a todos, con la más repugnante discriminación social, porque, la verdad sea dicha, quien pague una póliza de Seguro, se queda sin sueldo y sin con qué comer, razón por la cual, es preferible y más rentable para el trabajador, que el Estado financie el HCM sin descontarle al trabajador, lo que en definitiva, protegería el sueldo del trabajador, a tener que erogar en salarios por la estratósfera, pero que se convierten en sal y agua, gracias al guiso de autoridades universitarias, empresas de corretaje, empresas de seguros, institutos de previsión social y gremios celestinos y/o cómplices de la tajada.

Respecto del Salario Social, esto es posible, solo en socialismo. Pero, esta posibilidad no puede quedarse en un rosario o diarrea discursiva de buenas intenciones. Vemos aturdidos, cómo los oposicionistas estacionan cerca de los espacios de sus guarimbas, las hermosas camionetas chinas, Chery, además de los carritos chinos y de Venirauto, mientras que un obrero, una profesora o un empleado, no tienen acceso a estos vehículos, porque sus sueldos no alcanzan ni para pagar la vacuna que inescrupulosos corruptos cobran por el cupo de estos vehículos que el Estado se ha preocupado en que se fabriquen para el Pueblo.

Así también, podemos afirmar que muchos jubilados nuestros quieren acceso a los planes de los hoteles VENETUR, pero nunca hay cupo para ellos. Y las parejas jóvenes de nuestras comunidades universitarias quieren ver sus viviendas construidas, a precios solidarios, intercambios entre universidades dentro y fuera del país, entre otras bondades posibles en esta revolución. También, debemos agregar que hay absurdos, como pedir que el Bono de Doctor sea parte del salario integral de los profesores, además de confundir "pensión", que es lo que cobran los jubilados, con "sueldo", que es lo que cobran los trabajadores activos, según la LOTTT, porque eso no es un capricho del Presidente Nicolás Maduro, ni del ministro de turno. Ojalá, sí, a partir de la firma de este IICCU, los obreros y empleados, cobren el bono de doctor, como incentivo que es, por haber alcanzado el título de quinto nivel, al igual que lo cobran los profesores, quienes también son trabajadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4458 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a212857.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO