Osorio, las colas continúan, la escasez continúa

Han pasado ya varias semana desde que el ministro de alimentación  anuncio que se eliminaría el uso del terminal de la cedula de identidad ya que la colas se estaban acabando, la falta de productos estaba mermando y todo volvía a la normalidad,  recibí con mucha alegría dicha noticia, he salido de comprobar de forma empírica si es cierto dicha noticia, en dos oportunidades que he tenido el resultado es contrario a lo manifestado por el camarada ministro, en la actualidad quienes están contra el gobierno generan zozobra, confusión y desespero en la población al anunciar constantemente que se están quedando sin inventario, y las personas se lanzan a comprar lo que necesitan y lo que no necesitan, incrementando las ganancias de los especuladores importadores, forzando al gobierno a acelerar la entrega de divisas para continuar con el saqueo, no son sancionados por jugar con las sensaciones del consumidor, y la respuesta revolucionaria es hacer la revolución con las armas melladas del capitalismo.

Camarada, si la población ya se encontraba cumpliendo de forma disciplinada cumpliendo con esta norma de realizar las compras por terminal de cedula de identidad, ¿Cuál fue la relación que lo motivo a quitar esta normativa? El resultado es que vivimos en un país con ocupación disfrazada, con casi 3 millones de pensionados, entonces las personan van todos los días al supermercado, y aunque el capta huellas evita comprar un artículo en menos de una semana no se evita que todos los días las personas estén en supermercados cazando artículos para llamar a demás personas y realizar compras masivas con lo que no se acabara el desabastecimiento, si se hubiese continuado con el terminal de cedula de identidad, se hubiese evitado que las personas asistan en grupos y generen caos en las redes de distribución de alimentos públicas o privadas,  siendo las públicas las más golpeadas debido a que son las que venden a precios accesibles a este pueblo que el salario se le hace agua entre las manos.

Finalizo recodándole que cuando existen ingresos que no provienen del trabajo formal el individuo prefiere tener más ocio, por lo que se aleja del trabajo y el socialismo es la sociedad del trabajo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5050 veces.



Roberto Hernández G.


Visite el perfil de Roberto Hernández G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández G.

Roberto Hernández G.

Más artículos de este autor