A propósito de ser ciego

El bolívar ha muerto

"(…) He sido víctima de mis perseguidores que me han conducido a las puertas del sepulcro (…) Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro".

Simón Bolívar – La Última Proclama- Santa Marta, 10 de Diciembre, 1830

No hay nada más lapidario en aceptar que la moneda nacional, esa con la cual los trabajadores, es decir, la inmensa mayoría de los venezolanos deben sustentar su vida, no vale nada. Peor, es aceptar que por culpa de una "guerra económica", un gobierno haya permitido que tal guerra haya destruido la economía de un país, al punto de terminar "rodilla en tierra" sucumbiendo ante el enemigo. ¿Y cuál fue el origen de esa "guerra económica"? Pues nada menos que el haber gastado miles y miles de millones de dólares en esa misma economía improductiva, sobre la cual tardíamente vino a darse cuenta que el promover importaciones no sólo agotó un modelo rentista, sino que para colmo terminó infectada por cúpulas corruptas del poder político, financiero y "empresarial" quienes se apoderaron cual motín de Alí Babá y los 40 ladrones de una riqueza que nos pertenecía a los venezolanos, y quienes tristemente hemos quedado con las manos vacías, pagando una crisis de inflación, especulación, escasez, y hasta en desesperanza.

En nuestro caso, ha sido tal el desparpajo de las élites corruptas, que han permitido que las transnacionales, comenzado por las imperialistas, impongan a los venezolanos la venta de sus modernos vehículos e imponentes camionetas en dólares, decisión que no sólo viola la Constitución Bolivariana, sino que dejará en claro en el país, quienes son los opulentos y quienes nos hemos convertido en el proletariado, ya no sólo explotado por "viles" empresarios, sino por un Estado, el cual ha decidido que además que nuestros salarios sigan siendo en bolívares, la mayoría de quienes trabajan en la administración pública y privada tampoco puedan devengar ingresos superiores al salario mínimo, no importa cuál sea su formación académica o profesional.

En otras palabras, si alguien quiere determinar el nivel de vida de una familia venezolana, le bastará ver esta semejante decisión "socialista" de vender bienes en moneda extranjera (dólares) y que los trabajadores, incluso de la misma compañía, que ahora venderá sus "productos" en esa divisa, tengan que conformarse con ganar sueldos miserables en una moneda que lamentablemente con el nombre del Libertador, se devalúa diariamente. ¿Aceptarán esos trabajadores esa medida? O en contrario ¿Habrá una huelga que agudice aún más la "guerra económica" esta vez supongo por culpa de los trabajadores y no del Estado quien sin objeción alguna acepta la condiciones que le impongan empresas extranjeras en suelo patrio?

Para desgracia del país, desde la pérdida física de Hugo Chávez, nos ha quedado una cúpula parasitaria en lo político que vive del delirio. Un gobierno que mantiene un convenio de subvención con Cuba en suministro también de petróleo, pero Raúl Castro firma convenios de explotación para búsqueda de crudo en su plataforma continental con una petrolera francesa. Un gobierno que dice haber llegado al Mercado Común del Sur (Mercosur), pero no escuchamos declaración de algún funcionario de esos países diciendo que han enviado a Venezuela determinadas toneladas de alimentos para suplir nuestras necesidades de consumo. ¿Por qué será? La respuesta es inteligible a través de otra pregunta. ¿O ellos también son aliados de la "guerra económica" o no tenemos dólares para asociarnos en sus proyectos energéticos o para comprarles sus productos?

Y si la crisis es de tal magnitud y el gobierno de Maduro dice que tiene la mayoría del pueblo a su favor, ¿por qué no aumenta el precio de la gasolina de forma inmediata, si sabemos que semejante subsidio sólo beneficia a quienes poseen vehículos, ahora comprados en moneda extranjera, y que tal erogación representa para el país, más de 10 mil millones de dólares anuales? ¿Hipocresía socialista? ¿Nueva lógica del capital? ¿O nueva lógica del socialismo?

El bolívar como moneda ha muerto. Ojalá y esta otra muerte de Bolívar sirva para lograr la unión y que el Libertador, finalmente puede descansar en paz en su sepulcro. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8250 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a207956.htmlCd0NV CAC = Y co = US