PNUD: poder, pobreza y crisis del agua

La crisis mundial del agua viene siendo investigada por las Naciones Unidas desde hace cinco décadas, pero solo en el informe del año 2006, cuando Naciones Unidas dedicó todo un informe con él titulo arriba mencionado. Hay un dicho popular totalmente cierto, sin agua no hay vida en  este planeta. Se sostiene actualmente que las próximas guerras no solo serán por petróleo sino también por el agua. La mitad de la población del planeta no tiene acceso al agua potable y no tiene energía eléctrica permanente. 

Al no tener agua potable la diarrea es una de las principales causa de la mortalidad infantil en el mundo, desde el año 1990 han muerto mas niños por enfermedades gastrointestinales que personas durante la segunda guerra mundial que se calculan que fallecieron más de 70 millones de personas. Ahora bien, millones de personas no tienen acceso al agua potable, pero no debido a la escasez sino a la exclusión que provoca la pobreza, la desigualdad y la incompetencia de sus gobiernos. La clave para superar la crisis mundial del agua está en combatir todos estos problemas.

El saneamiento y el acceso al agua potable han sido siempre elementos fundamentales para el desarrollo humano, al ser privado de ellos las enfermedades se cobran millones de vidas de los pobres de este planeta.  Desde el comienzo del siglo XXI estamos explorando nuestro sistema solar, sin embargo, mas de dos millones de niños mueren al año debido a la falta de un vaso de agua potable y cerca de 2.600 millones de personas no tienen un saneamiento adecuado, o sea falta del sistema de aguas servidas, muriendo la mayoría  por  la enfermedad del cólera.

Ésta una enfermedad infectocontagiosa causada por un microbio llamado vibrión colérico. El microbio se instala en el intestino de las personas y se elimina a través de la materia fecal, contaminando así las aguas y los alimentos. Y se contagia por beber agua ó ingerir alimentos contaminados con materia fecal ó vómitos. También las moscas, cucarachas y otros insectos pueden facilitar la transmisión de la enfermedad. Todos los años mueren cerca de 1.8 millones de niños como consecuencia de la diarrea y otras enfermedades causadas por el agua sucia y por falta de saneamiento suficiente.

Las personas más pobres del planeta están pagando un precio muy caro por el agua, debido a la limitada cobertura de redes de abastecimientos en todos los barrios pobres y asentamientos improvisados en los que sobrevive la población necesitada. La comunidad internacional no logrado que este tema del agua y el saneamiento sea una prioridad para el desarrollo en torno a los objetivos del desarrollo del milenio. Venezuela ha cumplido con esta meta del milenio.

Conclusiones a) Si bien es cierto que actualmente podemos decir que el planeta no se está quedando sin agua, sin embargo,  existen más de 3.000 millones de habitantes que no tienen acceso al agua potable. b) por razones de contaminación y mal uso de los recursos, como tala  y quema indiscriminada de bosques los ríos se están secando. Los niveles de la capa freática están disminuyendo y los ecosistemas dependientes del agua se están degradando. En otras palabras los habitantes de planeta estamos acabando con el agua, una deuda ecológica insostenible que heredaran las futuras generaciones. Esto junto a las amenazas del cambio climático por el calentamiento global, conjuntamente con el deshielo de los glaciares forman parte del desafío que nos acecha.

www.todosobrederechoshumanos.blogspot.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1441 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a194313.htmlCd0NV CAC = Y co = US