Presidente ¿Cadivi y Sicad paralelo de Abreu? milmillonarios proyectos, viajes permanentes ¿intocable? ¿revisión? ¿o hipoteca?

Las orquestas del doctor Abreu siguen viajando consuetudinariamente por todo el mundo como si nada pasara en Venezuela; siguen viviendo en el oasis saudita trayendo invitados y haciendo saraos euroadictos; para ellos Cadivi, Sicad, sacudón y fiscalización; son palabras vacías, no tienen el menor sentido (amén de que no tienen problemas con las líneas aéreas, siempre hay boletos para ellos).

 

Deben saber los venezolanos, que dicha corporación (ya no solo de orquestas, averigüen las otras inversiones concomitantes de ese imperio), está protegida desde hace años (que no asignada) por la Vice-Presidencia, porque  en su funcionamiento ES AUTÓNOMA: no rinden cuenta y cuando llenan un procedimiento tonto les dan una ayudadita...(Temir P es directivo de la corporación, afilada punta de la antípoda a procesos independentistas, liberadores o autonomistas, alter ego del economista Abreu en materia Cultural).

 

Traten de ir con cámaras a la Santa Sede (Quebrada Honda), o a cualquiera de sus dependencias importantes, y verán como una guardia pretoriana no les dejará filmar ni entrevistar a nadie sin un supuesto permiso...¿Qué ocultan?, ¿por qué el gobierno no permite el debate abierto en torno a esta oquedad sin fondo que cada día engulle más y más divisas de TODOS LOS VENEZOLANOS?

 

Cómo interpretar que a la dirigencia y el funcionariato no le importen para nada los análisis antropológicos, sociológicos y hasta semióticos que se han hecho de la corporación de orquestas de Abreu, es decir, la inversión más costosa de la nación a cambio de la dependencia. Cada crítica al intocable y SU proyecto pareciera desatar el odio que nos tiene cierto contingente del gobierno, una cofradía subjetiva que se fundamenta en la ausencia de discusión, y la vacuidad intelectual que elude el núcleo o esencia de los problemas para abordar prioridades electorales sin importar las consecuencias.

 

Y es que además, no quieren percatarse de que el impacto propagandístico de estas instituciones incluye el desprecio, subestimación o descalificación hacia otras manifestaciones musicales (y de otras disciplinas artísticas): el contenido del video “tocar y luchar”, así como algunas películas de guionistas y realizadores venezolanos y extranjeros, contienen valores formales presentados de una manera subliminal que inducen al concepto decinomónico y eurocentrista de “alta cultura”, representado por la corporación de orquestas, con su correspondiente materialidad subyacente.

El libro sobre “el sistema” de la periodista Borzacchini (quien además fue defensora acérrima de Abreu y sus proyectos, a través de sus columnas pizzicatto y  pizzicatiño en el diario El Nacional), es más explícito en cuanto a la genuflexión o posternación hacia ese proyecto: el fanatismo (que es una aberración sicótica); de hecho, el libro de la periodista fue auspiciado y presentado por la Banca Privada, apadrinado por Salvatierra (quien FIRMÓ EL DECRETO DE CARMONA).

 

En mi caso, la crítica la he orientado al aspecto conceptual y metodológico, y la manera como estas orquestas devienen en instrumentos de la neo-colonización, palabra que se advierte bien como ornato en algunos discursos de la efervescencia política, pero que no tiene ninguna aplicación práctica en Venezuela en materia cultural, que es donde más golpea a una sociedad, ya que la convierte en perpetuadora de su subalternidad, al otorgarle hegemonía a los valores de la dependencia cultural proyectados en la psiquis del niño como valores inmejorables, supremos, perdurables.

 

Así, se les hace percibir a la orquesta y su repertorio euroadicto como la conclusión de un proceso EVOLUTIVO de toda la humanidad, llevado a cabo por europeos que vienen a ser representantes del nivel de desarrollo más elevado de la especie humana, de incalculable mérito, inteligencia, aptitud, capacidad, competencia... apuntalando este concepto en la mente de los niños a través del sistema de percepción categorial, con el sádico pretexto de que así saldrán de la miseria (reforzado en el proceso de clasificación del sistema nervioso, como cuando se fija el idioma materno).

 

Obviamente, no tengo nada que discutir con los venezolanos que se sienten culturalmente bien representados en el mundo a través de la música de Mozart, Haydn, Tchaikowsky, Mahler, y otros compositores de CUATRO países de Europa esencialmente, y de doscientos años de su historia; que es el repertorio principal que llevan estas orquestas ante el mundo.  No creo que los venezolanos debamos prohijar la música que hicieron los europeos en un momento específico de su cultura; es una parte de la heredad colonial, pero NO ES NUESTRA.

 

Los otros subproductos periféricos que ofrece la corporación de Abreu para justificar la danza millonaria de divisas que recibe (y edulcorar el ambiente), como por ejemplo la Misión Alma Llanera y algunas agrupaciones de música urbana, representan algo así como una fogata al lado de la bomba de Hiroshima, en cuanto a manejo de recursos y difusión.

 

Cada vez procuran hacer más discretas las salidas al exterior de gigantescos contingentes y acompañantes (en una historia sin fin de usufructo de divisas), porque cada vez, hay más venezolanos indignados con semejante entuerto cultural que hasta ahora ha producido:

 

  • el monopolio absoluto del ámbito de la música del entorno académico y parte del popular;
  • la preeminencia o favoritismo del gobierno, instituciones y empresa privada para acceder a los recursos financieros;
  • un director estrella especialista en música de Europa central;
  • unos excelentes instrumentistas que no conocen la música de los compositores venezolanos (ni les interesa, la vergüenza étnica ya habita en ellos);
  • la ocupación de los mejores espacios físicos para la actividad cultural;
  • muchas empresas de apoyo creadas a la sombra del sistema, que reciben su cuota en la danza de millones, y que a nombre de la supuesta cultura universal, se creen con el derecho de esfumar las divisas de todos los venezolanos;
  • una casta de funcionarios y operadores que nadie puede apercibir o emplazar;
  • un círculo de favoritos y favoritas para quienes obtener divisas y adquirir un boleto de avión es un juego de niños;
  • la afirmación voluntaria y orgánica de los lazos que perpetúan la dependencia cultural a través de los códigos que las culturas hegemónicas han hecho universales;
  • la satanización y cerco de quienes practican la crítica reflexiva;
  • saciar  la "euro-ilusión" de una porción muy diminuta de la población a costa de la exclusión de las grandes mayorías interesadas en su propio devenir;
  • adoquinar las mentes de los venezolanos para que piensen con naturalidad que HAY QUE ENVIAR PERMANENTEMENTE A ESTAS ORQUESTAS POR EL MUNDO PARA QUE SE SEPA QUE EN VENEZUELA SE HACE MÚSICA EUROPEA MEJOR QUE EN EUROPA, y con esto igualamos, por lo menos en apariencia, a nuestros amables usureros;
  • el desmantelamiento de una red de escuelas de música que en todo el país formaron en el siglo XX todo lo que brilló de nuestra cultura musical (Sojo, Lauro, Estévez, Bor, Ruiz, etc), desde una perspectiva reflexiva (aunque conservadora en algunos casos) y altamente exigente en cuanto a la formación integral del músico.
  • el monumental desequilibrio administrativo causado por la enajenación o hipoteca de los presupuestos de cultura a nivel nacional en beneficio de la corporación, en detrimento de otras disciplinas como la danza, el teatro, la plástica, la literatura, la poesía, el cine documental , la investigación.

 

Este artículo, a diferencia de otros de mi autoría en donde trato el tema con criterio conceptual, científico, antropológico y filosófico (P.P, sin tu permiso), solo pretende llamar la atención en torno al manejo de los recursos de TODOS LOS VENEZOLANOS, en un momento en donde el presidente de la república a anunciado una REVISIÓN A FONDO y estamos ante una crisis.

 

Como respuesta a este mensaje, probablemente se le otorgará a la corporación, en cadena nacional, una nueva asignación milmillonaria de recursos y divisas, así como para decirnos NO NOS IMPORTA lo que piensen...pero no subestimen...todo imperio cede y se desmorona...de hecho, cada vez hay más venezolanos que me han manifestado mas concordancias que discordancias con los puntos de vista que he expuesto...solo espero que tengan el aplomo de hacerlo público algún día...no temaís...mirad a Navarro y a otros dignos dirigentes.

 

Cada derrota es una identidad perdida (a medias), lo importante es no perderla completamente, como algunos que pregonan nuevas identidades después que al ser derrotados una vez, asumieron la identidad del contrario y luego se pregonan nuevamente impolutos defensores de los valores que abominaron; o aquellos que lograron el milagro de la doble identidad y son la mentira, que después de cortar la cabeza a la verdad, andan por el mundo usándola en sustitución de su rostro...como un antifaz.

salud!!!

 

VIVA PALESTINA

 

PD. Ahora que algunos chavistas han emplazado a el Juanes y Bosé (por lo de Palestina claro), ¿por qué no los invitan a que hagan aquel Mega concierto (negocio) por la Paz que fraguaban con su gran amigo ABREU?, y que se pronuncien por el crímen de lesa humanidad que comete el sionismo israelí contra la indefensa Palestina; a no ser que de un momento a otro, el doctor, el filántropo y adalit de la paz, viaje a Tel Aviv con una de sus tantas orquestas, celebrando la supremacía de la cultura hegemónica...el crimen del sionismo...con los fondos de TODOS los venezolanos.

 

PD. ¿Representan las orquestas de Abreu la multipolaridad pregonada por el comandante y planteada en el escenario de los BRICS?

 

PD. Con el presupuesto de un solo viajecito de una de estas orquestas, se podrían financiar muchos posgrados y proyectos de investigación en el campo educativo en Venezuela...vayan a la zona educativa del Ministerio de Educación en Carmelitas (Caracas), vayan a la Biblioteca Nacional (archivo de la nación) vean las instalaciones...contrastenlo con las estructuras y recursos que posee la corporación de orquestas...da vergüenza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9263 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: