Sensata y muy esperada su invitación, Presidente Maduro

Sólo los propios revolucionarios somos capaces de hacer reversible la Revolución Bolivariana. Los enemigos históricos de la revolución (la derecha y el imperialismo), no han podido con nosotros a pesar de que en el 2013 nos dieron durísimo, cuando se consumó el asesinato de Hugo Chávez; sólo si nos dividimos, si nos fraccionamos, si se imponen las tendencias y las facciones en el campo revolucionario, caerá la revolución y vendrá la restauración plena que la derecha tiene 15 años anhelando.

Después de la gran crispación que desataron en el seno del chavismo las opiniones escritas de viejos colaboradores y figuras cercanas a Hugo Chávez, el propio Presidente Maduro ha declarado recientemente “…llamé a pasar la página de las peleas que se han presentado, con cartas pa’cá, cartas pa’llá. ¡Ya, está bien! Ya nos dijimos todo lo que nos teníamos que decir. Listo. Ahora, la mano está extendida y el abrazo listo para dárselo a todos los compañeros que bueno… hicieron esto, que hicieron aquello. Y seguir el rumbo, el camino, la unificación de las fuerzas revolucionarias es lo más importante que hay que cuidar. Y construir lealtades colectivas, con el legado del Comandante Chávez. ¡Firmes, inconmovibles, con el proyecto revolucionario, con el pueblo de Venezuela, que es quien nos exige la lealtad y la disciplina máxima!” http://albaciudad.org/wp/index.php/2014/06/maduro-conduciremos-las-contradicciones-para-reunificarnos-con-algunos-companeros-con-los-cuales-hemos-tenido-diferencias/

Parece una sabia decisión la del Presidente y líder máximo de la Revolución Nicolás Maduro, esa de invitar a pasar la página de la polémica y de promover la unificación de las fuerzas revolucionarias, seguros estamos que las bases del chavismo celebran y aplauden este llamado de Maduro a construir lealtades colectivas para la defensa del legado de Chávez.

Habrá que ver cuál es la reacción de los sectores de la izquierda, descalificados de trasnochados por el Presidente en el fragor de los dimes y diretes, ante las recientes declaraciones de quien se aspira se convierta en el máximo dirigente de la revolución bolivariana. Mal podrían, dejarse llevar estos por egos heridos y por resentimientos que los lleven por el camino de la ruptura definitiva con Nicolás Maduro, quien goza del apoyo de las bases del chavismo.

El intenso debate que generaron las cartas debe nutrir a la revolución y debe servir para avanzar en la superación de las contradicciones de un proceso político que está obligado a dar saltos cualitativos en la superación de los obstáculos y deficiencias que frenan el transito del capitalismo a la sociedad socialista que aspiramos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1606 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: