Ideas primero que letras

En el mes de su nacimiento.

Simón Rodríguez anduvo buena parte de su vida pobre, pero lleno de ideas y dignidad. Sus acciones, experiencias, demostraron un carácter incansable por la causa social, política y económica de Nuestramérica. En su encuentro con Bolívar en el Perú (1825) ambos pudieron conversar acerca del Proyecto de Educación Popular y el desarrollo de las Escuelas Trabajo. Todos sabemos que las oligarquías de la época junto al clero se opusieron a tan digno proyecto, quedando escrito y olvidado en el tiempo y muy vilipendiado, como lo saben hacer los enemigos de las causas justas.

Quedó el maestro solitario por la vida, pero pertinaz y persistente en sus acciones, donde llegaba fundaba sus escuelas que pasaban desapercibidas, de igual modo dió consejos, pero nunca dejó de decir...”ideas ideas primero que letras”, para evitar revoluciones que dieran un costo mayor al pueblo.

Hoy en día el maestro Rodríguez sigue escondido, invisibilizado (sus obras completas están agotadas....no se consiguen...no se sabe si porque las compran o porque son peligrosas), no hay un centro de estudios o de investigación desde el magisterio que impulse sus legados en materia educativa, para darnos luces a los maestros que queremos transformar, menos aún se interesa nuestro modelo educativo por una filosofía que concrete los sueños actualizables del maestro.

Está ocupada nuestra escuela en la transmisión de conocimientos, tan llena de palabras huecas, sin sentido, tan ciega y sorda a la vez...tan esquemática y controlada por las secuelas neoliberales que llevamos por dentro, andan las instituciones prohibiendo...imponiendo... Andamos los maestros y maestras cada quien con su cada cual, sin mediar en una visión programática que articule el modelo y la educación para estos tiempos, andamos todos ocupados en “otras cosas”.

Aún está por escribirse en relación a qué o cuáles pedagogías están llenando de significados el hecho educativo en el país, de dónde provienen y si van por la senda del la transformación.

Nuestra historia educativa está tan llena de propuestas innovadoras como de sus derrotas, un empeño egoísta de quienes asumen los cargos de dirección que cortan los hilos de la historia sin tomar en cuenta el devenir de lucha que maestros y maestras venezolanos y venezolanas con sus organizaciones y documentos han dejado a medio andar... (habría que hacer una arqueología de todos los congresos, eventos, encuentros donde circulan documentos, los cuales se quedan frios) para luego andar las instituciones sin norte asumiendo modelos extranjeros, o las últimas modas, que ahondan mas nuestras contradicciones como país.

Desde Simón Rodríguez pasando por el Dr José María Vargas y los que le siguieron, con sus altos y sus bajos, con sus equivocaciones y asertividades, las voces del magisterio reclaman mejoras, pero también añaden elementos innovadores a la pedagogía como parte de las necesidades para avanzar...los debates se quedaron en esa historia, aún no definimos qué norte nos llama a insurgir desde esta escuela transmisiva, expoliadora, asistencialista y castradora de ciudadanos.

Aún no se define desde los problemas filosóficamente añejos y en las palabras de Alejandro Cerletti (2008,16) cuando expresa: “que cada acto educativo actualiza un problema filosófico y político fundamental que es cómo resolver la tensión entre reproducir lo que hay y dar un lugar a lo diferente que puede haber. La historia de la educación podría leerse a la luz del mayor o menor peso que se ha intentado dar a una u otra de estas alternativas”.

Ojalá venga de nuevo Eduardo Galeano (a ver si lo entendemos) a campanear que tomemos en cuenta “al loco” que allí está el germen de muchas ideas para la Escuela Latinoamericana, junto a otras ideas que andan regadas desde los movimientos idígenas, de mujeres y que tienen la piel de la liberación producto de tanto documentos elaborados y regados.

Habrá que hacerle una defensa a Simón Rodríguez, para que lo dejen seguir en el “Círculo Buen Sentido” contrario al “sentido común” como constructo de la burguesía... tan metido en nosotros y nosotras. Meternos en las venas de tanta explotación y reproducción en materia educativa a ver si en algo movemos la rueda de la historia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1894 veces.



Mirna Sojo

Militante del Movimiento Pedagógico Revolucionario (MPR)- Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe (ESRLC). Maestra normalista, Licenciada en Educación.

 omt991.2@gmail.com

Visite el perfil de Mirna Sojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: