Sindéresis

El Pancho de Chávez, siempre

Una audaz jugarreta de la oligarquía venezolana configuró, a los inicios de la revolución, el enfrentamiento entre dos lideres fundamentales de ella que perdurará en los anales de la historia como el suceso que mayores lecciones de rectificación política pueda aportar al proceso venezolano. Entonces la audaz jugarreta que propiciaran, quienes dividida quieren ver esta noble revolución, no se imaginaron que la trastada, esta revolución la convertiría en limpia fortaleza. Atenuaron con intrepidez los valores revolucionarios del Comandante Arias, le adularon hasta los más innobles propósitos, para hacerle ver que él era el hombre que debía apostarse en Miraflores y no ése Chávez ignorante y negroide sin merecimientos, decían. Le indujeron a una confrontación electoral, que para mal que les pese, lo que produjo fue el afianzamiento del liderazgo natural de Chávez. Por eso el proceso de profundas reflexiones que posteriormente sostuvo el Comandante Arias, constituyen un ejemplo de rectificación valiente, que ha dado nutrimento crítico a la revolución venezolana. El Comandante Arias es un ideólogo de la revolución. Sus actitudes políticas son siempre un llamado a la autocritica que él mismo se ha practicado. En labores de gobierno ha demostrado eficiencia y honestidad y ni esa misma oposición, que en vano empeño intentó utilizarlo para sus fines depredadores de la revolución, puede hoy sin ruborizarse endilgarle falaces actitudes. Y Chávez reconoce hoy públicamente ese valor fundamental de Arias concretado en la catarsis política. Porque Arias ha aceptado con humildad y casi taciturno, que una vez se equivocó, bajo el empujón hiriente de una burguesía nociva a los intereses naturales que el comandante Arias, siempre mantuvo. Y ahí esta el segundo comandante de la revolución. Ojala algún día que sea pronto, Acosta Chirinos, desemboque en el mismo delta político donde Arias con soltura confluye. Porque Urdaneta Hernández, al parecer ya no devuelve sus aguas que van cayendo al lodazal afrentoso que por desgracia hizo suyo. Un poco más Yoel, parece acercarse a Pancho, alejándose del Urdaneta extraviado. Por ahora el comandante Arias Cárdenas va con fuerza a la reconquista de la gobernación zuliana. Y esta vez, ya deslastrada la candidatura de improvisaciones precedentes y de las truculencias a la que conllevó el desespero de querer ganar en el Zulia, Arias como candidato natural se impondrá sin resquicio de dudas, en las elecciones de diciembre.

n_lacruz@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1634 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: