Los Derechos Humanos y las y los Afrodescendientes

La construcción del discurso político y conceptualmente de la palabra Afrodescendientes, pasa por entender, que cuando se cita o se utiliza exclusivamente es para describir a los grupos, pueblos, comunidades y los sujetos de ascendencia Africana u  origen, de igual manera define a los descendientes de los segmentos civilizatorios Africanos.

Esta terminología es una propuesta que nació al calor de las discusiones  de los movimientos sociales Afrodescendientes de las Américas y el Caribe.

Además es una creación de nuestros hermanos Afro brasileños  que mayoritariamente aceptamos por la amplitud  es decir, que donde quiera que estemos somos descendientes de  las y los africanos que fueron secuestrados de nuestra madre tierra África y esclavizados en este continente.

 Del tal manera que la conceptualización de la palabra Afrodescendientes aplica única y exclusivamente para los hijos de ese doloroso y condenable  proceso como  lo fue el colonialismo, la trata y la esclavitud.

Con esto se aclara el tema de que como todos venimos de África somos  afrodescendientes, como quieren algunos confundir sin tener conocimientos de la realidad histórica.

Y más aun el mismo término cuestiona  la práctica colonial discursiva que muchos pretenden esconder, como lo es la responsabilidad que tuvieron y tienen los países causantes de la trata, el colonialismo y la esclavitud la cual fue sometida África y la Aby Ayala mejor  conocida como América, donde ellos todavía quieren pasar campantes,  como que si no tuvieran nada que ver con esos crímenes de lesa humidad.

De modo que hablar de las y los afrodescendientes nos ubicamos en el discurso político, porque nos movilizamos para luchar por nuestros derechos en el marco de las políticas públicas que nos garanticen equidad y justicia social.

Dicho esto termino explicándoles también, que cuando hablamos, utilizamos esta conceptualización  Afrodescendientes los hacemos en el lenguaje de los derechos humanos, por el reconocimientos hecho por las Naciones Unidas en la Tercera Conferencia Mundial Contra el Racismo, La Discriminación Racial, la Xenofobia, la Intolerancia y sus Formas Conexas, realizada en Durban Sudáfrica en agosto 31 a septiembre 8 del año 2001,   así mismo, nos dignifica, reivindica a un continente, sus civilizaciones, sus culturas, sus espiritualidades y su ancestralidad.

En este sentido nos preguntamos donde están las organizaciones o individualidades  que dicen defender los derechos humanos, porque cuando vemos el Racismo expresado, promocionado,  difundido  y practicado en un diario venezolano en forma de caricatura, donde se señala y compara  a las y los Afrodescendientes  con excremento u aguas servidas con el atenuante que su editor dice “eso una tontería” en posteriores declaraciones hechas en su mismo diario.

Yo me permito recordarle que nos casualidad que Naciones Unidas allá realizado cuatro conferencias mundiales contra el Racismo, la discriminación Racial, la Intolerancias y sus Formas Conexas. Así este hecho es una violación fragante de los derechos humanos de las y los afrodescendientes, esta es la verdadera discusión y desde este espacio exhortamos a las autoridades encargadas de velar por los derechos fundamentales como lo es el ministerio público y la defensoría del pueblo a cumplir con sus obligaciones.

De la misma forma los remito a revisar los documentos elaborados por las naciones unidas en este tema del cual Venezuela es estado parte es decir firmantes de estos convenios e instrumentos jurídicos que tratan esa materia:

http://www.un.org/spanish/CMCR/durban_sp.pdf

Recordando que la Declaración y Programa de Acción de Viena, aprobada por la

Conferencia Mundial de Derechos Humanos en junio de 1993, exige la rápida y completa Eliminación de todas las formas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia,

Recordando la resolución 1997/74 de 18 de abril de 1997 de la Comisión de Derechos Humanos, la resolución 52/111 de 12 de diciembre de 1997 de la Asamblea General y las Resoluciones posteriores de esos órganos sobre la convocación de la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia.

Y Recordando asimismo las dos Conferencias Mundiales para Combatir el Racismo y la Discriminación Racial, celebradas en Ginebra en 1978 y 1983, respectivamente, Observando con grave preocupación que, pese a los esfuerzos de la comunidad Internacional, no se han alcanzado los principales objetivos de los tres Decenios de Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial, y que aún hoy un sinfín de seres humanos siguen siendo Víctimas del racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia.

 Recordando que el año 2001 es el Año Internacional de la Movilización contra el Racismo, La Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, año que tiene por Objeto señalar a la atención del mundo los objetivos de la Conferencia Mundial y dar nuevo Impulso al compromiso político respecto de la eliminación de todas las formas de racismo, Discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia.

Afirmando que el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de Intolerancia, cuando equivalen a racismo y discriminación racial, constituyen graves violaciones De todos los derechos humanos y obstáculos al pleno disfrute de esos derechos, niegan la verdad Evidente de que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y en derechos.

 Constituyen un obstáculo a las relaciones pacíficas y de amistad entre los pueblos y las naciones, y figuran entre las causas básicas de muchos conflictos internos e internacionales, incluidos Conflictos armados, y el consiguiente desplazamiento forzado de poblaciones.

 Plenamente conscientes de que, pese a los esfuerzos realizados por la comunidad Internacional, los gobiernos y las autoridades locales, el flagelo del racismo, la discriminación Racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia persiste y sigue siendo causa de Violaciones de los derechos humanos, sufrimientos, desventajas y violencia, que deben Combatirse por todos los medios disponibles y apropiados como cuestión de la máxima Prioridad, de preferencia en cooperación con las comunidades afectadas.

 Observando con preocupación que persisten los casos violentos de racismo, discriminación Racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, y que incluso hoy en día se siguen Proponiendo, de una u otra forma, las teorías de la superioridad de ciertas razas y culturas que Fueron fomentadas y practicadas durante la era colonial.

Alarmados por el resurgimiento y la persistencia del racismo, la discriminación racial, la Xenofobia y las manifestaciones conexas de intolerancia en sus formas y manifestaciones Contemporáneas más insidiosas, así como de otras ideologías y prácticas basadas en la Discriminación o la superioridad racial o étnica.

Rechazando enérgicamente toda doctrina basada en la superioridad racial, así como las Teorías que pretenden demostrar la existencia de razas humanas presuntamente distintas.

 Reconociendo que el hecho de no combatir y denunciar el racismo, la discriminación Racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, que es tarea de todos, especialmente de Las autoridades públicas y los políticos a todos los niveles, es un factor que alienta su perpetuación. 

Orígenes, causas, formas y manifestaciones contemporáneas de racismo, discriminación

Racial, xenofobia e intolerancia conexa

13. Reconocemos que la esclavitud y la trata de esclavos, en particular la trata transatlántica, fueron tragedias atroces en la historia de la humanidad, no sólo por

su aborrecible barbarie, sino también por su magnitud.

Su carácter organizado especialmente, su negación de la esencia de las víctimas, y reconocemos asimismo que la esclavitud y la trata de esclavos, especialmente la trata transatlántica de esclavos, constituyen, y siempre deberían haber constituido, un crimen de lesa humanidad.

 Y son una de las principales fuentes y manifestaciones de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, y que los Africanos y afrodescendientes, los asiáticos y las personas de origen asiático y los pueblos indígenas fueron víctimas de esos actos y continúan siéndolo de sus consecuencias.

 Reconocemos que el colonialismo ha llevado al racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, y que los africanos y los afrodescendientes.

 Reconocemos y afirmamos que al comenzar el tercer milenio la lucha mundial

Contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, en Todas sus formas y manifestaciones odiosas y en constante evolución, es un asunto prioritario Para la comunidad internacional, y que esta Conferencia ofrece una oportunidad única e Histórica de evaluar y determinar todas las dimensiones de esos males devastadores de la Humanidad con vistas a lograr su eliminación total.

Entre otras cosas mediante la adopción de Enfoques innovadores y holísticos y el fortalecimiento y la promoción de medidas prácticas  y eficaces a los niveles nacional, regional e internacional.

34. Reconocemos que los afrodescendientes han sido durante siglos víctimas del

Racismo, la discriminación racial y la esclavización, y de la denegación histórica de muchos de sus derechos, y afirmamos que deben ser tratados con equidad y respeto de su dignidad, y que no deben sufrir discriminación de ningún tipo.

Por lo tanto, se deben reconocer sus derechos a la cultura y a la propia identidad; a participar libremente y en igualdad de condiciones en la vida política, social, económica y cultural; al desarrollo en el marco de sus propias aspiraciones y  costumbres; a tener, mantener y fomentar sus propias formas de organización, su modo de vida, cultura, tradiciones y manifestaciones religiosas; a mantener y usar sus propios idiomas; a la protección de sus conocimientos tradicionales y su patrimonio cultural y artístico; al uso, disfrute y conservación de los recursos naturales renovables de su hábitat y a participar activamente en el diseño, la aplicación y el desarrollo de sistemas y programas de educación, incluidos los de carácter específico y propio; y, cuando proceda, a las tierras que han habitado desde tiempos ancestrales.

35-Reconocemos que, en muchas partes del mundo, los africanos y los afrodescendientes tienen que hacer frente a obstáculos como resultado de prejuicios y discriminaciones sociales que prevalecen en las instituciones públicas y privadas y nos comprometemos a trabajar para erradicar todas las formas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia conexa con que se enfrentan los africanos y los afrodescendientes.

 Con esto queremos demostrar y desmontar la ignorancia sin laguna que tiene ciertas y determinadas personas en esta materia acusando sin fundamento científico, teórico ni practico en el tema de las y los Afrodescendientes y sus luchas contra el Racismo, la Discriminación Racial, la equidad y la justicia social. Del manera que no nos queda duda que el discurso político afrodescendientes se inscribe en el marco de los derechos humanos legítimamente reconocido por los organismos multilaterales que tratan esta materia.

jorgeguerreroveloz@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6679 veces.



Jorge Guerrero Veloz.

Miembro de la Red de Organizaciones Afro-Venezolanas. Autor del libro La presencia africana en Venezuela

 jorgeguerreroveloz@hotmail.com      @guerrero_veloz

Visite el perfil de Jorge Guerrero Veloz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: