Aportes para la discusion de la LOT

La discusión de la nueva Ley Orgánica del Trabajo Bolivariana y Socialista, que culminara en su aprobación, mediante un decreto ley, del Comandante Presidente Hugo Chávez, bajo el marco de la ley habilitante de 2.011, se da en un escenario político, social, económico caracteriza la lucha clase en Venezuela, que en la coyuntura de la Revolución Bolivariana de Venezuela, la vía Venezolana hacia el Socialismo del Siglo XXI, viene siendo determinada por las siguientes contradicciones.

Contradicciones existentes en la Revolución Bolivariana Socialista

Los cambios, en la sociedad son ocasionados por el desarrollo de las contradicciones internas de estás, es decir, que los cambios de la sociedad se deben al desarrollo de sus contradicciones internas, o sea, las contradicciones entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, entre las clases, entre lo nuevo y lo viejo. Las causas externas constituyen la condición del cambio, las causas internas su base, sobre la cual actúan las causas externas.

Por lo cual, los cambios políticos, viene determinado por las contradicciones que existente en la sociedad Venezolana de hoy, las cuales están condicionada e influenciadas, por las condiciones geopolíticas internacionales, donde debe actual la sociedad Venezolana, en la actual etapa de globalización mundial. Unas vienen desde la época cuando se instalo la IV república en 1830, otras aparecieron incipientemente hacia 1870, con génesis de la clase obrera, que se fortalecieron con la explotación petrolera, otras aparecieron entre el inicio de la década de los años 60 del siglo XX y se fortaleció a partir de los años 90, por último, las que viene apareciendo con el proceso revolucionario bolivariano mismo.

Con la agudización de la lucha de clase en Venezuela, con la revolución bolivariana socialista, vía venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, viene aflorando las contradicciones existentes desde 1830, que fueron matizadas por la derrota político militar de la vanguardia aventurera y foquistas (PCV, MIR, PRV-Ruptura, Liga Socialista-OR, PRIN, Tupamaros, MRT, Punto Cero, Bandera Roja-CLP-MDP-UJR, MAS, y otros), de los años 60.

Las contradicciones, existen en todo proceso social, desde el inicio del mismo hasta el final, en la sociedad venezolana, una sociedad dividida en clase, con relaciones de producción capitalistas, con fuerzas productivas capitalistas, subyugada por el imperialismo yanqui (imperialismo Ingles hasta la aparición del petróleo), en la actual etapa de empresas transnacionales globalizadas, con el predominio del capital financiero especulativo y del capital comercial importador, sus contradicciones internas se encuentra presente desde la implantación del sistemas capitalistas en el país, la cual podemos situar, como referencias, hacia 1830, que se consolido con la explotación petrolera a finales de los años 20 del siglo XX, hasta la revolución bolivariana, vía venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, donde aparecen otras contradicciones, que definen a dicha revolución, coexistiendo con las contradicciones preexisten desde 1830, porque aun persiste el sistema capitalista, instaurado y consolidado desde entonces hasta la fecha.

La actual coyuntura política Venezolana, viene siendo definida por un importante número de contradicciones, de ahí  la complejidad de la revolución bolivariana, vía venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, por lo tanto estas contradicciones no pueden ser tratadas de una misma manera, debido a que cada una tiene su propia particularidad, así como tampoco, los dos aspectos de cada contradicción, pueden ser tratadas de una misma forma, debido a que cada uno tiene sus propias características. El estudio de los dos aspectos de cada contradicción, es el único medio para llegar a comprender el conjunto. Comprender cada uno de los aspectos de una contradicción significa comprender qué posición específica ocupa cada uno de ellos, que formas concretas asumen sus relaciones de interdependencia y contradicción con su contrario.

En cada proceso histórico y social existe una contradicción fundamental, la cual es la esencia del proceso, la cual permanecerá  presente mientras el proceso no culmine. Las numerosas contradicciones, grandes y pequeñas, determinadas por la contradicción fundamental o sujetas a su influencias, una se agudizan, otras son temporal o parcialmente resueltas o atenuadas. En un proceso de desarrollo prolongado, la situación generalmente varia, de una etapa a otra etapa. La contradicción fundamental se va agudizando a medida que pasa de una etapa a otra, en un proceso prolongado.

Por lo cual, en cualquier coyuntura es necesario y fundamental precisar, para tener muy claro, cual es la contradicción principal, que determina la existencia y el desarrollo de la coyuntura, así como de las otras contradicciones, de los dos aspectos de la contradicción principal, determinar cuál es el principal y cuál es el secundario, para así tener, en cuenta quien desempeña el papel dirigente en la contradicción y la coyuntura.

La coyuntura actual de la revolución bolivariana, la vía venezolana hacia el Socialismo del XXI, la podemos definir por las siguientes contradicciones: el carácter social de la producción- y el carácter privado de la propiedad, Capital-Trabajo, Imperio-Nación, Capital Financiero/comercial importador-Capital Productivo, Estado Constituido-Estado por constituir, Teoría-Practica.

La contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de la propiedad de los medios de producción.

La contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de propiedad de los medios de producción, determinada por la cada vez mayor colectivización de la producción y su carácter social, versus la propiedad privada de los medios de producción por parte de la burguesía, ya que el desarrollo de las fuerzas productivas se hace imposible, sin que se produzca un cambio en las relaciones de producción.

Esta contradicción se observa, en la propiedad privada de los medios de producción, las principales empresas productoras de bienes y servicios que están en manos privadas, donde se apropian de la riqueza producida por las y los trabajadores, en beneficio de la burguesía financiera especulativa, quien en última instancia, es las propietarias de los medios de producción.

La banca y demás empresas financiera, son las que controlan la economía en su conjunto, en última instancia, las que se quedan con la plusvalía, producida por los trabajadores y las trabajadoras expropiadas por la burguesía propietaria de los medios de producción, ya que la banca y demás empresas financieras, son las verdaderas propietarias de los medios de producción.

Las empresas estratégicas del Guayana (Alcasa, Venalum, Sidor, etc.), de propiedad estatal, pero dirigidas como empresas privadas, capitalistas y neoliberal1, insertadas en la estrategia global del imperialismo yanqui y Japonés, como suplidora de materia prima semielaborada barata, donde además se contribuye a reproducir las relaciones de producción capitalistas y neoliberales.

Lo mismos sucede con las demás empresas del estado, donde lo fundamental es reproducir las relaciones de producción capitalista y neoliberal, no lograr el beneficio de las y los trabajadores y de la sociedad en su conjunto.

Por lo tanto la contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de propiedad de los medios de producción, solo puede resolverse por el método de la revolución socialista, con la propiedad social de los medios de producción social y con la implantación de las relaciones de producción socialista.

La contradicción Capital-Trabajo.

La contradicción Capital-Trabajo, que se expresa entre la burguesía y los trabajadores, determinada por la apropiación de la burguesía de los medios de producción y por ende de la Plusvalía, en perjuicio de las y los trabajadores.

Las relaciones de producción existen en hoy en Venezuela, no es otra que las relaciones de producción netamente capitalistas neoliberales, donde la burguesía, en sus diferente sectores de clases, (burguesía financiera, burguesía industrial, burguesía comercial, burguesía agraria, burguesía comunicacional y del espectáculo, pequeña burguesía) explotan a los trabajadores y a las trabajadoras, una de forma directa (cuando el capitalista dirige directamente la empresa, principalmente en las empresa pequeñas y medinas o familiares) o indirectamente (cuando el capitalista contrata a empresarios, para que le dirijan la empresa).

La explotación que la burguesía ejerce sobre el proletariado, se produce porque es propietaria de los medios de producción social, lo cual le permite ejercer la “Dictadura de la Burguesa”, sobre el resto de las demás clases sociales, que conforman la sociedad.

La dictadura, que ejerce la burguesía, se han enmascarado con el ropaje de democracia representativa, pero en la práctica ejerce el dominio absoluto sobre la sociedad, sus decisiones no tiene discusión, son acatadas por casi la totalidad de la sociedad, el que no las acata es considerado un criminal, es castigado con la muerte o la prisión. La burguesía ejerce su dictadura a través del estado, de todos los órganos que lo conforman, con el objetivo de preservar la propiedad privada de los medios de producción y de la apropiación de la plusvalía, en manos de ella.

La dictadura de la burguesía, es ejercida de forma violenta cuando reprime directamente al proletariado y al pueblo (mediante el terrorismo de masas o la guerra de intervención del imperialismo yanqui) o de forma pacífica, cuando se le lava el cerebro, mediante el aparato ideológico burgués (cine, costumbre, cultura, TV, escuela, tradición, familia, religión), que condiciona al proletariado y al pueblo en su conjunto, a aceptar las condiciones de vida burgués, como algo natural, creado por Dios, del cual no se tiene escapatoria, porque siempre ha sido así, por los siglos de los siglos.

Por lo tanto la contradicción entre el capital y el trabajo, entre la burguesía y el proletariado, es lo que explica la explotación a la que se encuentra sometida la clase trabajadora por parte del capital, la burguesía y el empresariado.

La contradicción entre la burguesía y el proletariado, entre el capital y el trabajo, se ha venido resolviendo (entre 1999 a 2012) a favor de la burguesía y del capital, en perjuicio del proletariado y el trabajo, porque estado constituido capitalista, puntofijista y neoliberal, sigue más vivo que nunca.

El estado constituido capitalista, puntofijista y neoliberal es un estado creado para favorecer al capital y a la burguesía, para perjudicar al proletariado y el trabajo, por eso es necesario destruirlo y construir el nuevo estado Bolivariano, que nos ponga en camino de ir resolviendo la contradicción capital trabajo, a favor del trabajo y del proletariado, para ir creando la sociedad sin clase, ni explotado.

La contradicción entre el capital y el trabajo, entre la burguesía y el proletariado, solo puede resolverse por el método de la revolución socialista, con la propiedad social de los medios de producción social y con la implantación de las relaciones de producción socialista.

La contradicción entre Imperialismo Yanqui y la Nación Venezolana.

La Contradicción Imperio-Nación, que viene determinada por la dominación política, ideológica, cultura, económica por parte del imperialismo yanqui de la nación Venezolana y las necesidades de la nación de libertad e independencia, para el desarrollo de las fuerzas productivas, que se ve obstaculizada por la dependencia con el imperio.

Desde la aparición del petróleo a finales de los años veinte (20) del siglo XX, la economía ha venido siendo dirigida y controlada por los centros de poder del imperialismo yanqui, ya que las estrategias de desarrollo económico se basa en la creación de empresas e industrias para satisfacer las necesidades de materia prima y repuestos baratos para las empresas transnacionales globales imperialistas.

En el reparto del mundo, por parte de las empresas transnacionales globalizadas imperialistas se determino que Venezuela sería un país productor de petróleo y sus derivados, de productos semielaborados de minerales existen en el país abundantemente, en productos agrícolas, que por sus condiciones no los pueden producir ellos, en distribuidores y comercializadores, a lo interno del país, de productos elaborados de las empresas transnacionales globales imperialistas.

Al analizar todos los planes de desarrollo, desde finales de los años veinte (20) del siglo XX hasta el 2012, observamos que todos se centran en la exportación de materia prima bruta (petróleo, hierro) o semielaboradas (Acero, Aluminio), en productos cuyos ventajas competitiva los hace más barato producirlos en el país, (la gasolina, los repuestos y partes, que necesitan las empresas transnacionales globales imperialistas), que no se pueden producir en sus países (Café, cacao, frutas tropicales, palma aceitera, sábila) etc., y las que no producen para exportar, lo hacen para satisfacer las necesidades primarias de las empresas transnacionales globales imperialistas, para facilitar la operación de las empresas que si lo hacen.

Los planes de la nación desarrollados, que analizamos, a excepción del plan nacional Simón Bolívar, (2.007-2.013), no tenían como objetivo centrar la producción de bienes y servicios para satisfacer necesidades de la población del país, sino para satisfacer los intereses de las empresas transnacionales globales imperialistas, mientras que el plan nacional Simón Bolívar, (2.007-2.013), tiene como objetivo cambiar la situación de dependencia con el imperialismo yanqui, con la reindustrialización del país, que tiene como objetivo satisfacer la necesidades de la población del país y contribuir a la integración Latinoamérica y de los pueblos del mundo.

La implementación de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor vuelta de nuevo a ser nacionalizada) en la época de Pérez Jiménez, de Alcasa y Venalum en la época del puntofijismos tenía y tiene como objetivo exportar materia prima semielaborada barata, (por ello se construyeron las represas de Gurí, Macagua, Caruachi, etc., para a abaratar los precios de la electricidad), a las empresas transnacionales globales imperialistas, y no para fomentar el desarrollo del parque industrial, metal mecánico, más Sidor, Alcasa, Venalum, así como las demás empresas de Guayana, como están concebidas hoy en día, son un obstáculo para el desarrollo del país y de un parque industrial metal mecánico Venezolano o Latinoamericano.

En la agricultura se privilegia los cultivos para la exportación, en perjuicio de los que satisfacen la dieta básica de la población, los cuales se importan. Se privilegia la producción de frutas tropicales para exportarlas a USA, Europa y Japón, lo mismo que otros productos agrícolas necesarios como materia prima para la industria farmacéutica y de los cosméticos en los países industrializados.

PDVSA su objetivo no es para producir, para generar divisa para el desarrollo del país y sus necesidades de combustibles, sino para satisfacer las necesidades energética de USA y Europa, solo basta ver su portafolio de inversiones, para comprobar cuál es su objetivo y misión. Se invirtió y se invierte en USA y Europa, las inversiones que se hacen en el país, son para satisfacer las necesidades de USA, Europa, ya que se invierte para mejorar el producto que se les va a vender, (ejemplo la gasolina sin plomo, se invirtió en el cambio de los patrones de refinación por exigencias del imperio), toda la producción actual de PDVSA son para ser vendida exclusivamente a USA y Europa, ya que nuestras refinerías tanto en el país, como las de USA y Europa, solo producen productos para ser consumidos en esos países. Desde 1999 se ha intentado reformular las estrategias y política pro imperialistas en PDVSA, pero fueron saboteadas por la “Chimbocracia”  de los partidos nazi fascista Gente del Petróleo (Creole-Maraven-Exxon) y Unapetrol (Shell-Lagoven) y desde diciembre de 2.003 viene siendo saboteadas por los empleados del MPPEP y de PDVSA, que no creen en el proyecto Bolivariano Socialista, sino que lo consideran un dinosaurio, anticuado, atrasado y trasnochado, el cual nos va a llevar a mayor atraso, por eso siguen implementando las política neoliberales y capitalistas, que favorecen los intereses del imperialismo. Algunos avances en desmontar las políticas neoliberal y pro imperialista son producto de la firmeza y el compromiso programático del Comandante Presidente Hugo Chávez.

El aparato ideológico está al servicio de la dependencia imperialistas, para que la población acepte que una empresa o industria tenga como objetivo satisfacer las necesidades de las empresas transnacionales globales imperialistas, y no las de la población venezolanas, con la excusa que las exportaciones son necesarias para obtener divisas en dólares, que hasta el 2003, era reexportado hacia USA, en las llamadas fuga de divisas.

Las universidades nacionales públicas están al servicio de la estrategia de la dominación imperialistas, ya reproducen los patrones y costumbres imperiales, no generando la ciencia y ni la tecnología para impulsar el desarrollo independiente del país. Las llamadas universidades autónomas son cajas sonora, que repiten la ideología burguesa, neoliberal y capitalista, así como las estrategias de dominación, ya que la ciencia y la tecnología que reproducen no es otra que la producida en las universidades del imperio, para comprobarlo solo basta con revisar los currículos de las carreras universitarias, que son una copia al carbón de la universidades gringas y europeas, los trabajos de investigación son un compendio de citas de intelectuales gringos y europeo, (fulano de tal dijo tal cosa, sutanejo de tal dijo tal cosa). Las universidades creadas en los últimos años, fueron diseñada por personas provenientes de las universidades autónomas, que crearon universidades, que tienden a parecerse a la universidad central, con la sola excepción de la UNEFA, que la dirige la FAN, está en concordancia con los planes de la revolución bolivariana socialistas, y del Comandante Presidente Hugo Chávez. Las Universidades privadas solo son maquinas para producir mano de obra, para el ejército laboral de reserva.

La dominación del imperialista sobre Venezuela es el principal obstáculo para el desarrollo de las fuerzas productivas, mientras esta dependencia del imperialismo Yanqui exista, Venezuela seguirá siendo un país subdesarrollado.

Por lo tanto la contradicción entre el imperialismo y la nación venezolana, solo puede resolverse por el método de la independencia nacional y la industrialización del país, con el objetivo de satisfacer en primer término las necesidades del país y en segundo determino la de integración de la gran nación Latinoamericana.

La contradicción entre Capital Financiero / Comercial Importador versus Capital Productivo de Bienes y Servicios.

La contradicción entre el capital financieros en alianza con el capital comercial importador versus el capital productivo de bienes y servicios, que determina el control de la economía mundial y nacional de los sectores especulativos, que solo invierten en áreas de grandes riesgos, sin producir bienes y servicios, solo producen operaciones bursátiles virtuales, sin ningún respaldo en la economía real. Lo que trae como consecuencia la desindustrialización de los países, en especial, los del tercer mundo, una agricultura deficiente, la cual tiene que ser subsidiada, aumento del desempleo y por ende de la pobreza, etc.

La alianza entre el capital financiero especulativo con el capital comercial, se expresa en las grandes inversiones en los centros comerciales, en la importación de mercancías que son vendidas en dichos centros comerciales y por los buhoneros, en compras de industrias establecidas, como por ejemplo, CANTV (Verisón, Telefónica Española, GTE), Electricidad de Caracas (AES), Indulac (Parmalat), Sidor (Grupo Techint-Ternium, de origen Argentino), Vencemos (Cementos Mexicanos), Cementos Caribe (Holcim, Suiza), Banco de Venezuela (Grupo Santander), Banco Provincial (Grupo Bilbao Vizcaya), Banco Consolidado (Grupo Corp. Banca Chileno), etc., cuyas compras y recompras fueron financiadas por la banca nacional. Estas inversiones del capital financiero no crearon ningún puesto nuevo de trabajo, más bien redujeron en más de 40% los empleos, en promedio en cada una de estas empresas.

Por lo tanto, la contradicción entre capital financieros en alianza con el capital comercial importador y capital productivo de bienes y servicios, solo puede resolverse por el método de la industrialización del país, con el objetivo de satisfacer en primer término las necesidades del país, en segundo determino la de integración de la gran nación Latinoamericana.

La contradicción entre el Estado Constituido, Capitalista, Puntofijista versus el Estado Bolivariano por constituir.

La contradicción entre Estado Constituido Capitalista en la práctica versus el Estado por Constituir, que viene determinado por la nueva forma de Estado a Diseñar y Construir, de acuerdo con el texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela (CNRBV).

Desde la aprobación de la CNRBV en 1999, se viene hablando de la necesidad de adaptar las estructuras del estado a los preceptos constitucionales, pero sólo se ha quedado en discursos, innumerables son los ejemplos.

El estado constituido capitalista y puntofijista se expresa en las relaciones clientelares, ejemplo, es como se mueve las áreas de recursos humanos de los diferentes ministerios, institutos autónomos y demás entes del estado, donde el ingreso del personal es determinado por los nexos familiares o de amiguismos, al igual como se hacía en cualquier gobierno Adeco/Copeyano, al nombrar un nuevo ministro o presidente de instituto autónomo, este nombra a sus familiares, que en su mayoría no están capacitados para ejercer las funciones, es común ver a la esposa o esposo, a los hijos, a los hermanos, a los suegros, a los primos, etc., ejerciendo funciones, por el solo hecho que su familiar es ministro o presidente de un instituto o empresa del estado.

La contratación de personal se sigue realizando con las condiciones neoliberales puntofijistas, con el concepto de “Honorarios Profesionales”, donde el trabajador no tiene ninguna seguridad social, que una vez terminada la relación de trabajo es despedido, sin ningún pago de prestaciones sociales, ni seguridad social.

El cálculo de las prestaciones sociales, es otro ejemplo más como las instituciones puntofijista aún perduran, a más de catorce (14) años de la revolución bolivariana. Se mantiene el sistema de prestaciones sociales aprobado en 1997, durante el gobierno de Caldera-Petkoff-Matos Azocar, pero de forma inexplicable, no se ha procedido a reformar la Ley Orgánica del Trabajo, para crear un sistema de prestaciones sociales que realmente favorezca a los trabajadores y a las trabajadoras, aunque desde 1999, sea contado con mayoría en la Asamblea Nacional.

El funcionamiento de las instituciones públicas, en la actual etapa de la revolución bolivariana socialista, es puntofijista y neoliberal, debido a que la columna vertebrar es la elaboración, aprobación y ejecución del presupuesto. El cual es elaborado por las oficinas de planificación, presupuesto y/o finanzas, compuesta por “expertos” economistas, con postgrado en USA y/o en IESA, sin ninguna vinculación real con el pueblo, con conceptos e ideología neoliberal, que considera que las ideas económicas del Comandante Presidente Hugo Chávez y de la CNRBV, como anticuadas, dinosaurios de la historia, que van a llevar al país al desastres. La aprobación se realiza con la misma metodología puntofijista, de componendas, de acuerdos, entre el contratista y el intermediario, el diputado de AN, para el presupuesto nacional, lo mismo sucede con los diputados de los CLR en los estados y los Concejales de los municipios; en la ejecución del presupuesto se realiza privilegiando a los empresarios e intermediarios afines al funcionario encargado de la ejecución.

En la educación, los programas curriculares siguen igual, reproduciendo las ideas y conceptos neoliberales y puntofijistas, sin ningún cambio en la práctica, con lo cual se fortalece cada día que pasa, el estado puntofijista neoliberal, creando las condiciones para la destrucción del intento por construcción de la República Bolivariana de Venezuela, la vía venezolana del socialismo del siglo XXI.

La contradicción entre el estado constituido puntofijista, capitalista y neoliberal, solo puede resolverse por el método de la revolución bolivariana, de la construcción de la República Bolivariana de Venezuela, la vía venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, tal cual se encuentra expresada en el texto de la CNRBV.

La contradicción Teoría-Practica.

La contradicción entre la teoría y la practica viene determina por la necesidad de creación y divulgación de la teoría revolucionaria bolivariana socialista y la práctica cotidiana neoliberal que realiza los funcionarios públicos en contacto con el pueblo.

La creación de la teórica, en la actual coyuntura de la revolución bolivariana socialista, la vía venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, viene siendo producida casi en exclusividad por el Comandante Presidente Hugo Chávez, con algunos aportes de intelectuales nacionales e internacionales.

El Comandante Presidente Hugo Chávez, sintetiza el aporte intelectual colectivo del pueblo de Venezuela e internacional, creando la teoría revolucionaria bolivariana socialista, la cual expone al colectivo venezolano, por medio del programa “Aló Presidente”, así como las diferentes alocuciones en TV y Radio, (las conocidas cadenas nacionales de radio y TV), en mítines, en actos públicos y de masas, donde se define las líneas y las estrategias políticas para guiar y orientar el accionar del pueblo en la Construcción de la República Bolivariana de Venezuela, la Vía Venezolana hacia el Socialismo del Siglo XXI.

La teoría revolucionaria bolivariana creada y difundida por el Comandante Presidente Hugo Chávez, es en la práctica “By Paseada”, por los dirigentes políticos bolivarianos socialistas y los funcionarios públicos, que vienen aplicando en la práctica, en su accionar cotidiano, en su relación con el pueblo, la teoría neoliberal puntofijista, creada, generada y difundida por el imperialismo yanqui.

En la práctica, en la sociedad venezolana, en el seno del pueblo, en el estado se viene reproduciendo, las costumbres, las tradiciones, los mitos y los ritos que reproducen las relaciones de producción capitalista, neoliberales y puntofijistas, por lo cual se impone realizar o profundizar una autentica “REVOLUCIÓN CULTURAL CHAVISTA”, que tenga como eje orientador la teoría revolucionaria bolivariana creada y difundida por el Comandante Presidente Hugo Chávez.

La contradicción entre teoría bolivariana socialista desarrollada y difundida por el Comandante Presidente Hugo Chávez y la practica neoliberal, capitalista y puntofijista que realizan cotidianamente los funcionarios públicos y dirigentes políticos bolivarianos socialistas, civiles y militares, solo puede resolverse por el método de la Revolución Cultural Chavista, caracterizada por la implementación de una práctica Bolivariana, Solidaria, Humanista y Socialista, como lo predica el Comandante Presidente Chávez.

La contradicción fundamental.

Las características políticas, económicas, sociales y culturales define a la sociedad venezolana como una sociedad capitalista, porque sus medios de producción son de propiedad privada, en manos de la burguesía nacional y de la burguesía transnacional, principalmente yanqui, con relaciones de producción capitalistas, subyugada y sometida a la dominación del imperialismo yanqui, con la explotación de los trabajadores y de las trabajadoras por parte de la Burguesía, en especial de la Burguesía financiera especulativa en alianza con la burguesía comercial importadora de productos de las empresas transnacionales globalizadas, por ello, la contradicción fundamental de la sociedad Venezolana es “la Contradicción entre el carácter social de la producción versus el carácter privado de la propiedad de los medios de producción social”.

Estas es la contradicción que define a la sociedad venezolana como una sociedad con un estadio de desarrollo capitalista, dicha contradicción solo puede resolverse por el método de la revolución socialista, donde se socialice la propiedad de los medios de producción social.

La contradicción principal en la actual coyuntura.

En la actual etapa o momento político viene siendo determinada por la revolución bolivariana socialista que quiere desarrollar las fuerzas productivas y un estado constituido puntofijista, neoliberal, capitalista y pro imperialista que impide el desarrollo de cualquier iniciativa en función del desarrollo de las fuerzas productivas, lo cual determina que la contradicción principal en la actual coyuntura política Venezolana, en la actual etapa de la revolución bolivariana, vía venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, es “La contradicción entre estado constituido capitalista, puntofijista en la práctica versus el estado bolivariano socialista por constituir”, que se resolverá a favor del pueblo y el proletariado, si construimos la República Bolivariana de Venezuela, como se encuentra expresa en la CNRBV.

Aspecto principal la contradicción principal.

El aspecto principal de “La contradicción entre estado constituido puntofijista en la práctica y el estado bolivariano por constituir”, es “el estado constituido capitalista, puntofijista”, que al no ser destruido y reemplazado por el estado bolivariano socialista, viene determinando desde 1999 la coyuntura política en Venezuela.

Desde la asunción del Comandante Presidente Hugo Chávez a la presidencia de la república, se viene hablando que hay que reemplazar el estado puntofijista, capitalista y neoliberal, por un estado bolivariano socialista, que enrumbe al país hacia el socialismo del siglo XXI, pero con muy contadas excepciones, los funcionarios nombrados por el Comandante Presidente Chávez, para transformar y destruir al estado puntofijista, capitalista y neoliberal, no solo no lo han hecho, sino lo han fortalecido, es por ello, que el estado puntofijista, capitalista y neoliberal es el que viene determinando la coyuntura política, cultural, social y económica del país.

Por lo antes expuesto, es que decimos que el aspecto principal de “la contradicción entre estado constituido capitalista-puntofijista, que viene funcionando en la práctica y el estado bolivariano socialista por constituir”, es estado constituido capitalista-puntofijista, ya que es él quien viene determinando la coyuntura política, social, cultural y económica venezolana, que si de verdad, verdad queremos concluir con éxito la revolución bolivariana socialista, debemos resolver esta contradicción con otro métodos, diferentes a como se resolviendo, con un discurso radical socialista, pero en la práctica se viene fortaleciendo al estado puntofijista, capitalista y neoliberal.

La resolución de “La contradicción entre estado constituido capitalista y puntofijista en la práctica y el estado bolivariano por constituir”, a favor del pueblo y el proletariado, solo es posible con el método de la revolución bolivariana, de la construcción de la República Bolivariana de Venezuela, la vía venezolana hacia el socialismo del Siglo XXI, tal cual se encuentra expresada en el texto de la CNRBV.

Momento político de la discusión de la nueva Ley Orgánica del Trabajo

El momento político de la discusión de la nueva Ley Orgánica del Trabajo, va ser determinada por la  contradicción entre la burguesía y el proletariado, entre el capital y el trabajo, la cual pasa a ser la contradicción principal, en este momento político, por lo tanto, el proletariado y el pueblo en su conjunto, debe definir políticas de alianzas que le permitan resolver la contradicción Capital-Trabajo, a favor del Trabajo, y que el Trabajo se convierta en el aspecto principal de la contradicción.

El estado constituido capitalista, puntofijista y neoliberal es un estado creado para favorecer al capital y a la burguesía, para perjudicar al proletariado y al trabajo, por eso es necesario destruirlo y construir el nuevo estado bolivariano socialista, que nos ponga en camino de ir resolviendo la contradicción capital trabajo, a favor del trabajo y del proletariado, para ir creando la sociedad sin clase, ni explotado.

La contradicción Capital-Trabajo, que se expresa entre la burguesía y los trabajadores, determinada por la apropiación de la burguesía de los medios de producción y por ende de la Plusvalía, en perjuicio de las y los trabajadores.

Las relaciones de producción existen en hoy en Venezuela, no es otra que las relaciones de producción netamente capitalistas neoliberales, donde la burguesía, en sus diferentes sectores de clases, explota a los trabajadores y a las trabajadoras, una de forma directa o indirectamente. La explotación que la burguesía ejerce sobre el proletariado, se produce porque es propietaria de los medios de producción social, lo cual le permite ejercer la “Dictadura de la Burguesa”, sobre el resto de las demás clases sociales, que conforman la sociedad.

Por lo tanto la contradicción entre el capital y el trabajo, entre la burguesía y el proletariado, es lo que explica la explotación a la que se encuentra sometida la clase trabajadora por parte del capital, la burguesía y el empresariado.

La contradicción entre la burguesía y el proletariado, entre el capital y el trabajo, debe resolver a favor de trabajo, en la nueva ley orgánica del trabajo a aprobarse el 1 de mayo de 2.012.

¿Cómo resolvemos la contradicción Capital – Trabajo, que favorezca al trabajo, y que el trabajo sea el aspecto principal?

Para responder la pregunta, primero tenemos que precisar, en qué consiste la contradicción Capital-Trabajo.

La explotación que la burguesía ejerce sobre el proletariado, se produce porque es propietaria de los medios de producción social, lo cual le permite ejercer la “Dictadura de la Burguesa”, sobre el resto de las demás clases sociales, que conforman la sociedad.

La dictadura, que ejerce la burguesía, sobre el proletariado y el pueblo en su conjunto, tiene como finalidad apoderarse el plus producto, creado por el trabajo en el proceso productivo. Este plus producto al convertirse en mercancía, se convierte también en Plusvalía, la cual se apodera el capitalista, por ser el dueño de los medios de producción.

Por intermedio del aparato de propaganda ideológico, la burguesía le lavan el cerebro al proletariado y al pueblo en su conjunto, haciéndole ver como correcto y justo que la burguesía se apodere de la plusvalía, producida por el trabajo de la clase obrera.

La lucha entre el proletariado y la burguesía, hasta ahora ha favorecido al capital, ya que el grueso del plus producto producido por el trabajo queda en mano del capital, que es justificado por las leyes del trabajo, por la costumbre y la cultura que impera en nuestra sociedad, que justifica, que la burguesía se apodere de algo que ella no ha producido, ya que se lo expropia a su verdadero dueño, que lo produjo con el sudor de su frente, es decir, que la burguesía le roba al proletariado una parte importante de su trabajo.

La dictadura de la burguesía, permite crear relaciones de producción, que las justifica de forma violenta cuando reprime directamente al proletariado y al pueblo (mediante el terrorismo de masas o la guerra de intervención del imperialismo yanqui) o de forma pacífica, cuando se le lava el cerebro, mediante el aparato ideológico burgués (cine, costumbre, cultura, TV, escuela, tradición, familia, religión), que condiciona al proletariado y al pueblo en su conjunto, a aceptar las condiciones de vida burgués, como algo natural, creado por Dios, del cual no se tiene escapatoria, porque siempre ha sido así, por los siglos de los siglos.

Una de las relaciones de producción capitalista es el salario y sueldo, el cual es convenido entre la burguesía y el proletariado, mediante la cual el proletariado vende su fuerza de trabajo2, (su único activo, además de su familia) al capitalista, el cual le paga un sueldo o salario, y todo lo que produzca pasa a ser propiedad privada del burgués.

En el proceso de lucha entre la burguesía y el proletariado, se expresa la lucha de clase en el sistema capitalista, donde el proletariado lucha por logran mejores condiciones para la venda de su fuerza de trabajo, mientras que la burguesía trata de pagar lo menos posible por dicha mercancía.

La historia de lucha entre el proletariado y la burguesía, se ha resuelto a favor del capital, la huelga petrolera de 1.936, aunque el proletariado petrolero obtuvo una importante victoria política, se resolvió a favor de las empresas transnacionales petroleros anglos holandeses, lo cual quedo expresada en la ley orgánica del trabajo de 1.936, que abiertamente favorecía a la burguesía.

Luego de la derrota político militar de la izquierda venezolana en los años 60, que permitió el control de los sindicatos3 por la burocracia sindical adeco copeyana, que culmino en la ley orgánica del trabajo de diciembre de 1.990, que favorecía abiertamente al capital. La cual es reformada en junio de 1.997, que favorece aún más al capital, al eliminar el cálculo de las prestaciones sociales, con el último sueldo o salario del trabador o trabajadora, es decir, el cálculo con retroactividad.

La burocracia sindical adeca copeyana de la CTV, Fedecamaras y el gobierno de Rafael Caldera, Teodoro Petkoff y Raúl Matos Azocar, prometieron que la eliminación de las prestaciones sociales, con el cálculo con retroactividad, permitiría crear más empleo y mejor los sueldos y los salarios, nada de eso sucedió, ni se crearon nuevos empleos, ni se mejoraron los sueldos, los cuales se mejoraron a partir de la toma del poder por parte del Comandante Presidente Hugo Chávez, el 2 de febrero de 1.999.

La lucha entre el proletariado y la burguesía, desde el 2 de febrero de 1.999, hasta hoy, ha sido un proceso complejo, en el cual el proletariado ha contado con algunas victorias, pero también a obtenidos una derrotas.

En lo referente a los sueldos y los salarios, las victorias sólo han sido en los referentes al salario mínimo, que cada año es ajustado por decreto del Comandante Presidente Hugo Chávez, pero el resto de la escala salaria, por lo menos en el sector privado no sufre aumento, ya que el decreto no lo contempla, y es práctica común y corriente en las empresas privadas del país, que solo aumentan el salario mínimo, el resto de los salarios permanece igual, con lo cual a las y a los trabajadores que no ganaban salario mínimo, en la práctica le disminuyen el salario y por ende su poder adquisitivo.

En el proceso constituyente el proletariado obtuvo una victoria, al lograr que las prestaciones sociales, con el cálculo con retroactivo, tuviera rango constitucional, pero luego fue derrotado, porque desde el 15 de diciembre de 1.9994, no se ha ejecutado el mandato de los constituyentes, lo cual es una victoria del capital.

El proletariado también obtuvo una victoria al derrotar a la burocracia adeco copeyana, especialmente en la victoria político electoral del 3 de diciembre de 2.000, donde se le dio la estocada final a la CTV, pero errores que se cometieron, como el participar en las elecciones de la CTV de 2.001, se le permitió tomar un pequeño aire, que termino por acabarse, con sus pacto con Fedecamaras, en 2.001 al 2.003, lo cual termino por derrotar a la burocracia sindical de la CTV.

La vanguardia política del proletariado, simpatizante del proceso bolivariano socialista, no supo comprender la coyuntura política de la revolución bolivariana socialista, ni los momentos políticos, como el momento de la constituyente, del referendo del 3 de diciembre de 2.000, del paro sabotaje petrolero a PDVSA de diciembre 2.002-enero 2.003-febrero 2.003, donde obtuvieron victoria, pero su accionar práctico, las han convertido en derrota, que se expresa, en que más de 12 años de aprobada la Constitución Bolivariana, no han podido generar un proceso de discusión política, para reformar la ley orgánica del trabajo y restituir las prestaciones sociales, con el cálculo de la retroactividad y el proceso de desunión de las y los trabajadores.

Como vemos los únicos avances obtenidos por el proletariado y el pueblo en su conjunto, han sido producto del compromiso programático del Comandante Presidente Hugo Chávez con la clase obrera, como los aumentos del salario mínimo, de los ajustes a la escala salariar y de sueldos en la administración pública, la homologación de las jubilaciones y pensiones al salario mínimo, la universalización del bono de alimentación, (Cesta Ticket), etc., y ahora propuso que ante la ineficiencia de la vanguardia de las y los trabajadores, simpatizantes del proceso bolivariano socialista para impulsar el proceso que culminara en la aprobación de restituir las prestaciones sociales, con el cálculo de la retroactividad, que él mediante la ley habilitante, promulgara la nueva Ley Orgánica del Trabajo, Bolivariana y Socialista, donde se contemple entre otros beneficios para los y las trabajadoras las prestaciones sociales, con el cálculo de la retroactividad.

Por lo tanto la contradicción entre el capital y el trabajo, entre la burguesía y el proletariado, es lo que explica la explotación a la que se encuentra sometida la clase trabajadora por parte del capital, la burguesía y el empresariado.

Por lo tanto si queremos resolver la contradicción Capital-Trabajo, a favor del trabajo, que el plusvalor producido por el proletariado, pase a ser administrado por la sociedad en su conjunto, donde la distribución sea individual y colectiva.

La distribución colectiva del plusvalor, a cargo del gobierno bolivariano socialista, para que lo invierta en Salud (Barrio Adentro), Educación, Vivienda, Infraestructura, Seguridad, Defensa, etc., para el beneficio colectivo del pueblo Venezolano.

La distribución individual del plusvalor, que se expresa en salarios y sueldos dignos, que les permitan al trabajador y a la trabajadora, mejorar sus condiciones de vida.

Por lo antes expuesto consideramos, que el acento en la nueva Ley Orgánica del trabajo Bolivariana y Socialista, debe centrase en la distribución individual del plusvalor, ya que la gestión de gobierno del Comandante Presidente Hugo Chávez, viene impulsando muy bien la distribución colectiva del plusvalor, con las misiones, con la gran misión vivienda, barrio adentro, alma mater, Rivas, Sucre, etc.,

Propuesta para la discusión de la Nueva Ley Orgánica del Trabajo, Bolivariana y Socialista

Presentamos a la discusión de colectiva nuestras ideas sobre lo que debe contener la nueva ley orgánica del trabajo bolivariana y socialista:

  1. Que las trabajadoras y los trabajadores, bajo contrato, por tiempo determinado, por obra determinada, deben gozar de los mismos beneficios que las trabajadoras y los trabajadores por tiempo indeterminado, que debe ser escrito de forma tal, que no debe lugar a ninguna interpretación. Ya que hoy sucede tanto en las empresas privadas, como en las públicas, que los contratados no tienen derechos al HCM y ni a estar afiliado al IVSS, porque son contratado, con las sola excepciones del ministerio de educación y de defensa, y el caso más grave es el de la UCV, que no cotiza al IVSS, con lo cual sus pensionados y jubilados no gozan del derecho a una jubilación o pensión del IVSS, por lo cual  se debe dejar muy claro, que todas las empresas publica y privadas, deben cotizar al IVSS.
  2. Que se elimine la discriminación de género, en lo referente a la edad para tener derecho al goce y disfrute de una pensión y jubilación por parte del IVSS, ya que en la actualidad, al hombre se le pensiona o de le jubila a los 60 años de edad,  y a las mujeres a las 55 años de edad. Según datos del INE, nacen más hombres que mujeres, según su investigaciones, y que al llegar a la edad adulta, existen más mujeres que hombres, que el promedio de vida de las mujeres es mayor al de los hombres, como quedo ratificado en el censo de 2.011, una vez más, por lo cual es pertinente, ante esta realidad, que tanto al hombre como a la mujer se le pensiones y se le jubile, por el IVSS a los 55 años de edad.
  3. Que el derecho a prestaciones sociales por antigüedad, debe ser un monto equivalente a diez (10) días de salario por cada mes, a partir del primer mes ininterrumpido de servicio. Lo cual debe escribirse a que no deje lo cual a duda, ni a las interpretaciones de los abogados al servicio de la burguesía.
  4. El cálculo de las prestaciones sociales, debe ser con el régimen de prestaciones social, con retroactivo, donde el cálculo de las prestaciones sociales se deberá hacer con el último salario devengado por la trabajadora y el trabajador.
  5. La liquidación de las prestaciones será al término de la relación laboral, tomando para ello el último salario o sueldo de la trabajadora y del trabajador.
  6. El rendimiento o interés que produzcan las prestaciones sociales de la trabajadora y del trabajador devengara el interés, de acuerdo a la tasa activa, que determinado por el banco central de Venezuela.
  7. El monto mínimo de las pensiones y jubilaciones de las trabajadoras y los trabajadores será igual a dos (2) salarios mínimos.
  8. El monto de la indemnización por despido injustificado, deberá ser igual o superior a treinta (30) días por cada año de servicios y/o fracción superior a seis (6) meses.
  9. A las trabajadoras y los trabajadores se le debe garantizar el servicio de comedor, los gastos médicos, farmacéuticos, odontológicos y funerarios, se le debe dotar de uniformes para realizar su faena de trabajo, tanto a los de planta como a las de oficinas, que los hijos de las trabajadoras y los trabajadores deben tener derechos a que se les dotes de los uniformes escolares, de los útiles escolares, de juguetes en diciembre y becas de estudios.
  10. El salario mínimo deberá ajustarse semestralmente, el primero (01) de mayo y el primero (01) de noviembre, de cada años, para lo cual se tomara como referencia el índice inflacionarios, calculado por Banco Central de Venezuela, se debe fijar los salarios mínimos a) para las trabajadoras y los trabajadores no calificados, b) para las trabajadoras y los trabajadores, que tengan primaria completa aprobada, c) para las trabajadoras y los trabajadores, que tengan bachillerato completa aprobada, d) para las trabajadoras y los trabajadores, que tengan el nivel de Técnico Superior Universitario  completa aprobada, e) para las trabajadoras y los trabajadores, que tengan el nivel de licenciatura completa aprobada.
  11. Cuando las trabajadoras y los trabajadores laboren los días feriados, el pago deberá ser calculado con un recargo del cien por cientos (100%), sobre el monto del salario ordinario, es decir, que se le pagara triple.
  12. Cuando las trabajadoras y los trabajadores laboren horas extras o extraordinarias, el pago deberá ser calculado con un recargo del cien por cientos (100%), sobre el monto de la hora ordinaria, es decir, que se le pagara doble.
  13. Cuando las trabajadoras y los trabajadores laboren La jornada nocturna, el pago deberá ser calculado con un recargo del cien por cientos (100%), sobre el monto del salario ordinario de la jornada, después de tres (03) horas nocturnas, se deberá considerarse como una jornada nocturna completa.
  14. Las remuneraciones devengadas por las trabajadoras y los trabajadores deberán ser inembargables, excepto, cuando se trate para la manutención de los hijos e hijas.
  15. Las trabajadoras y los trabajadores tendrán derecho al treinta (30%) por ciento de las utilidades netas de las empresas privadas, la cual será repartido, al mes siguiente de la declaración del impuesto sobre la renta.
  16. Las trabajadoras y los trabajadores tendrán derecho a una bonificación del fin de años, pagadera a lo más tardar el 1 de diciembre de cada año, la cual deberá ser un monto mayor o igual a 4 meses de sueldos o salarios del trabajador, calculado con el sueldo del mes de noviembre de cada año.
  17. Las trabajadoras y los trabajadores tendrán derecho después de un (01) año ininterrumpido de labores, a unas vacaciones, por 20 días hábiles de trabajos, más dos días por cada año de servicio, con un bono equivalente a dos (2) meses de salario o sueldo, más cinco días más por cada año de servicios.
  18. La jornada diurna no podrá exceder de seis (6) horas diarias, ni de treinta (30) horas semanales.
  19. La jornada nocturna no podrá exceder de cuatro (4) horas diarias, ni de veinte (20) horas semanales.
  20. La jornada mixta no podrá exceder de cinco (5) horas diarias, ni de veinte y cinco (25) horas semanales.
  21. La jornada diurna, se deberá considerar entre las 7.00 am y las 6.00 pm.
  22. La jornada nocturna, se deberá considerar entre las 6.00 pm y las 7.00 am.
  23. La jornada mixta, se considera cuando contemple horas de la jornada diurna y nocturna.
  24. Todos los días del año son hábiles para el trabajo, con la excepción de los días feriados, que fije la ley de fiesta nacionales.
  25. Las trabajadoras y los trabajadores tendrán derecho a un día a la semana de descanso, el cual podrá se convenido entre el patrón y el y la trabadora, teniendo en cuenta su religión, que se fijaran al inicio de la relación laboral.
  26. Se debe considerar como días feriado, no laborales, los que por uso y costumbre no se laboral históricamente, y las gestas históricas del pueblo, que por motivos políticos fueron omitidos, como el primero (1ero) de enero de cada año, el veinte y tres (23) de enero de cada año, la fecha de toma del presidente de turno, el cuatro de (4) de febrero de cada año, el veintisiete (27) y veintiocho (28) de Febrero de cada año, el trece (13) de abril de cada año, el diez y nueve (19) de abril de cada año, el primero (1ero) de mayo de cada año, el veinticuatro (24) de junio de cada año, el cinco (05) de julio de cada año, el veinticuatro (24) de julio de cada año, el día de la bandera el tres (03) de agosto de cada año, el doce (12) de octubre de cada año, el diez y siete (17) de diciembre de cada años, el veinte cuatro (24) y veinticinco (25) y treinta y uno (31) de diciembre de cada año, el día hábil anterior y el posterior a una elección.
  27. Cuando se produzca el decreto presidencial anual de aumento de los salarios mínimos, en mismo de expresar textualmente, el aumento del resto de la escala general de sueldo y salarios.
  28. El bono de alimentación deberá ser para todo el universo de trabajadores y trabajadoras, no importando si la empresa tiene un solo trabajador o trabajadora, y deber contabilizado para el mes calendario y no solo para los días laborados.
  29. Al trabajador y a trabajadora se le deberá otorgar un bono de transporte, con las mismas características del bono de alimentación, que le permita sufragar los costos de transporte desde su casa hasta el lugar de trabajo, que hoy costea el trabajador y la trabajadora.
  30. El permiso por embarazo a) prenatal para las mujeres embazadas debe ser igual a tres (3) meses y el postnatal debe ser igual a nueve (9) meses, a) para los hombres con esposas o compañeras embarazadas debe ser igual a un (1) mes y el postnatal debe ser igual a seis (6) meses.

¡Viva Chávez Carajo!

¡Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos!

¡Patria Socialista o Muerte! ¡Venceremos!

¡El socialismo se conquista peleando!

¡A desechar las ilusiones,….prepararse para la lucha!

¡Con Chávez y su ejemplo, seguid perseverando, que el socialismo se conquista peleando, peleando hasta vencer, que un pueblo organizado conquistara el poder, peleando, peleando, hasta vencer!

¡No Hay frontera…. En esta guerra a muerte!

1 Tanto por los Tecnócratas, como por los elegidos por las y los trabajadores para que la dirigieran, desde 2.006 a la fecha.

2 Convertida por el sistema capitalista en una simple mercancía, la cual se vende y se compra como las demás mercancía.

3 Los sindicatos que ganaba la izquierda, eran intervenidos, sus dirigentes detenidos y luego desaparecidos, en algunos casos los compraban, famosos el asalto al sindicato petrolero de Lagunillas, donde asesinaron a un dirigente obrero y dejaron paralitico a otro. 4 Fecha en que se promulgo la constitución bolivariana, con más del 72% de los votos.


 

gregorioramon.chavezromero@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2483 veces.



Gregorio Chávez Romero Víctor Chávez Romero José Amenodoro Romero “El Flaco Lolo”

Ingeniero Electronico. Docente Universitario. Consultor de Seguridad Física e Incendio. Socialista, Marxista Leninista. Miembro del PSUV

 gregorio.chavezromero.bcwg@gmail.com      @gregoriochavezr

Visite el perfil de Gregorio Chávez Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: