Para ganar es necesario escuchar

La meta está clara y nadie debería gastar pertrecho en situaciones que no lo requieren por ahora. Es necesario que el triunfo del año 2012 del Presidente Chávez sea por una amplia ventaja de votos para dejar a la oposición en su justo lugar: una minoría reaccionaria. Nadie en estos momentos puede estar generando pugnas por gobernaciones o alcaldías; menos aún, desperdiciando recursos de la Revolución para exhibirse como si fuese el elegido o elegida de un escenario electoral que pasa primero por el consenso del partido, las alianzas logradas en el Gran Polo Patriótico (GPP) y sobre todo del apoyo del Presidente Chávez. Trazar pugnas en este instante por espacios regionales coloca en fuera de foco el esfuerzo que Hugo Chávez hace por lograr la continuidad del Proceso Bolivariano a través de la vía electoral. Cada quien a lo suyo y haciéndolo de la mejor manera para que el electorado no pierda la perspectiva de dónde debe colocar su esfuerzo dentro de la campaña; lo demás, los localismos, las diatribas regionales tendrán su momento y se decantarán evaluando la gestión de los que gobiernan gracias a los votos del liderazgo de Hugo Chávez. No hay que desesperarse ni establecer paranoias de persecución sobre este aspecto. Quien tiene confianza en su gestión, en su rectitud, en la población y está en sintonía con el Proyecto Nacional Simón Bolívar sólo debe esperar a que las fuerzas del Psuv, el GPP y el Presidente Chávez lo convoquen.  

En estos momentos es importante dilatar nuestro sentidos, determinar el curso de las acciones emprendidas y evaluar lo hecho hasta ahora; para ello es imprescindible el acercamiento con el pueblo mirándolo a su cara sin temor a que nos critique; además manteniendo a tus aliados naturales como amigos y no transformándolos por la intransigencia en tus enemigos. Una campaña electoral se gana 80% escuchando al electorado y 20% hablándole. En ocasiones se parte de la premisa que la formación de la conciencia política por una tendencia en particular se logra con el discurso, la exhibición rimbombante y el empache mediático; sin embargo, en estos tiempos con el auge de las redes sociales en Internet las personas están convirtiéndose en formadores de opinión pública y son más exigentes con los candidatos transformándolos en lideres resueltos más a la interacción y a dialogar con su electorado y menos a adoctrinar. Es de pocos esta virtud, implica mucha sensibilidad y coherencia entre el discurso del candidato y su práctica en lo cotidiano. El caso del Presidente Chávez es emblemático y por eso la mayoría de las encuestas lo favorecen. El triunfo sostenido del Comandante de la Revolución Bolivariana se debe en parte a su voluntad de escuchar a una población que fue vilipendiada por una forma de gobierno sometida a la tiranía de los mercados. Su capacidad de intérprete social de las “masas” va más allá de las deducciones sesgadas que hacen las grandes corporaciones de los medios de “comunicación” sobre lo que nos sucede como pueblo. Es tan contundente esta condición de Chávez que, aunque sus radicales enemigos lo nieguen, el Jefe de Estado escucha incluso a la oposición pero no por ello le obedece. Esto le ha permitido conocer las estrategias de conspiradores y adversarios, sus recovecos oratorios, sus embocadas a tal punto que les coloca la agenda de sus diatribas y los mantiene entretenidos mientras él junto al pueblo logra la continuidad de la Revolución Bolivariana.  
 

marianoali73@gmail.com

En Twitter: @aliperiodista

                  @somospalestina



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1339 veces.



Mariano Ali

Periodista Venezolano-Palestino.

 marianoali73@gmail.com      @aliperiodista

Visite el perfil de Mariano Alí para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariano Alí

Mariano Alí

Más artículos de este autor