Blinken buscará apoyo de Lula para desentrabar situación con Venezuela y salvar acuerdos de Barbados

Blinken / Lula.

Blinken / Lula.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, emprende este martes 20 de febrero una gira por Suramérica para reunirse con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y el de Argentina, Javier Milei, con la vista puesta en Gaza, Venezuela y Ucrania.

El jefe de la diplomacia estadounidense visitará estos dos gigantes latinoamericanos en un momento internacional crítico por las consecuencias de la ofensiva israelí sobre Gaza, por el delicado estado del diálogo entre el chavismo y la oposición venezolana, y por las dificultades de Ucrania en el campo de batalla contra Rusia.

«Brasil y Argentina son dos de nuestros socios más importantes en América. La profundidad de nuestras relaciones nos permite trabajar juntos para mejorar la seguridad regional y global», dijo en una rueda de prensa telefónica el encargado para América Latina del Departamento de Estado, Brian Nichols.

Reunión con Lula en plena polémica con Israel

La primera parada de Blinken será en Brasilia, para reunirse con Lula, un líder que ha sido crítico con la posición de Washington ante las guerras de Ucrania y de Gaza.

De hecho, la reunión tendrá lugar en plena crisis diplomática entre Israel y Brasil después de que el Gobierno de Benjamín Netanyahu declarara a Lula ‘persona non grata’ por haber comparado la ofensiva israelí en la Franja de Gaza con el Holocausto.

La Administración de Joe Biden apoya la guerra de Israel contra Hamás, pero cada vez ve con más preocupación la crisis humanitaria que la ofensiva ha provocado en Gaza y trata de impulsar la creación de un Estado palestino.

Sobre la mesa de la reunión entre Lula y Blinken también estará la cuestión de Venezuela, después de que la Justicia confirmara la inhabilitación de la candidata presidencial opositora María Corina Machado y Caracas expulsara a la oficina de la ONU para los Derechos Humanos.

El secretario de Estado quiere aprovechar la buena relación entre Lula y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para salvar los acuerdos de Barbados entre el chavismo y la oposición, que establecieron una ruta para unas elecciones democráticas en el país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4207 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter