Después de la caída de Delcy (por motivos fútiles), por favor, volvamos a Chávez y al socialismo.

Vamos a ver el problema desde la raíz. Y la raíz del problema que padece nuestra sociedad está en la necesidad de la población en consumir cosas inútiles, en consumir a causa de "necesidades creadas". El origen de esta manipulación capitalista está básicamente en la falsa conciencia de la población, o en la falta de ella.

Luego, muerto Chávez, se dejó de defender los principios socialistas, se abandonó el cambio espiritual necesario en la población para poder resistir los embates del capitalismo. Por la conciencia el capitalismo nos vence ahora. Al contrario, el gobierno abandonó la "estrategia" que dio origen al "fenómeno Chávez": el socialismo, y orientó todo su esfuerzo en sostenerse en el poder sin defender al socialismo, la estrategia fundamental que le da sentido a la revolución. Así perdió la defensa más poderosa ante las arremetidas de la derecha y del capitalismo: la conciencia, las armas del socialismo. Las más poderosas entre ellas: alimentar primero que todo la conciencia del deber social y la austeridad, frente tanto estímulo al consumo fútil y material. El gobierno hizo exactamente lo contrario. Pensando solamente en salvaguardar la permanencia del mismo gobierno en el poder, alentó el consumismo capitalista repartiendo cosas materiales, al estilo demagógico de los adecos y copeyanos que cada vez que se acercaban unas elecciones, repartían láminas de zinc, bloques o bolsas de comida.

Pero hoy, con más dinero, se vaciaron los almacenes de electrodomésticos de Daka y otras tiendas, ahora se reparten juguetes decomisados, y sin explicar el sentido de aquella actitud a la población, y sin pedirles una contraprestación moral o de trabajo a cambio, lo mínimo que se hubiera podido hacer en favor del socialismo, educar, moralizar. Pero no se hizo. Al contrario, vimos cómo el presidente le regalaba una camioneta a un señor X en la calle, vimos como el presidente (el líder signado a dar los buenos ejemplos de trabajo socialista y austeridad), le regalaba una taxis a un señor y le mandaba a arreglar el viejo, sin pedirle nada a cambio y sin que pudiera explicar él mismo por qué regalaba algo que no era suyo (El Che le hubiera parado un peo).

El problema comienza cuando se abandonó el sentido de la revolución socialista, el cual no es otro que crear hombres y mujeres distintos, honestos, con la conciencia del deber que hay que tener por toda la sociedad y no centrar nuestras vidas en "superar" las miserias por encima del fracaso de los demás, de manera egoísta y aburguesada. Ahí comienza la indeferencia.

El problema comienza en querer hacer una revolución socialista con una conciencia individualista y egoísta a ultranza, pequeñoburguesa, reforzando esos valores en gente humilde, multiplicado el individualismo clase media o de la clase media muchas veces. Ahí radica todo.

Una población educada en los valores de la solidaridad y la austeridad, en el trabajo creador, social y para la sociedad, no hubiera demandado nunca tanto consumo, tanto oro ni tantas divisas. Si se hubiera fortalecido la propiedad social de las industrias rescatadas del capitalismo y obligado a los capitalistas a cumplir con las leyes de la revolución a riesgo de ser confiscadas sus empresas, ese dinero que guardó siempre Chávez debajo del colchón, todavía estaría debajo del colchón y no en las cuentas en dólares o debajo de los colchones de los capitalistas ladrones de siempre. No hubiera sido necesario endeudarnos, vender lingotes de oro, entregar la Faja del Orinoco a las trasnacionales, entregar el Arco Minero del Orinoco, y crear Zonas Económicas Especiales, transfiriendo al capitalismo la soberanía sobre 200 mil kilómetros cuadrado de nuestro territorio, sobre nuestros recursos naturales y sobre nuestras leyes. Nada de esto hubiera sido necesario. Hoy habría suficientes recursos para continuar pausadamente pero firme, la construcción del socialismo en la conciencia del deber social, en el trabajo creativo, en la educación, en el desarrollo científico y tecnológico, sobre la base de auténticas necesidades sociales y no comerciales capitalistas.

Es así que hoy día nos parece inaudito (como gobierno) que nos boten del Mercosur. Es así que nuestras prioridades (como gobierno) son ahora "urgencias capitalistas". Ahora tenemos la necesidad imperiosa de conseguir divisas para dar algo a la población, pero sobre todo, para calmar la furia de los capitalistas, para que desistan de dar un golpe de Estado y tumben a Maduro y a su gobierno. De esta manera se han sucedido todas las improvisaciones, todos los disparates, todas mentiras y disimulos habidos y por haber.

Pero los capitalistas no dan tregua a quien está mareado y dando tumbos en el cuadrilátero. El gobierno insiste en industrializar al país con los capitalistas de siempre, dándose cabezazos contra el piso, y por ese empeño infantil y mezquino, vamos todos los venezolanos, latinoamericanos y el mundo, a perder la esperanza de reivindicar al socialismo como la única salvación posible para la humanidad en el planeta.

Insisto en que salirse del Mercosur puede ser un comienzo de rectificación hacia el socialismo; cambiar las prioridades actuales de "desarrollo capitalista" al modelo de desarrollo espiritual y socialista de la población, a comenzar el cambio desde la raíz, comenzando por nuestra conducta colectiva ante el consumo, la ostentación, ¡estudiemos!, seamos honestos; hay que resistir al capitalismo en todas sus manifestaciones espirituales (recuperar el sentido del discurso dando buenos ejemplos de todo esto en la práctica) moralizar, moralizar, moralizar, moral y luces son nuestras primeras necesidades, dijo Bolívar.

hecto.baiz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1296 veces.



Héctor Baiz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Baiz

Héctor Baiz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US Y ab = '0' /venezuelaexterior/a238677.htmlCd0NV CAC = , co = US