Sólo cobardes y miserables maltratan a una mujer como nuestra Canciller

Sólo los cobardes y miserables son capaces de maltratar a una mujer, como lo hicieron este miércoles 14 de diciembre en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina, contra nuestra canciller Delcy Rodríguez, quien fue agredida físicamente por un funcionario de la policía argentina, lo que viola los derechos y el respeto a la investidura diplomática de la canciller, así como también representa violencia de género y un atropello contra todos los que conformamos la patria de Bolívar.

Nuestra Canciller había asistido como representante de la nación venezolana, que ocupa actualmente la presidencia protempore del Mercosur y actuaciones de esta naturaleza por parte del gobierno del ultraderechista Mauricio Macri, constituyen otra demostración más de fascismo puro, vil, artero, criminal y carente de todo principio de humanidad.

Coincide este acto despreciable, con aquel 14 de diciembre de 1994 fecha en la cual, en el aeropuerto José Martí de la Habana en Cuba, sostuvieran su primer encuentro los dos gigantes contemporáneos, los Comandantes Fidel Castro y Hugo Rafael Chávez Frías, recientemente sobreseído, luego de liderar la insurrección cívico militar del 4 de febrero de 1992, contra el déspota y asesino neoliberal Carlos Andrés Pérez.

Los tentáculos del monstruo de siete cabezas encarnado por el nefasto imperialismo norteamericano, se encuentran inmersos en este acto inaceptable contra la integración suramericana y desde luego la Triple Alianza, conformada por los gobiernos antihumanos y neoliberales de Mauricio Macri en Argentina y Michel Temer golpista parlamentario en Brasil, los cuales lograron la adhesión del Presidente del Paraguay Horacio Cartes.

Es de tal naturaleza este acto de cobardía artera y según lo expresado por nuestra canciller Delcy Rodríguez, "que los organizadores del evento huyeron para otro sitio y desmantelaron el sitio de la reunión, negando el dialogo de países soberanos como Bolivia y Venezuela", para evitar el ingreso del canciller boliviano David Choquehuanca y el de ella a la reunión.

Sin duda de ninguna naturaleza el objetivo queda claro, lograr la desintegración del propio Mercosur y desde luego, la posterior arremetida contra la integración suramericana propugnada por la revolución bolivariana y la cual, está causándole enormes dolores de cabeza a los propósitos ultrosos norteamericanos, en el sentido de retomar a como dé lugar su proyecto del ALCA, destrozado en su oportunidad por el Comandante Chávez, con la instauración del ALBA, luego de sus célebres palabras: "del Alca pal Carajo."

El fascismo ya nos tiene acostumbrados a este tipo de actos, lo bueno es que mediante este tipo de acciones rastreras, quedan desnudos ante la opinión mundial y que muy lentamente comienza a despertar del largo letargo impuesto por el oscurantismo moderno y el cual no es otra cosa, que el mismo negro con diferente cachimbo, ganar ganar a cualquier precio y caiga quien caiga. Según este criterio mantener el poder sobre todas las cosas, de allí podemos intuir entonces la lucha desleal del imperio gringo, por recolonizarnos de nuevo a fin de mantener la hegemonía del Poder en el lado occidental y con ello oxigenar su desfalleciente economía frente a China el gigante asiático.

Por otra parte los convenios en procura del desarrollo científico en áreas como la tecnológica, industrial y agropecuaria suscritos por nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez Frías con países como Rusia, China y Cuba sólo por citar tres, causan escozor al imperialismo, que ya no puede colocar sus productos tan fácilmente en sectores como el automotriz y el petrolero, a la par de ser una molestia que estemos encaminados en el desarrollo del conocimiento científico y tecnológico, elemento que consideran sumamente peligroso puesto que con ello estaríamos en capacidad de transformar nuestra materia prima y eso como les duele.

Retomando el caso sucedido con nuestra canciller en Argentina, podemos sentir el asco que produce el fascismo, cuando por un lado se atavía con el traje de Caperucita Roja para engañar y luego logrado su objetivo, saca a relucir las garras del Lobo Feroz, tal como lo hecho precisamente Mauricio Macri, con M de maligno en Argentina.

Precisamente eso es lo que saben hacer los fascistas disfrazados de demócratas, como el malvado Michel Temer y quien pretende dictarnos clases de moral siendo un inmoral o el omnipotente dios con minúscula de la Asamblea Oligarcal y no Nacional, al propugnar un Golpe de Estado Parlamentario en Venezuela, bajo la figura inexistente en nuestra Constitución de Juicio Político al Presidente Nicolás Maduro, en todo caso el si es digno de un Juicio, por pretender erigirse en dios por sobre las leyes y la Constitución Nacional.

"Sólo los cobardes y los miserables maltratan a una mujer y en ello tienen razón, ellos no tienen progenitora, por eso jamás ni nunca volverán a pisotear la Patria de Bolívar"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 731 veces.



Rafael Otaiza


Visite el perfil de Rafael Otaiza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Otaiza

Rafael Otaiza

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /venezuelaexterior/a238583.htmlCd0NV CAC = , co = US