La presunta presencia de terroristas en la Triple Frontera es pretexto para controlar el reservorio

EEUU en busca del tesoro perdido: el acuífero Guaraní

Credito: UN

Caracas 21 de Dic. 2008.- La riqueza de los países pronto dejará de medirse en barriles de petróleo para medirse en litros de agua. De esta misma manera, las guerras que hoy libran los países por poseer y garantizarse los recursos energéticos, mañana podrían estar orientadas a la dominación del vital líquido.

La Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés) ha afirmado que para el 2015 el agua será una de las mayores causas de conflicto internacional.

Y es que el agua potable es un recurso cada vez más escaso. Sólo 2,5% de los recursos hídricos del planeta corresponde a agua dulce, el resto pertenece a los mares o forma parte de hielos inaccesibles o de aguas subterráneas. Además, indica la ONU que para el 2025 la demanda de agua estará 56% por encima del suministro.

No obstante, el problema no estriba en la cantidad del vital líquido disponible, sino de la mala administración y distribución que del recurso se ha hecho, además de la falta de protección ambiental. Esto se refleja en la situación actual del recurso en las diferentes regiones del mundo.

África, poseedor de las mayores reservas de agua potable, se muere de sed. En Europa, sólo cinco de los 55 principales ríos del continente no están contaminados. Mientras en Australia, la explotación irracional del recurso perjudicó el equilibrio ecológico vegetal y animal irreversiblemente.

La peor situación la vive Asia. Todos los ríos de India están contaminados y los conflictos de la región con Israel parecen originados por la decisión de este país de apropiarse los recursos de Palestina e incluso los de Líbano y Siria.

Por su parte, las Américas cuentan con 47% de las reservas de agua potable de superficie y subterránea del mundo.

Pero en Estados Unidos, 40% de los ríos y lagos sufren contaminación. El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales afirma que 53 millones de estadounidenses beben agua contaminada por plomo y bacterias fecales, entre otros contaminantes.

Sus ecosistemas se desmoronan, las reservas de agua se agotan y ante el panorama seco y estéril, Estados Unidos voltea sus ojos hacia Canadá, Centroamérica y Suramérica.

Manantial de riqueza. Todo bien escaso tiene un valor. En este sentido, los organismos internacionales determinaron que el agua puede ser una mercancía y ser regida por las leyes de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En América del Sur, los recursos hídricos abundan. El acuífero Guaraní es el mayor reservorio de agua del continente y se constituye, en consecuencia, en un manantial de riqueza para las trasnacionales.

Desde 2001, el Banco Mundial financia proyectos de investigación y trabajos orientados al logro del desarrollo sustentable del acuífero, ante la imposibilidad de los gobiernos que comparten el reservorio de financiar los estudios. Para muchos, una manera de EEUU de tomar el control del proyecto.

Según Sara Grusky, de la ONG Water For All, el único objetivo del BM es el desarrollo industrial y competitivo a nivel mundial, sin importarles la conservación del acuífero.

Adicionalmente, un estudio realizado en Argentina por Elsa Bruzzone concluyó que la inclusión de la Triple Frontera en la agenda antiterrorista estadounidense tiene como objetivo el control del Guaraní. La excusa de presuntas bases de Hamas, Hizbulá y Al Qaeda le ha permitido a EEUU aumentar su presencia militar en la región.

En febrero de 2004, el diario británico The Guardian publicó un informe secreto del consejero del Pentágono, Andrew Marshall, que sugería que EEUU debía prepararse para estar en capacidad de apropiarse del agua como recurso estratégico, allí donde esté y cuando sea necesario.


CIFRAS DE LA ESCASEZ

5.100 kilómetros cúbicos
Para 2025, el consumo de agua aumentará y los problemas que hoy recaen sobre la quinta parte de la población afectarán a dos de cada tres habitantes.

1.100 millones de personas
Según la FAO, en el mundo este número de habitantes no tiene acceso potable en la cantidad y calidad adecuada para sus necesidades diarias.

800 mil millones de dólares al año
La industria del agua, que por ahora maneja sólo 5% del agua dulce del mundo, genera grandes cantidades de dinero. El embotellamiento del líquido es una de sus actividades.

2.200 millones de habitantes
En los países subdesarrollados, las muertes asociadas con la falta de agua potable, saneamiento adecuado e higiene se cuentan por millones, que en su mayoría son niños.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 10266 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas