Con yelmo, coraza, mosquete y alabardas

La reconquista española

Cuando en los años noventa del siglo pasado surgieron las políticas privatizadoras, España armó de nuevo las naos imperiales, La Pinta, la Niña y la Santa María, las cargó con abalorios (euros y dólares), con falsas promesas neoliberales, y cruzó el mar océano para la reconquista de sus antiguas excolonias en América. Llegaron con la misma mentalidad de hace 500 años: “lo que se hereda no se hurta”. Hoy en España, la crisis mundial del capital es la más aguda de Europa. Cuatro millones de desempleados y la recesión no toca fondo.

Repsol-IPF, BBVA, Grupo Santander, ABENGOA, Prisa, Editorial Santillana, Alberti y Aena, UNION FENOSA-ACEX, “Iberdrola”, “y otras, se abalanzaron sobre Latinoamérica, donde gobiernos “malinches” estaban encargados de facilitarles la recolonización. Personajes vergonzantes como Meneen, Carlos Andrés Pérez, Alan García, Pastrana, Uribe, Alemán, los herederos de Pinochet y otros, facilitaban la reconquista, llevando a la quiebra empresas del Estado (aviación, telefónicas, hidroeléctricas, servicios de agua, puertos, aeropuertos), para su posterior venta a precios de “gallina flaca”. Cambiaban dichas empresas por espejitos devaluados (dólares y euros), que traerían, como la evangelización de hace 500 años, “un cielo de felicidad” y prosperidad a las excolonias.

Nada de lo ofrecido, cumplieron. Venezuela y Argentina perdieron, entre otras, sus empresas banderas de aviación comercial (Viasa, Aeropostal, Líneas Argentinas); Managua no recibía el alumbrado eléctrico ni la población El Alto (Bolivia) el servicio de agua. La facinerosa REPSOL-IPF se apropió de los yacimientos petrolíferos bolivianos y los cotizó en la Bolsa de Nueva York como propios, al tiempo que atropellaba los DD.HH de los indígenas, causaba daños irreparables a las zonas protectoras de suelos y aguas, vendía petróleo de contrabando o el gas a su filial en Argentina a 0,98 $ Mpc y ésta lo revendía a 7,55 $ Mpc con lo cual burlaba al fisco boliviano. Igual ocurría con el gas enviado al Brasil. Los grupos bancarios Vizcaya y Santander se dedicaron a la usura y las especulaciones financieras. No hay empresa española que no haya sido protestada en algún país latinoamericano y es, tal vez, este repudio unánime, lo que sirvió de entrenamiento para el estallido popular que, “como chispa que incendia la pradera”, se extendió por toda Latinoamérica y hoy inflama de heroicidad al pueblo hondureño y de indignación al pueblo colombiano por la pérdida de su soberanía ante la presencia de las bases militares gringas.

Por la TV vimos en el Palacio de Miraflores la firma de acuerdos entre el gobierno de la Revolución Bolivariana y los representantes del reino de España, que vestían yelmo, coraza, arcabuz y alabardas. Eran los rostros de Hernán Cortez, Pizarro, Almagro, Diego de Lozada… precedidos por los Welzares (Ambrosio Alfinger) y el Tirano Aguirre. Cualquier semejanza con el pasado no es simple coincidencia. En Colombia hay asesores militares españoles. Recordar el plan Balboa, el golpe de Estado del 12 de abril y, el “¿por qué no te callas?”

Las relaciones de Venezuela con España y Colombia son muy similares. Es Vivir con el enemigo en casa en un estira y encoge de nunca acabar. Ambos gobiernos: monárquico el uno y oligarca el otro, son enemigos jurados de la Revolución Bolivariana. ¿Alguien tiene alguna duda?

leonmoraria@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4329 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad