Perú: ¿Cabeza de playa del imperialismo?

El paro del 11 de Junio del 2009 en Perú, se genera a raíz de que el APRA, Fujimoristas y Unidad Nacional como fuerzas de derecha pro imperialistas, no estan dispuestos a dejar el poder opresor neoliberal tan fácil, incluyendo estilos represivos, y hasta liquidación de dirigentes; por ello el lema “Por la defensa de la Vida y la soberanía Nacional”, que levanta el Frente Cívico Popular, con una plataforma muy amplia, está recibiendo el apoyo de casi todas las instituciones democráticas civiles y religiosas.

Un Poco de Historia.

Nunca los peruanos olvidan la lucha contra la dictadura del General Moralez Bermudez en 1979, donde el APRA se convirtió en su principal sostén, especialmente durante la heroica huelga de los maestros organizados en el SUTEP, que fueron despedidos por miles y después reemplazados por las huestes apristas, luego cuando fueron gobierno el 1,985 convivieron con el famoso grupo de poder económico llamado los “12 apóstoles” llevando al Perú a la hiperinflación mas grave en la historia del Perú, incapaz de dar solución a los problemas históricos del ande y la selva, lo mismo a la aparición del grupo subversivo de sendero luminoso y el MRTA que terminó con la matanza de los penales. Pero las convivencias y de captura del Estado como botín político continuaron.

La convivencia del APRA con  dictador Alberto Kenya Fujimori Fujimori, comienza con la fuga de Alan García del Perú en 1990, para evitar ser procesado por crímenes de lesa humanidad y terminar canjeando su presencia en el Perú con la extinción del periodo de juzgamiento por prescripción de su condición de presunto culpable, con la aceptación de la dictadura de Fujimori a partir del 5 de Abril del 2002 y la liquidación de la Constitución de 1979 en dictadura, para terminar reemplazándola por una inconstitucional Carta de 1993 hecha a medida del modelo neoliberal, tal como fue impuesta por el consenso de Washington.

Una Constitución al servicio imperial.

Lo interesante de ésta historia es que el APRA conciente del neoliberalismo que representaba la Carta de 1993, sabía que los presidentes Paniagua, Toledo y García eran los artífices de la edificación de éste modelo malsano e inhumano, que según los constitucionalistas tiene su “núcleo duro” en el artículo 62º que se refiere a la suscripción de contratos con las transnacionales, cuyos “….términos contractuales no pueden ser modificados por leyes u otras disposiciones de cualquier clase”, donde “Mediante contratos-ley, el Estado puede establecer garantías y otorgar seguridades. No pueden ser modificados legislativamente, sin perjuicio de la protección  a que se refiere el párrafo precedente”, que dice: “Los conflictos derivados de la relación contractual sólo se solucionan en la vía arbitral o en la judicial, según los mecanismos de protección previstos en el contrato o contemplados en la ley”; es decir blindaje total al imperialismo para expoliar puertos, biodiversidad, minerales, gas, medios de comunicación, etc.”. esto es la base del imperialismo del APRA, que se han dispuesto a defender en su diseño de Estado gendarme con dos objetivos: garantizar el modelo neoliberal para los mas ricos del Perú, y desproteger a los mas pobres como las poblaciones de la sierra y de la selva de la amazonía que hoy se alzan en justas luchas.

Los Condenados de la Sierra y de la Selva

De acuerdo con el Tratado de Cooperación Amazónica, existe un millón de indígenas en la Cuenca Amazónica. De éstos, alrededor de 300,000 están en el Perú, cerca de 200,000 están en Bolivia, 100,000 en Ecuador y 70,000 en Colombia, mientras que el resto está en Brasil, Guyanas y Venezuela. Ahora García no respeta estos tratados.

Para tener una idea de la magnitud del problema peruano y sus pueblos serranos y amazónicos causados por la antidemocrática conducta de Alan García y sus compromisos con el gran capital, menos con su pueblo hablemos que “…..según el último informe de Pobreza del INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática), 2008-la pobreza en Amazonas-alcanza al 59.7% de la población, un retroceso con respecto al 55% del 2007. Así, Amazonas pasó a formar parte del grupo 2 de las Regiones pobres del Perú junto con Apurímac (69%), Ayacucho (64.8%), Pasco (64%), Puno (62.8%), Huanuco (61.5%) y Cusco (58.4%). El Grupo 1 sólo tiene un miembro Apurímac, con el 82.1% de pobres” (“La economía de la Región Amazonas”-Humberto Campodónico-Diario “La República”-Lima-Perú). En esta dirección reviste especial importancia la región de La Libertad donde una de las transnacionales mineras, la “Barrick” sigue exportando el oro, mientras los poblados de Santiago de Chuco, Pataz, Bolívar, siguen en el olvido, lo que ha dado como resultado que las rondas campesinas y los frentes de defensa hayan paralizado el 8 de Junio por moralización y desarrollo.

El Estado Gendarme de Alan García

Caracterizar al APRA en el escenario sudamericano, después de que Alan García dio luz verde para disparar contra la población de la amazonía peruana el viernes 5 de Junio del 2009; es sumamente importante para los juegos del imperialismo norteamericano. Jorge Basadre decía al respecto: “No es un partido de social democracia, eso es una mentira, es un partido fascistoide, y yo no le veo porvenir.-Yo veo al APRA sin porvenir, porque era un partido cuyo fundamento estaba basado en el culto al jefe y en la organización vertical. Muerto el jefe ¿Qué queda?” (“La Historia y la Política”-Universidad Mayor de San Marcos-1,981-Lima-Perú). Para José Carlos Mariátegui el APRA era tema cerrado.

La estrategia es lograr enfrentar pueblo contra pueblo, típica conducta fascista del APRA, ahora muy útil para una derecha ultra conservadora, que republicanamente ha sido incapaz de convertirse en clase dirigente, pero su naturaleza dominante al servicio del gran capital es pieza clave en Sudamérica para una perfecta cabecera de playa del imperialismo norteamericano, contra los presidentes de Ecuador (Correa), Chávez (Venezuela) y Bolivia (Morales), solamente así se entiende el argumento de que los justos reclamos de la población amazónica “tienen motivos externos”.

La respuesta primera de Alan García fue dar la orden de abrir fuego contra la población civil olvidándose “….que a partir del año 2002 está en vigencia el Estatuto de Roma, que ha sido suscrito por el Perú, el cual ha establecido la Corte Penal Internacional que funciona en la ciudad de La Haya; que constituye el instrumento de protección a los derechos humanos; no restableciendo un derecho vulnerado o indemnizando a las víctimas o a los familiares, como lo hacen los organismos supranacionales de Derechos Humanos (Comité de la ONU, Comisión Interamericana y Corte Interamericana de la OEA), sino sancionando penalmente a los responsables individuales.

Precisamente el Estatuto de Roma, en su artículo 7º inciso 1 tipifica al asesinato, particularmente cuando este delito se produce dentro de la circunstancia de “ataque contra una población civil”. Asimismo en su artículo 27º , señala como sujetos pasivos de juzgamiento a Jefes de Estado o de Gobierno, funcionarios públicos, miembros del gobierno, representantes elegidos. De igual manera jefes militares, respecto a crímenes que cometan las fuerzas bajo su mando. Y lo que le espera, a los autores de crímenes de lesa humanidad a partir del año 2002-es una pena de reclusión hasta un máximo de 30 años. Y si fuera por otros delitos, como crímenes de genocidio, crímenes de guerra o crimen de agresión y que revistan suma gravedad, reclusión a perpetuidad” (“Crímenes de Lesa Humanidad”-Victor Julio Ortecho Villena-Diario “La Industria”-Trujillo-Perú).

utguerrero31@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3204 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad