Al filo 98

La OEA contra la pared

Quienes en el país intentan un ejercicio de defensa de la alicaída Organización de Estados Americanos, recurren al pobre y nada creíble argumento de que Venezuela se está aislando del Mundo.

Este es uno de los principales errores del oposicionismo venezolano: pensar que el resto de la población de Venezuela es analfabeta funcionar, que sólo lee, ve y oye sus medios de propaganda. Uno imagina que en los cada vez más países que se relacionan con el nuestro, esas falsas noticias son tomadas como un chiste. Por ejemplo, que pueden pensar los japoneses, rusos, chinos, centroamericanos, caribeños, suramericanos, africanos y hasta en Europa, con estados como el francés o el suizo, con los que nunca había habido tal buen nivel de relacionamiento. Pero los malos voceros del oposicionismo se mienten a sí mismo queriendo que sus retrógrados deseos se hagan realidad. “Deseos no…” ya saben.

Por ya casi cincuenta años, la República de Cuba expulsada de la OEA ha desarrollado una diplomacia estratégica que le ha permitido relaciones de cooperación y solidaridad mundial. Quien dude de ello, simplemente saque cuenta. Por diecisiete años seguidos el bloqueo de EEUU contra Cuba es condenado casi por unaminidad en la Asamblea General de la ONU, donde apenas tres países, incluido EEUU vota a favor del bloqueo.

Por ello, a Cuba no le hace falta reingresar a la OEA, pero si mantiene las mejores vínculos con toda América. Es miembro activo del ALBA, y recientemente el Grupo de Río la admitió en su seno. El ALBA avanza a pasos agigantados como el mecanismo de integración más dinámico del continente, y el Grupo de Río como el foro de opinión política de mayor respetabilidad y proyección.

Mientras la OEA se debate entre el ser y no ser, atrapada por la metodología del consenso en sus pesadas estructuras. Cayó en la trampa de la Carta Democrática Interamericana que aprobó en Perú 2001, por miedo a un Fujimori convertido ya en un cadáver político. La publicitada Carta no sirvió a los planes de la derecha, que le hizo perder aceleradamente toda credibilidad al no aplicarla en golpes de estado como el de Venezuela. Allí mas bien la OEA jugó a la desestabilización mediática, instalando durante casi un año al entonces Secretario General César Gaviria en Caracas, para hacer parecer que la OEA tenía intervenida a Venezuela. En tanto, nuestra diplomacia derrotaba una y otra vez las pretensiones del gobierno de Bush, viejo jefe de la OEA.

El ejercicio de enseñar a la vieja OEA a respetar a los pueblos fue haciendo músculo en una América Abya Yala que parece al fin estar a la búsqueda de los principios bolivarianos, de una América sin EEUU. La reunión de jefes de estados de América Abya Yala en Brasil en diciembre de 2008, le dio luces de esperanza a esos principios, y la mal llamada reunión Cumbre de las Américas, concluida sin declaración final, por voluntad de nuestros pueblos, hace ver que la OEA está contra la pared.

Ahora, solo le queda aferrarse al circo de dar certificados parciales a través de su caricaturesca Comisión de Derechos Humanos, que sólo procesa informaciones de ONG de muy dudosa reputación y financiamiento; y a observar elecciones, en un papel que hacen mejor los organismos electorales de cada país.

Las alternativas se achican para este agonizante organismo. Una opción, en Honduras es posible que den patadas de ahogados aprobando el reingreso de Cuba, aunque ésta no lo acepte, porque sencillamente no le interesa este organismo. Otra es el llamado a una reforma general del organismo, que incluya la forma de tomar decisiones y mecanismos más específicos de cooperación entre las naciones en un plano de igualdad y respeto a la soberanía. Una tercera, es la implosión, la desaparición, para dar paso a instituciones más útiles. Podría entonces decretarse un rip definitivo, como hizo en los cuarenta la Sociedad de Naciones, o la retirada paulatina de los socios, lo cual hará más dolorosa la desaparición, tal como está pasando con la moribunda Comunidad Andina. El mundo está cambiando, Voy que corto.

reibol@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2490 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad