Rehén de los EEUU.

Estados unidos se encuentra en la necesidad de ejercer una completa política de poder sobre bases totalmente nuevas. El esquema norteamericano de un estado mundial exige para tener suceso, la institución de una nueva economía por las significativas mutaciones en la finanzas internacionales sin que, con todo, se puedan identificar con certeza los rasgos dominantes del nuevo sistema que, prevalecerá en un futuro no muy lejano. Las coaliciones militares con las naciones europeas, estas estén de acuerdo con respecto a los problemas de la política exterior norteamericana., Aceptaran, de una u otra forma, la hegemonía de Estados Unidos.

¿Qué forma básica presentara la política económica internacional en los próximos años? ¿Serán definidos a partir de conjuntos nacionales o multinacionales? ¿Cuáles criterios se utilizaran para agregar o desagregar intereses nacionales? La perplejidad con respecto a la futura fisonomía de la economía internacional por la devaluación del dólar y los múltiples problemas energéticos, climáticos, alimenticios, que afectan a todo el mundo constituyen un fenómeno reciente. Hasta fines del siglo pasado se admitía, aunque sin discusión explicita, que desde la post guerra venia organizándose bajo la hegemonía de los EEUU el establecimiento de un nuevo orden mundial. Tres factores de orden político inciden derivados de la tutela militar norteamericana, establecida en los últimos veinte años después del derrumbe de la ex URSS.

Primero, resultaba inconcebible para la súper estructura política y económica que se construía a nivel mundial, que esta no tuviera el apoyo militar de los estadounidenses.

Segundo, la posición de la economía norteamericana en el mundo. El potencial de los recursos naturales y energéticos, el control ejercido por las empresas norteamericanas sobre estas fuentes de materia primas fuera del territorio estadounidense, auguraban un futuro prometedor para sostener el imperio de la explotación y de la dependencia económica del mundo subdesarrollado con el imperio.

Tercero, los factores de las finanzas, ha nivel global ejercido por el dólar.

Sucede que los problemas agravados en este siglo han provocado la aparición de una estrategia de rechazo generalizada a la política de los EEUU y a su sistema capitalista. Llevando a la devaluación del dólar y a una crisis financiera de enormes proporciones, lo que le resta condiciones de pretender ejercer hegemonía global. En Europa, en Euro Asia se explica el conflicto militar promovido por los grandes aliados europeos y estadounidenses, preocupados por asegurar posiciones estratégicas que les permitan contener en el futuro el nuevo poder ruso. No llama la atención, por ello, que Rusia al reinicio de la guerra fría procure estructurar su política exterior entorno a los problemas del petróleo, gas y armamento su seguridad mas inmediata.

Esa seguridad en el mundo entendido por los rusos exige la interferencia en los asuntos internos de determinados países como Georgia a fin de que la CÍA. y la Comunidad Europea no constituyan gobiernos desestabilizadotes de extrema derecha como lo hicieron en países del mar Báltico ( Letonia – Estonia – Lituania ) usados como trampolín político para atacar Rusia y sus vecinos.

El reinicio de la guerra fría nace a raíz de la crisis política y económica de los Estados Unidos. Tiende a agravarse en la medida que los imperativos de seguridad nacional de los estadounidenses y europeos exigen anexar naciones con recursos energéticos y naturales, a su política exterior. La bipolarización de poder por estos aliados establece control total sobre la economía mundial.

Rusia construye una esfera de influencia. Reservándose el derecho de interferir en los asuntos internos de los países integrados a su orbita: Irán, Turkmenistán, Kazajstán, Azerbaiján, Georgia, Uzbekistán, son entre otras naciones objetivos en su seguridad exterior. EE.UU. por su lado se reorienta a Asia, con la India, Pakistán, Japón, Taiwán y posiblemente China la institución de un estado global, dentro del cual su enorme poder militar le permita un cómodo liderazgo.

Tal conflicto tornaría obsoletos los métodos tradicionales de política internacional. Razones de otro orden, derivados del armamento nuclear, su disuasión, descarta una guerra generalizada. Surge así esa extraña combinación de métodos diplomáticos y acción militar indirecta que reciben la denominación de guerra fría.

La doctrina de la guerra fría surgió en Estados unidos como una hábil alternativa al uso de la fuerza militar en la política de contención de la ex Unión Soviética. Estrategia utilizada en todo el mundo por la política de estado de Washington. Paraliza las Naciones Unidas con su poder de veto limitándolo a solo permitir las invasiones como estrategia imperial.

Con el tiempo esa política de contra golpe, mediante una hábil y vigilante aplicación militar en varios puntos de la tierra, llevo a que los europeos se sientan protegidos por la red militar de los Estados Unidos. Pero esta misma red hace que los europeos sean rehenes de los norteamericanos. Sus poblaciones física y espiritualmente se encuentran cansadas por un sistema económico y político dependiente, vulnerable e impotente en un futuro inmediato y sobre su futuro flota una gran in certeza por depender nuclearmente de los norteamericanos.

Rusia se esta transformando del día a la noche en una de las mas potentes sociedades del siglo XXI. En base a esto, si Estados Unidos económicamente ya no pueden influenciar los desarrollos internos tanto de Europa como de sus otros aliados. Solo les queda la alternativa militar, provocando tendencias que eventualmente lleven a la rotura del poder imperial. Estados unidos puede alcanzar sus objetivos de política exterior militar mente, usando su fuerza convencional sin sufrir los riesgos de una guerra nuclear. El escenario nueva mente será Europa. El rehén de los estadounidenses.

Hans Morgenthan autoridad sobre la política exterior de los estados unidos nos dice: una guerra nuclear no es posible todavía por que la ciencia no ha resuelto como gobernar un terreno radioactivo que cubre una cuarta parte del globo. La superioridad de Estados unidos y Europa en armas convencionales, les puede tentar a usarlas para sus propósitos expansionistas. Lo que es una incógnita son los países nucleares de segunda generación como reaccionaran ante esas guerras preventivas y sin solución inmediata. Israel, Pakistán, India, Irán, las dos Coreas saben que tienen poderío atómico la incógnita esta en saber cual de esos gobernantes la utilizaran en nombre de otros cayendo en la manipulación de los estadounidenses.

China y Rusia están en vías de contención, eso todavía es suficiente para demostrar que la disuasión produce resultados temporales hasta que las naciones nucleares de segunda generación se decidan a utilizar su armamento. En ese momento no servirá ni el escudo anti misiles de los EEUU ni los nuevos cohetes diseñados por los rusos para sobrepasar ese escudo, nada servirá para evitar el holocausto nuclear.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3618 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: