Del Norte para el Sur. COPs

Contaminación ambiental y daño a la salud humana

CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y DAÑO A LA SALUD HUMANA

DEL NORTE PARA EL SUR. COPs.

Estocolmo, Suecia, 23 de Mayo del 2001, entro en vigencia el convenio de Estocolmo, legalmente obligatorio a partir del 17 de Mayo del 2004, otro incumplimiento del grupo de los ocho (G8), después de haber sido ratificado por 50 países, y a partir de esa fecha de los convenios, los gobiernos tenían dos años (2006) para elaborar planes nacionales de aplicación para la erradicación de esos productos. Estamos en el 2008, no pasa nada.

El convenio de Estocolmo, establece medidas para la eliminación de 12 contaminantes orgánicos persistentes (COPs), nueve de ellos son plaguicidas, los otros son productos industriales conocidos como policlorobifenilos (PCB), un tipo de aceite aislante usado por la industria eléctrica en mayor porcentaje, y el exaclorobenceno, conocidos como no intencionales, ya que se generan en forma no intencional durante la combustión y manufactura de compuestos químicos que contienen cloro principalmente. Los COPs son un conjunto de sustancias químicas que comparten cuatro características básicas: Son tóxicos para la salud humana y animal, contaminan el medio ambiente. Son orgánicos por tener carbono en su estructura química, por lo que se vuelven solubles en grasas, por lo tanto se bio acumulan y bio magnifican a todo lo largo de la cadena alimenticia. Son Persistentes ya que duran décadas antes de degradarse, se desplazan a grandes distancias. Todas estas propiedades hacen de los COPs una combinación peligrosa, imposible de controlar una vez en el ambiente.

Los COPs incluidos en el convenio de Estocolmo, son diruptores endocrinos, causan desequilibrios hormonales, debido a que imitan, sustituyen o inhiben la acción de las hormonas, provocando reacciones bioquímicas descontroladas, especialmente en el desarrollo embrionario. Se bioacumulan, ya que cuando son liberados en el ambiente se disuelven en los tejidos grasos, y se concentran a través de bioacumulación, se bio magnifican, aumentan en cientos, luego en millones de veces, en al medida en que los organismos expuestos a los COPs son devorados por sus depredadores, lo que implica que estos contaminantes se ubiquen en todos los eslabones de la cadena alimenticia.

Son persistentes, debido a que resisten al degradación causada por el sol, la transformación química y la descomposición causada por los micro organismos, lo que ocasiona que se desplacen a grandes distancias, evaporándose lentamente en climas calientes, son llevados por las corrientes de aire, se condensan y precipitan al suelo cuando la temperatura baja, vuelven a volatilizarse, y repiten el ciclo una y otra vez, de este modo los COPs se movilizan de las zonas cálidas a las frías del planeta hasta llegar a las zonas polares, también son arrastradas por corrientes de agua dulce y corrientes marinas.

Los COPs tienen un efecto transgeneracional, la exposición se inicia desde al concepción, se han encontrado residuos en semen, los COPs encontrados en los residuos grasos pasan a la sangre, traspasan la placenta, así como al excretarse en al leche materna es transferida a los bebes en al lactancia, por lo tanto los seres humanos son los mas afectados a estos contaminantes, en el periodo de la vida en el que son mas vulnerables. Principalmente entran al cuerpo humano a través del consumo de alimentos, ya que se los ha encontrado en productos lácteos, pescado y carnes en cantidades muy pequeñas, por lo tanto no se pueden ver, oler, ni sentir.

Estos contaminantes son parte de la carga corporal toxica, que pasa a las generaciones, carga corporal que significa el volumen total de sustancias químicas presentes en el cuerpo en un momento determinado. Investigaciones científicas, especialmente desde el descubrimiento del ADN, proyectan que tanto hombres como mujeres, llevamos en el cuerpo 700 contaminantes, incluidos los COPs. Estas toxinas causan cáncer, la OMS y la agencia internacional de investigación sobre el cáncer, de acuerdo a un informe de evaluación, realizado sobre dioxinas, por la agencia de protección ambiental (EPA) en 1997 al 2000, los niveles promedios de dioxinas y compuestos similares, expuestos a la población representaba un riesgo de uno por cada mil, hoy son 3 por cada mil.

Estudios sobre trabajadores expuestos y población afectada encontró que estos compuestos han incrementado el cáncer en tejidos blandos, pulmón, estomago, tumor maligno de los ganglios linfáticos y tumor maligno en el tejido conjuntivo.

Breve descripción de los COPs y su uso.

ALDRIN, insecticida para proteger las semillas, usado contra plagas de suelo, cultivos de maíz, algodón y papa.

CLORDANO, insecticida ampliamente usado en cultivo jardinería, bosques.

DDT, insecticida utilizado en el pasado para el control de mosquito trasmisores del paludismo, en algunos países se los continúa usando para el control de la malaria, el químico más poderoso para el daño de la salud humana y animal que el hombre haya podido inventar.

DIELDRIN, insecticida usado en frutales, plagas de suelo, en cultivos de maíz, papas, algodón, contra ectoparásitos en ganado.

ENDRIN, rodenticida e insecticida, usado en algodón, arroz, maíz, y para el control de ectoparásitos en ganado.

HEPTACLORO, fungicida es también un sub producto contaminante resultado de la producción de plaguicidas y compuestos clorados.

MIREX, insecticida usado en diversos cultivos agrícolas, contra hormigas y termitas.

TOXAFENO, insecticida usado en el pasado, todavía existe usados para cultivos de algodón maíz, cereales y hortalizas.

BIFENILOS POLICLORADOS, tipo de aceite usado por al industria eléctrica, para el funcionamiento de transformadores eléctricos y condensadores.

HEXACLORO BENCENO, usado como plaguicida, también como aditivo en al producción industrial. Es un COPs que se forma de manera no intencionada.

DIOXINAS IFURANOS, sin utilidad, se produce de manera involuntaria, a partir de procesos térmicos, en materias orgánicas y sustancias de cloro, por una combustión incompleta o por reacciones químicas.

Desde los años 60, 70, se empieza a producir especialmente en los Estados Unidos, la contribución terrorista, para el agro y la industria, traída, utilizada por todas las industrias, luego distribuidas a los monopolios, creados para la oligarquía, hasta el día de hoy, envenenando al ser humano y contaminando el ambiente.

Convenio de Estocolmo, olvidado, saboteado especialmente por el imperio, a pesar de los graves daños al ser humano y a la biosfera, se siguen produciendo en su territorio estos productos en un 44%, luego trasfirieron las patentes a otros países del norte inicialmente como inventos modernos para el desarrollo agrícola e industrial, gran aporte de estos dementes. Ya han pasado dos años del convenio de Estocolmo, y como los demás tratados ambientales, nadie dice nada. Terrorismo capitalista ambiental para el tercer mundo


Bibliografía consultada: Green Peace. PNUMA, Convención de Estocolmo, Foro de Seguridad Química (FCS)

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 18853 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: