Razones del porqué enfrentamos un peligro de desintegración territorial

Venezuela vive el período más crucial de su historia, ya que corre el peligro inminente de perder la mayor parte de su territorio y el control y propiedad de sus inmensas riquezas naturales mediante la acción militar del gobierno de Estados Unidos y de un grupo de países aliados utilizando la carta de acusar a algunos dirigentes del proceso venezolano de narco terroristas.

Esta es una acción extremadamente grave que no tiene, ni puede tener, una salida política. Lo único que cabe es una invasión militar que acabe con la vida o con la libertad de los acusados. Para los norteamericanos no existe otra alternativa y prueba de ello es la movilización de una flota armada hacia nuestras costas.

Es muy importante internalizar esta realidad para poder interpretar correctamente la conducta de los países aliados de Estados Unidos así como la de los partidos AD, Copei y sus adláteres, vulgares agentes del Departamento de Estado, vital para tener una estrategia victoriosa.

El objetivo norteamericano no es otro sino el de apoderarse de las mayores reservas de petróleo del mundo en poder de Venezuela, como parte esencial de su estrategia de dominación mundial mediante el control militar de la mayoría de las reservas de crudo del planeta.

UNA ALIANZA DE PAISES INTERVENCIONISTAS BASADA EN INTERESES
-
Estados Unidos cuenta para ello con el apoyo de un grupo de países aliados, todos interesados en sacar provecho participando en esa intervención.

1 – De Colombia que por fin, después de varios intentos frustrados, ve la posibilidad real de apoderarse, mediante un conflicto armado, del Golfo de Venezuela y de sus riquezas petroleras. Objetivo que es compartido por la inmensa mayoría de sus dirigentes, incluyendo los mal llamados de izquierda, como lo hemos visto en las reacciones complacientes ante la acción gringa de Petro y de la Alcaldesa de Bogotá.

2 – De Brasil, que cristalizaría su plan de expansión territorial hacia el norte, ya denunciado a principios de la década de los noventa del siglo pasado por el entonces diputado Walter Márquez, y que consiste e apropiarse de nuestras inmensas riquezas minerales en Guayana, consideradas vitales por ellos para sus industrias.

3 – De los países europeos, que al no poseer petróleo, están condenados ahora a depender energéticamente de Rusia y de los inestables e inseguros países árabes, y que ve en la apropiación de nuestras reservas por parte de su aliado Estados Unidos, una forma de garantizarse el suministro de tan vital recurso. Estrategia que es compartida por la inmensa mayoría de sus dirigentes, incluso los denominados de izquierda, tal como se apreció en las reacciones de Pablo Iglesias, Garzón y Borrel al anunciarse el plan.

Es decir, ESTE CONFLICTO NO ES IDEOLOGICO, NI ENTRE GOBIERNOS DE IZQUIERDA Y DE DERECHA, sino entre países en procura de sus intereses.

HAY QUE DEFENDER NUESTRA INTEGRIDAD Y NUESTROS RECURSOS MINERALES.
-
Ante esa realidad, nuestras tareas más urgentes como venezolanos son las de; Primero, garantizar nuestra integridad territorial, Segundo, proteger nuestras inmensas riquezas naturales y Tercero, mantener y fortalecer nuestro sistema democrático, haciéndolo más transparente, incluyente y participativo.
-
En esta lucha que se avecina no puede haber cabida para aquellos políticos que actúan como agentes del Departamento de Estado. Hay que evitar caer en sus fariseísmos, tal como el de Ramos Allup, quien recientemente dijo, con su cara muy lavada, que AD se opone a una intervención militar. Pamplinas. Si de verdad se opusieran hace tiempo que sus diputados hubiesen removido a Guaidó y condenado la falsa acusación de narcoterrorismo hecha por Estados Unidos.
-
Pero no basta con denunciarlo. En las actuales circunstancias tienen que recibir todo el peso que la Ley reserva para los traidores a la patria. No podemos tener una quinta columna dentro de nuestro país.
-
Hay que entender que a estas alturas y ahora, en el mundo occidental, impera el más crudo egoísmo con un desconocimiento total de las normas del derecho internacional. En ese aspecto no podemos hacernos ningunas ilusiones.
-
La consigna para los venezolanos en este momento es la de sobrevivir y triunfar, sin lo cual no se podrá aspirar a construir un mundo mejor.
-
Primero lo primero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1748 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: