¿FAOSOCIALISMO? o nueva avanzada de la tecnocracia imperialista en la guerra cultural (II)

III. La ejecución y resultados del plan neocolonizador en la agroalimentación: el exterminio cultural

La eficiente forma de eliminar las "filosofías ancestrales" o sea nuestras CULTURAS ORIGINARIAS, CAMPESINAS, PESCADORAS, COSTERAS, ANDINAS, LLANERAS, GUAYANESAS; es modernizándolas y tecnificándolas; haciendo énfasis exclusivamente en el conocimiento, atropellando y desechando toda el bagaje cultural de estos pueblos, que inclusive tienen sus formas diversas de generar conocimiento y tecnologías, pero determinadas por su territorialidad y cosmovisión; lo que los independizan de la vorágine occidental. Y a eso viene la FAO, a occidentalizar por medio de la cientificación-tecnificación modernizadora a los focos de resistencia cultural, punto de partida para la tan anhelada emancipación. Siendo la perfecta tecnocracia que ha servido para plagar de hambre al mundo, someter pueblos mediante la "alimentación industrial occidental" y propagar por todo el mundo la revolución Rockefeller, Deere, Gates, Heinz, Kellogg, Monsanto, Dupont, Sygenta, Dow, Bayer, etc. ¿ahora, viene a ayudar a los socialistas, disfrazados de FAO-SOCIALISMO? ¿Ingenuidad o coincidencia cultural euroantropocéntrica? ¿Podrá haber reflexión, revisión? o simplemente ignorar tamaña verdad por confort intelectual-ideológico; o si se debate ¿es revisionismo o contrarrevolución?. Pues así avanzan, con el aval de una camarilla cientificotécnica de "derecha e izquierda" silenciosamente posicionada en altos cargos, en diferentes experiencias políticas no alineadas. Con el mismo subterfugio de setenta años atrás de "aumentar la productividad mediante tecnologías, para salir de la crisis alimentaria"; vienen a seguir erosionando el más mínimo foco de reencuentro, reanimación y restauración del camino cultural, necesario para lograr senderos propios sin tutelajes filosóficos euroantropocéntricos, derivados de Grecia.

De esta forma desde el extranjero y de la mano de instituciones nacionales, se extienden conocimientos modernos científicos y tecnológicos a ser aplicados por los pueblos neosubyugados, para el progreso económico, el aumento de la productividad; para salvarlos del hambre y la pobreza de nuestras "culturas atrasadas".

De la página de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se recoge la siguiente información:

"…El 16 de octubre de 1945, la FAO se estableció como organismo especializado…El trabajo de la FAO consiste en ayudar a los países en desarrollo a modernizar y ampliar su agricultura, silvicultura y pesca, mejorar sus niveles de alimentación y nutrición y aliviar así la pobreza y el hambre…" (http://www.fao.org.mx/index_archivos/Que%20es%20la%20FAO.htm, consultado el 12-07-2015).

Si esto fuera realmente así, después de 70 años de acción de la FAO; la tendencia del hambre en el mundo sería hacia la disminución y no su angustiante crecimiento. Siendo el organismo internacional de Naciones Unidas, para la lucha contra el hambre, llama la atención los datos suministrados por Jugenheimer (1.959), quien estudiando el caso de maíz (Cuadro 1), reporta que el promedio de producción de maíz por hectárea entre 1.934 hasta 1.954 (ya con la actuación de la FAO) de los maíces de Estados Unidos y Canadá, incrementan significativamente su producción de 1.400 a 2.350 y de 2.530 a 3.350, respectivamente; en contraste con Honduras y Guatemala, que descienden de 1.050 a 630 y de 990 a 710, respectivamente. De la misma forma para el caso de América de Sur el promedio disminuye de 1.530 a 1.270, destacando la gran caída de Bolivia, país con una alta población indígena y por ende con un trato cultural del maíz que tuvo 3.000 kg/ha, y Venezuela que bajó de 1.380 a 1.260. Es decir la supuesta actuación científico técnica neutral de la FAO, en aras del beneficio de la humanidad, comienza desde temprana edad a favorecer a los autoproclamados desde la ONU, países desarrollados, en detrimento de los países neocolonizados del tercer mundo.

Ante su contrastante acción/resultados, debido a sus programas parcializados y no pertinentes de acción occidentalizadora-modernizadora-tecnificadora, subsidiados necesariamente desde los estados nacionales, tienen su eterna excusa técnica preelaborada "los estados, los políticos, la burocracia son los responsables, por corruptos e ineficientes, que no aplicaron los planes debidamente; se requiere mucha inversión; no hay suficientes recursos humanos técnicos; o son pueblos atrasados que no se acogen a su salvación, debido a su herencia de culturas inferiores; pero si funcionan con el sector privado".

Cuadro 1.- Promedio de Producción por hectárea por región, país y año especificado (Fuente: Jugenheimer (1.959). Modificado)

 

Continente y País

 

Producción de maíz

por hectárea

 

1.934-38

1.948-52

 1.953

 1.954

América del Norte y Central

1.330

2.200

 2.210

 2.130

Estados Unidos 1

1.400

2.440

 2.490

 2.350

Canadá

2.530

3.200

 3.630

 3.350

Honduras

1.050

1.020

 630

 630

Guatemala

990

1.030

 850

 710

América del Sur

1.530

1.260

 1.360

 1.270

Bolivia

3.000

1.190

 1.190

 1.190

Venezuela

1.380

1.140

 1.210

 1.260

 

Mendia (1.997) aporta que la FAO fue "…fundada con el propósito… de mejorar las condiciones de la población rural y CONTRIBUIR ASÍ A LA EXPANSIÓN DE LA ECONOMÍA MUNDIAL… ha puesto un énfasis particular en la dimensión técnica … en la promoción del conocimiento científico y en la obtención, difusión y transferencia a los países en desarrollo de tecnología aplicada a la agricultura y a la producción de alimentos. Por esta razón, en décadas pasadas, buena parte de su actividad se orientó al apoyo de la denominada Revolución Verde…A la vista de las repercusiones negativas …la necesidad de impulsar una agricultura y un DESARROLLO RURAL SOSTENIBLE … aboga por desarrollar una "NUEVA REVOLUCIÓN VERDE" que haya aprendido de los errores pasados; un modelo de producción y de consumo sostenible, que sea más accesible a los pequeños campesinos y que preste mayor atención a las necesidades de ambos sexos…". (en mayúscula, nuestro) (http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/97, consultado el 09-01-2012).

 

Todo avanza en un mismo sentido de dominación variando sujetos, fachadas, discursos, escalas, pero siempre apoyado en la tecnificación de la agricultura, con el predominio del conocimiento científico técnico y preservando la cultura euroantropocéntrica que lo dirige. Una "nueva" agricultura familiar, sostenible o sustentable, creada o sistematizada desde los espacios científico técnicos, nada más y nada menos, atropella 15.000 años de cultura en estos territorios, que entre muchas cosas siembra, que occidente fragmentó y llamó agricultura. El desarrollo económico de 1.945, es sustituido por el desarrollo sostenible y sustentable; la revolución verde agrotóxica, es sustituida por la revolución ecológica; la agricultura industrial por la agricultura familiar, urbana, periurbana; de grandes productores, a medianos y pequeños productores; las unidades de producción o predios, son ahora agroecosistemas o cultivos protegidos; la agronomía es suplantada por la ecología, agroecología, agricultura orgánica, permacultura. Todo se fundamenta en la hegemonía de la cultura euroantropocéntrica, que separa al género humano corporal, mental y espiritualmente de la naturaleza, vista ésta como un vasto campo objeto de estudio, para cual recurso natural (cosas del territorio), ser gestionado racional o sostenible o sustentablemente, a favor de la hipertrofiada suprema especie humana, tanto individual como colectivamente.

Todo es decidido, avalado, difundido, autorizado e impulsado por un puñado de expertos desde la FAO para el mundo, sin alterar el dominio, la visión tecnocrática, ni la asimilación hacia la cultura euroantropocéntrica, para exterminar "las filosofías ancestrales", esas culturas originarias y sus herederos, esos pueblos cuya existencia está regida por su propia cosmovisión; y el aporte y soporte material y espiritual de sus territorios; he ahí la guerra cultural.

*Por el colectivo CARIACO/Andrés Avellaneda, Investigador de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, militante del Colectivo C.A.R.I.A.C.O.

Bibliografía

Engdahl, W. 2007. El Plan de Rockefeller. La agenda oculta de la manipulación genética. En: Seeds of Destruction. Global Research. Consultado el 10 de mayo de 2015 en: http://www.thirdworldtraveler.com/Engdahl_F_William/Rockefeller_Plan_SOD.html

Escobar, A. 2007. La invención del Tercer Mundo. Construcción y deconstrucción del Desarrollo. 1era.ed. Editorial el perro y la rana. Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Caracas, Venezuela. 417 p.

Jugenheimer, R. 1959. Obtención de maíz híbrido y producción de semilla. Cuadernos de Fomento Agropecuario Nº 62. Colección FAO. 395 p.

Mendia, I. 1997. FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). Consultado el 09 de enero de 2012 en: http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/97

Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). http://www.fao.org.mx/index_archivos/Que%20es%20la%20FAO.htm, consultado el 12-07-2015.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1498 veces.



Andrés Avellaneda

Prof. IDECYT-UNESR- Miembro del C.A.R.I.A.C.O.

 andresavellaneda42@yahoo.com

Visite el perfil de Andrés Avellaneda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a232600.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO