Desde la República Bolivariana de Venezuela

Una Carta necesaria para Danny Glover en ocasión de las próximas elecciones presidenciales en USA

Estimado Mr. Danny Glover, la intención de estas líneas va más allá de un saludo solidario de mi parte, presentado en ocasión de su manifiesto apoyo a la revolución bolivariana y en especial al procesado sentimiento hacia nuestro Comandante Hugo Chávez. Realmente quiero hacerle llegar una reflexión bien personal acompañada de una sugerencia para usted, en este preciso momento de la historia humana.

Usted particularmente viene simbolizando más allá de las pantallas de cine y demás medios extrapersonales, una vocería referencial sumamente importante, sobre todo en estas horas aciagas que mantiene en vilo la preservación de la Paz en el Plantea. Tomo en cuenta la necesaria producción de efectos positivos que nos lleve a los seres humanos encontrar respuestas asertivas antes de que sea demasiado tarde; me empeño con este intento de comunicación pese a la distancia entre ambos, que de lográndolo con éxito, seguramente nos permitiría ser optimistas en la tarea engrandecer la esperanza de la humanidad en su empuje para lograr la emancipación definitiva.

Por lo que he visto y oído de usted sé que es un hombre de justicia, sobre todo desde el acompañamiento de las recientes luchas del 99 % de los estadounidenses y de otros pueblos de Europa ante las arremetidas de los poderosos. Sabe a qué me refiero, de allí que, esperando que la presente carta pueda ser traducida con todo el sentido de su contenido y fielmente pueda llegar a sus ojos y mente sin tropiezos malintencionados, queriendo que la misma pueda servir para estimularle lo suficiente en dar un paso más adelante y decisivo en la lucha por la reivindicación de sus compatriotas y de los del resto del mundo. De aceptarlo, puedo asegurarle con la certeza del buen sentido de orientación humana, percibido como instinto de supervivencia, me hace indicar que Ud. tendría el mayor de los respaldos y acompañamiento de todos los hombres y mujeres de este mundo en la lucha por la vigencia digna de la humanidad, así como de líderes de talla internacional, cada uno en su dimensión y épocas, para concluir juntos en que definitivamente los pueblos del mundo por muy separados que nos mantengan, no estamos solos en esta gesta para salvar el planeta y su gente.

No quiero redundar en lo que se plantean y actúan quienes de verdad gobiernan desde el Pentágono y/o las empresas transnacionales bajo el amparo de todo el aparataje mediático, militar y financiero principalmente estadounidense, con el solo interés de adueñarse del planeta, porque está suficientemente difundido y usted perfectamente lo sabe; solo me referiré a la tragedia que viven los pueblos colonizados de Africanos y del Oriente Medio o Árabes, en su desespero de huir de la pobreza y la guerra que les han impuesto los ricos de USA y Europa en estos tiempos nuevos, luego del saqueo depredador a sus reservas y recursos naturales o en la pretensión de apoderarse definitivamente de ellos; esta situación se desarrolla con la sola intensión de repetir la lamentable y triste historia que se registró en los siglos XVII, XVIII, XVIX y XX, cuando los nativos de estos pueblos fueron criminalmente cazados y sacados a la fuerza de sus tierras para llevarlos a las metrópolis europeas y gringas como esclavos, con el único objeto de engrandecer sus riquezas y poderío imperial; muchos fueron asesinados antes de ser sometidos, otros ahogados en las aguas durante la penumbrosa travesía. Ahora, con los mismos sacrificios que les impone la nueva desgracia, los pobres de África y de Medio Oriente, con sus propios medios se lanzan al precipicio de una ilusión igualmente tenebrosa, quizá sin comprenderlo del todo, tiene el mismo final, servir como los nuevos esclavos en este siglo XXI, aunque los llamen refugiados.

Bueno, amigo Danny, en virtud al papel completamente contrario a la justicia que hoy más que nunca, significa realmente la guerrerista política de Estados Unidos en todo el planeta, permítame una breve referencia de la situación política de su país. La llegada a la presidencia estadounidense de Barrad Obama, pudo haber representado una oportunidad de redención para los desposeídos de USA, con repercusión importante para el resto de la humanidad y todo la especie viva del planeta, sin embargo, ya sabemos lo que ha venido pasado; este presidente, al ser llevado a esa instancia de poder político, financiero y militar por los mismos intereses que les ha permitido imponer a los presidentes anteriores, no tenía oportunidad de hacer algo distinto. Ahora, dentro de poco habrá elecciones presidenciales en EE-UU, y por supuesto, los tentáculos de ese mismo poder ya habrán definido quien será el sustituto o sustituta de Obama. Republicano o Demócrata, no será una persona que no les garantice la continuidad o avance más acelerado y severo de sus pretensiones hegemónicas en el mundo; en ello utilizan cualquier recurso y medios diferentes que les permita contrarrestar porque así lo han hecho, potenciales o posibles obstáculos, pues, entre otros, cuentan con un sistema electoral perfectamente concebido para garantizárselo. Este es el tamaño del reto que estamos obligados a vencer porque no tenemos más opción.

Con toda esta situación de desasosiego humano a nivel planetario, me permito tomar como referencia lo ocurrido en Europa, particularmente en España y Grecia, donde los pueblos mancillados y hastiados de tanta oprobiedad de sus gobiernos, se lanzan a las calles en protestas que han llegado a ser multitudinarias, con un resultado principal y efectivo, el nacimiento de unas alternativas electorales que recogen el sentimiento popular más allá de sus fronteras. Ustedes también vienen transitando ese verdadero y heroico camino de lucha popular con buenos resultados, tal como se refleja en las movilizaciones antiraciales y por la paz, solo falta un empuje organizativo y un liderazgo que aglutine el inocultable descontento ya desplegado por todo el territorio estadounidense, que como ya está demostrado, no quiere seguir sometido a ese indolente 1 % que los gobierna. Camarada Danny Glover, usted puede ayudar mucho más en esa gran causa, la causa de todos los hombres y mujeres de buena voluntad. Hágalo en nombre Martin Luther King y otros estadounidenses que sacrificaron todo con el anhelo de alcanzar el sueño. Proponga su nombre como candidato a la Presidencia de los Estados Unidos; estoy convencido de que no solo en su país, sino en todo el planeta causará el requerido vuelo que abrirá las alamedas necesarias para retomar la esperanza en el empeño de salvar la humanidad, para ello se requiere lo que dijo nuestro Líder Eterno, el pueblo movilizado junto a su líder, es una fórmula invencible.

Con todo el fervor,

Gustavo C Vásquez-República Bolivariana de Venezuela



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1175 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a213780.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO