Alba, complementación económica, gasoducto del sur, integración latinoamericana

El Proceso No. 8

EL PROCESO Nº 8 – APORREA – 2006-0420 – FERNANDO KEY DOMÍNGUEZ

 

ALBA, COMPLEMENTACIÓN ECONÓMICA, GASODUCTO DEL SUR, INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA. Con creciente dureza se plantea actualmente la lucha entre dos fuerzas en pugna, en América y en todo el Mundo. Por una parte el imperio estadounidense en su desmedido afán de imponer su hegemonía planetaria y, por la otra, los Pueblos y los gobiernos progresistas alineados en la defensa de la soberanía nacional, el derecho a la autodeterminación y la justicia social. Suramérica es uno de los tantos escenarios donde se produce esta lucha, con el imperio desbocado hacia la recolonización del subcontinente a través de los TLC,s sustitutivos del fracasado ALCA, y con los gobiernos progresistas contrapuestos a aceptar tal recolonización y decididos a desarrollar sus propias alternativas socio-económicas. En este contexto se insertan las políticas del Gobierno Revolucionario Bolivariano en una indetenible sucesión de propuestas, tratados, convenios y ejecutorias, dirigidas todas ellas a impulsar la integración entre nuestros países y a estructurar un Polo Latinoamericano con un peso creciente en el ámbito geopolítico mundial. Una muestra evidente de esto la tenemos en el reciente viaje del Presidente Chávez a Paraguay y al Estado brasileño de Paraná, con el fin de impulsar el megaproyecto del Gasoducto del Sur, cuyos efectos sobre el progreso de Venezuela y de toda la región serán de dimensiones verdaderamente trascendentales, y, además, de promover el intercambio comercial entre los empresarios venezolanos y los de estas naciones. Nunca antes el Estado venezolano había desarrollado políticas comparables a las que hoy aplica el Gobierno Bolivariano, y nunca antes fue tan evidente y significativo el papel de nuestra Nación en el contexto geopolítico mundial, aunque le moleste al imperio y sus lacayos.

 

VENEZUELA SE SALE DE LA COMUNIDAD ANDINA DE NACIONES. Así lo anunció el Presidente Chávez en la reunión con los mandatarios de Uruguay, Bolivia y Paraguay, realizada recientemente en Asunción. Es la respuesta lógica y soberana de un Estado que no puede aceptar la sumisión de esta comunidad a las imposiciones de una potencia imperial, imposiciones que se traducen en la firma de tratados de libre comercio con EEUU por parte de tres de sus miembros, como son Colombia, Perú y probablemente Ecuador. Tales decisiones entreguistas de los gobiernos de Álvaro Uribe, Alejandro Toledo y Alfredo Palacios suponen una puñalada por la espalda al comercio interandino, al abrirle incondicionalmente y sin aranceles sus mercados a los productos gringos subsidiados. Como ejemplo está el caso concreto de Bolivia, miembro de la CAN y gran productor de soya, que perderá sus mercados colombianos ante la irrupción de la soya transgénica de origen estadounidense, está el caso de Venezuela cuyo importante intercambio comercial con Colombia se verá reducido por la penetración de mercancías gringas en este país. Otra vertiente realmente patética de los TLC es la eliminación de los medicamentos genéricos, lo cual aumenta los costos de la salud en más de un 200% y trae como consecuencia la condena a muerte de los pacientes de origen humilde. De esta manera, el intenso intercambio comercial que anteriormente existía entre las cinco naciones andinas, queda ahora reducido al miserable “repele”  que le dejen las transnacionales imperialistas y, claro, ante el triste futuro que como entidad marginal le espera, la conclusión es muy simple, como lo ha dicho el Presidente Chávez, “…la Corporación Andina de Naciones está muerta” y, agregamos, sus enterradores son Álvaro Uribe y Alejandro Toledo, mientras Alfredo Palacios está en espera de que los capos del imperio le pasen la pala para empatarse en la misma onda de los otros dos lacayos.   

 

IRÁN, SOBERANÍA Y DIGNIDAD FRENTE A LAS AMENAZAS IMPERIALISTAS. Dentro de su genocida tesis de la “guerra preventiva”, el imperialismo estadounidense se prepara para perpetrar  un nuevo crimen contra la Humanidad, la agresión contra el Pueblo iraní. El pretexto es la decisión soberana tomada por los hermanos árabes, de desarrollar sus centrales de energía nuclear con fines pacíficos. Cada vez se muestran más agresivos los voceros del imperio, comenzando por la secretaria de estado Condoleezza Rice. Esta señora, con el mayor cinismo y descaro, ha calificado en reiteradas oportunidades a Irán como “amenaza mundial” por “el delito” de tratar de desarrollar una forma de producción de energía que es común en numerosos países de los llamados desarrollados, la energía nuclear. Según los voceros del imperio, estaría prohibido para todos los gobiernos del Mundo el desarrollo de la energía atómica, excepto para sus incondicionales, no importa que esta energía se vaya a utilizar para producir electricidad, con fines médicos o cualquier otro objetivo de índole pacífica.  Pero el Gobierno iraní no acepta imposiciones imperiales y se restea con su derecho a desarrollar la energía nuclear, lo que le ha generado una situación conflictiva con la administración Bush y con su estafeta del ramo, la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), la cual pretende, conjuntamente con la cabronería de varios regímenes serviles de la Unión Europea, llevar a la Nación islámica al Consejo de Seguridad de la ONU. Ante esta situación y considerando que este imperio yanqui que hoy amenaza a Irán es el mismo que ha llenado de muerte y destrucción a Irak, Afganistán, Haití, Yugoslavia, Panamá, Grenada, Vietnam y decenas de países más, es necesario que el rechazo de la Humanidad sea total, evidente y militante, porque en detener la agresión contra la heroica Nación islámica va la suerte y la vida del resto del Mundo. Una invasión exitosa contra Irán por parte del imperio sería un paso esencial en favor de la hegemonía mundial gringa. Por eso, en este momento quienes no estamos dispuestos a tolerar la hegemonía mundial de los Estados Unidos debemos estar con Irán, con su Pueblo y con su derecho a ejercer su soberanía y autodeterminación.

 

QUE TENGA CUIDADO EL IMPERIO, PORQUE LA AVENTURA BÉLICA CONTRA IRÁN LE PUEDE SALIR MUY MAL. Posiblemente la CIA, el pentágono, la inteligencia, la contrainteligencia, el espionaje satelital, y demás vainas del aparataje imperial de sojuzgamiento del Mundo, habrán calculado que una agresión contra Irán les va a salir barata y le va a producir altos beneficios al “complejo industrial-militar”, y muy especialmente a Halliburton y otras transnacionales de ese buitre carroñero llamado Dick Cheney. Sin embargo, parece que las cosas pueden ser  muy diferentes por lo que se desprende de las declaraciones de dos ex consejeros del aparato antiterrorista gringo, Richard Clarke y Steven Simon, las cuales han sido publicadas por Folha de Brasil y Aporrea.Org de Venezuela. Dicen estos señores lo siguiente: “cualquier campaña de bombardeos de Estados Unidos (contra Irán) simplemente iniciará un proceso en cadena y creciente. (...) Una de las primeras actitudes de Irán será atacar instalaciones del Golfo Pérsico, lo que hará que los precios del petróleo superen los 80 dólares por barril (...) Además de eso, podrían atacar blancos norteamericanos en todo el Mundo, inclusive dentro de Estados Unioos. (...) Irán tiene fuerzas bajo su mando que son muy superiores a cualquier cosa que Al Qaeda haya sido capaz de poseer. (...) Teherán está en posición de hacer que la situación en Irak sea mucho peor para Estados Unidos de lo que ya es. (...) La Brigada Badr y otras milicias chiitas en Irak podrían iniciar una campaña mortal contra las tropas británicas y norteamericanas. Todo indica que Irán ya tiene una respuesta planeada y lista” A lo anterior se agregan las informaciones publicadas por el Sunday Times, de Londres, donde se afirma que “El Gobierno de Teherán ha formado batallones de suicidas para efectuar atentados contra objetivos de Estados Unidos y el Reino Unido”. Estos batallones incluirían unos cuarenta mil hombres y tendrían ubicados 29 objetivos occidentales.

 

DE LA AGRESIÓN IMPERIALISTA CONTRA IRÁN AL INFIERNO GENERALIZADO EN TODO EL MUNDO. Durante los últimos dos siglos, hemos sabido de decenas de invasiones y agresiones imperialistas perpetradas por los gobiernos estadounidenses, que les han producido en la mayoría de los casos rápidas victorias gracias a su superioridad militar. En algunas oportunidades han tenido que mantenerse por largo tiempo como fuerzas de ocupación y han requerido de la ayuda de despreciables traidores a sus países de origen, como fue el caso del papel cumplido por Anastasio Somoza en Nicaragua, en el asesinato del patriota y revolucionario Augusto César Sandino. Pero también les ha tocado morder el polvo de la derrota, como lo sufrieron en Cuba en 1961 y en Vietnam en 1975, como les está pasando actualmente en Irak y Afganistán, y como muy probablemente les ocurrirá si llegaran a atreverse contra Irán. Si tenemos en cuenta lo afirmado por Richard Clarke y Steven Simon, de una eventual agresión gringa contra Irán podría derivarse una durísima respuesta con consecuencias letales sobre fuerzas militares, centrales nucleares, pozos petroleros, instalaciones industriales, poblaciones civiles e intereses norteamericanos, británicos, israelíes y de otros países involucrados ¿Sería por esto Irán un país terrorista? No, sería simplemente una Nación agredida propinándole la más dura y contundente respuesta a sus atacantes. De ocurrir lo descrito, los Estados Unidos se encontrarían ante una situación nueva para ellos, sufrir las consecuencias de la guerra en su propio territorio, el verse reducidos en carne propia a la condición de objetivos militares, algo que apenas han vislumbrado cuando Pancho Villa tomó Columbus en 1916 y cuando se produjo el atentado contra el WTC en 2001. Pudiera entonces el gobierno gringo tomar la decisión de borrar del mapa a Irán, de exterminar a todo su Pueblo, de lanzar todo su monstruoso arsenal de armas nucleares acumulado desde 1945, pero con ello, además de las gravísimas consecuencias que tal acción genocida tendría para la vida en La Tierra, sólo conseguirían la radicalización y la multiplicación del odio y del rechazo en su contra, y la desestabilización total y ruina económica planetaria, así como también alguna nueva e inimaginable respuesta. Seguramente otras potencias actuarían en solidaridad con Irán o por elementales razones de supervivencia al ser incompatible su existencia con la de un poder hegemónico de características tan explícitamente genocidas, las protestas populares en todo el Mundo se harían totalmente incontrolables y arrasarían con todo cuanto tuviera relación con intereses norteamericanos. En conclusión, el infierno se convertiría en una realidad generalizada en todo el planeta Tierra.

 

“OPERACIÓN CONFRATERNIDAD DE LAS AMÉRICAS, CONTRA EL NARCOTRÁFICO Y EL TRÁFICO DE PERSONAS”. Esta es la “explicación” gringa para las “maniobras militares” que realizan en el Mar Caribe con toda la tecnología genocida imaginable, desde portaaviones hasta misiles, con decenas de miles de marines y otros sicarios imperiales. No puede ser más bufa y ridícula tal “explicación”, cuando a todas luces se observa un trasfondo intimidatorio contra Cuba, Venezuela y Bolivia, y contra cualquier otra Nación que se atreva a cometer el “pecado” de asumir su soberanía y su derecho a la autodeterminación. Es bien rara y desproporcionada la “confraternidad” derivada de un portaviones repleto de cazas y bombarderos, o de un grupo de destructores erizados de cañones y lanzamisiles ¿Será que los narcotraficantes y los traficantes de personas también cuentan con portaviones, cazas, y bombarderos para movilizar las drogas y la gente traficada, y y al encontrarse ante esta enésima “amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos” el imperio hace gala de “su confraternidad”? Bien buena “la explicación” para estúpidos ilustrados o deslustrados, disociados psicóticos y goebbelsvidentes, pero no válida para la gente crítica y analítica o, simplemente, que no tiene nada de bolsa. Con estas maniobras la administración Bush cree que puede meter miedo, pero ante un Pueblo resteado y decidido a ser libre, no hay imperio que valga.

 

CHÁVEZ, “SI NOS INVADEN, VOLAREMOS LOS POZOS PETROLEROS”. Habrá que ver entonces con qué carajo el imperio va a mover su parque industrial y sus vehículos. Las declaraciones del mandatario venezolano irrumpen como otra demostración de la decisión que se está generalizando en las naciones del Mundo, de no dejarle pasar una al imperio, de decirle bien claro que sus genocidas y asquerosas invasiones no les van a servir para llenarse con el botín que ellos pretenden, y que ya nadie está dispuesto a permitir que lo expolien, esclavicen y desvalijen a cambio de perdonarle la vida y darle la limosna de una existencia precaria. Ya nadie se puede calar el cuento de que las acciones criminales del imperio “se justifican” por “la expansión de la libertad y la democracia”. Dios nos libre de la clase de “libertad y democracia” que sufre el Pueblo de los Estados Unidos.       

 

COCTEL OPOSITOR:  ELECCIONES PRIMARIAS ORGANIZADAS POR ¡$ÚMATE!, CALENDARIO “ALTAMIROSO” PARA LA HORA CERO, ULTIMATUM CON TUFO A CSE, “O SON MANUALES O NO HAY ELECIONES” Y “MARCHA DE LOS ACOSTAOS”. Bueno, todo esto se pergeña en los predios escuálidos, algunas cosas son de risa, otras de carcajadas y otras de cuidado. Lo de las primarias en principio pudiera parecer “esperanzador”. Qué bueno sería que esta gavilla de mercenarios pagados por la CIA se dedicara a hacer algo más edificante que desprestigiar a nuestro CNE, y a toda nuestra institucionalidad, pero no somos bolsas ¿Qué se trae $úmate organizando vainas, dónde está el piquete al revés? Ah, pero más fácil no puede ser, los sumateros, con miras a sustanciar el ucraniazo planeado por el imperio van a lanzar, en medio de un rimbombante jinetezazo, la olla mediática de que en las primarias de marras se presentaron ocho, nueve o diez millones de votantes y por eso Chávez debe irse. Olla mediática desmontada, por ahora, pero hay que seguir investigando porque detrás de estos “comicios CIA-sumatosos” puede estar escondido algo más. No podía faltar otra de “los cuatro pelagatos” (opinión de una respetable dama escuálida) de “cabeza de motor” y “el vampiro”, cuando en una “multitudinaria” manifestación descubrieron un “calendario de la hora cero” caracterizado por una bandera de siete estrellas donde el azul había sido sustituido por un color tan negro como las intenciones de Bush. Según los organizadores de “la multitudinaria”, la “hora cero” es la hora límite para que la AN, sumisa a las exigencias que “a la machimberra” le pretenden imponer “cabeza de motor” y “el vampiro”, modifique la Ley del Sufragio y establezca que las elecciones serán manuales en lugar de automatizadas; claro, no importa que la gran mayoría de los venezolanos estemos de acuerdo con las elecciones automatizadas, la AN (creen ellos) está obligada a cumplir sus exigencias “porque ellos son arrechos”. Finalmente emergió alguien de entre la “nutrida” concentración, alguien con porte de “dirigente” y de miembro de aquel “inolvidable” CSE del “acta mata voto”, con el fin de lanzar una “estentórea sentencia”, un “implacable úkase”, “o son manuales, o no hay elecciones”, ante lo cual cundió una “ola de pánico” y murmuraciones de donde se pudo traducir algo así como “uy, que miedo” Y, finalmente, por ahí andan organizando una tal “marcha de los acostaos” para protestar por “la inseguridad”, un fenómeno que “expertos”, “analistas” y “politólogos” de la oposición han descubierto que “sólo existe en Venezuela desde hace siete años”, y que se resolverá en forma inmediata con la renuncia de Jessie Chacón y la salida de Chávez. En todo caso, cuidado con los sectores violentos y radicales que están buscando repetir lo del 2002, 2003 y 2004, y quieren víctimas para echarle la culpa al Gobierno Bolivariano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3165 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor