El manual genocida de Washington

El gobierno de Estados Unidos tiene larga experiencia y vieja
tradición en materia de derrocar gobiernos adversarios -por muy
legítimos que éstos sean- mediante la promoción de guerras civiles;
invasiones directas o de terceros; golpes militares, parlamentarios o
financieros; magnicidios y demás variantes -conocidas y secretas- que
constantemente incorporan a su reprertorio intervencionista.

Sorprende conocer el sinnúmero de similitudes que presentan en
distintos países las acciones y procedimientos de las fuerzas armadas
de EEUU dirigidas a desestabilizar gobiernos que no son de su agrado
para causar el derrocamiento de sus autoridades legítimas y la
promover dirigentes afines a la dominación imperial.

Pero aún más asombra comparar estas características con las tácticas
empleadas para la preparación y ejecución de los golpes -logrados o
fallidos- en muchos países del hemisferio occidenteal y del mundo. En
Chile contra Salvador Allende, contra la Nicaragua sandinista, contra
el FMLN en El Salvador, en Ecuador, Honduras y Venezuela, los métodos
practicados por Estados Unidos tienen mucho en común. Y lo mismo puede
decirse respecto a las similitudes de éstos con lo utilizados en en
Afganistán, Irak, Egipto, Pakistán, Libia y Siria en fechas recientes.

Y ahora en Ucrania.
La lectura del "Manual de Capacitación de Fuerzas Especiales del
Ejército de EEUU en Guerra No Convencional" ("U.S. Army Special Forces
Unconventional Warfare Training Manual)" publicado en noviembre de
2010 pone al descubierto el motivo real de estas "extrañas"
coincidencias en el origen y propósito de tales acciones.

Este bochornoso documento, que está disponible en el sitio de INTERNET
https://info.publicintelligence.net/USArmy-UW.pdf, en sus 97 páginas
explica las acciones que han sido o están siendo ejecutadas por estas
fuerzas estadounidenses en esos países.

En el capítulo I de este manual del ejército norteamericano se definen
las actividades que les están orientadas al Comando de Operaciones
Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM), para promover movimientos
de resistencia o de insurgencia llamadas a coaccionar, interrumpir o
derrocar a un gobierno legítimo operando a través de fuerzas
clandestinas, auxiliares y guerrilleras.

En él se definen los conceptos de guerra generalizada, guerra de
guerrillas, guerra limitada, insurgencia, movimientos de resistencia y
subversión. Se fundamenta el papel de la guerra no convencional en la
estrategia nacional de Estados Unidos y sobre la viabilidad del
patrocinio norteamericano.

El manual orienta crear condiciones que dividan o debiliten los
mecanismos de organización de que disponga el gobierno que se
pretende derrocar para mantener su control sobre la población civil y
cómo organizar un núcleo mínimo de dirección de las actividades
clandestinas de la resistencia.

El Diputado venezolano al Parlamento Latinoamericano Roso Grimau, en
un reciente ensayo publicado en Caracas, cita a los coroneles Qiao
Liang y Wang Xiangsui, de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de
Liberación de China quienes, en su obra La Guerra sin Límites
(Unrestricted Warfare), afirman que esta guerra que orienta el manual
genocida estadounidense consiste en "usar todos los medios disponibles
-tanto los que impliquen uso de la fuerza de las armas como los que no
las impliquen, así como medios que acarreen bajas y de medios que no
las acarreen- para imponer al enemigo los intereses propios.

Esto incluye la aparición de "actores no estatales que disponen de
conocimientos y tecnologías de alto nivel que pueden llevar a cabo
ataques asimétricos con la intención de promover intereses
individuales o grupales."

Esta Guerra sin Límites consiste en ataques contra todas las áreas de
vulnerabilidad: Guerra Cultural, influenciando los puntos de vista
culturales de la nación adversaria; Guerra de las Drogas, invadiendo a
la nación adversaria con drogas ilegales; Guerra de la Ayuda
Económica, empleando la dependencia a la ayuda financiera para
controlar al adversario; Guerra Ambiental, destruyendo los recursos
ambientales de la nación adversaria; Guerra Financiera, subvirtiendo o
dominando el sistema bancario del adversario y su mercado de valores;
Guerra Legal Internacional, subvirtiendo o dominando las políticas de
las organizaciones internacionales o multinacionales; Guerra
Mediática, manipulando los medios de prensa extranjeros; Guerra en
Internet, mediante el dominio o destrucción de los sistemas
informáticos transnacionales; Guerra Psicológica, dominando la
percepción de las capacidades de la nación adversaria; Guerra de
Recursos, controlando el acceso a los recursos naturales escasos o
manipulando su valor en el mercado; Guerra de Contrabando, invadiendo
el mercado del adversario con productos ilegales; Guerra Tecnológica,
ganando ventaja en el control de tecnologías civiles y militares
claves, y la Guerra Terrorista contra de la población civil.

Un verdadero manual para el genocidio es el que tiene en ejecución el
gobierno de Estados Unidos contra quienes no le simpaticen.
Marzo 13 de 2014.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1322 veces.



Manuel Yepe

Abogado, economista y politólogo. Profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, Cuba.

 manuelyepe@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Yepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Yepe

Manuel Yepe

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a184159.htmlCd0NV CAC = Y co = US