Alta política contra Chávez

Es la misma alta política que decidió la muerte de Gadafi, para dejar limpia la imagen de Francia, Reino Unido, EEUU, tan comprometida con Trípoli; el asesinato de Gadafi como dice Robert Fisk, en su artículo “The independent” evita un juicio en el que no quedarían bien parados Sarkozy, Cameron e Hillary Clinton, el juicio sacaría a la luz pública el cinismo de estos gobiernos con Gadafi, y no es menos hipócrita la abstención de Alemania como la conducta de Rusia y China con el bombardeo de la OTAN y la posterior declaración de Medvedev, tras el asesinato de Gadafi, cuando su lapida estaba escrita desde hace tiempo.

Esta misma alta política puso los ojos en Venezuela; sorpresivo el retiro de las tropas estadounidenses de Irak, no solo para favorecer la votación de Obama, en mi opinión, este retiro persigue otra estrategia política contra Caracas, relacionado con el TLC a Colombia, quien como miembro del Consejo de Seguridad no apoya la causa Palestina; nada raro sería que ahora que el ETA promete un alto al fuego aparezcan miembros de ese grupo culpando al gobierno del presidente Chávez de haberse reunido con las FARC en Venezuela. Nada raro sería con el apoyo de la ONU, las Cortes Internacionales, la misma OEA, cualquier proyecto para callar la revolución bolivariana

Ecuador por ser miembro de la CAN (comunidad andina de naciones) se beneficia con la Ley de preferencias Arancelarias Andinas (Atpda) hasta julio del 2013 en ese plazo termina esa extensión arancelaria cuando el Tratado de Libre Comercio (TLC ) entre estadounidenses y colombianos empiece a regir, será a no dudarlo otra presión contra el presidente Correa; el TLC regirá en 18 meses mientras tanto Colombia, ingresara sus productos con aranceles cero que también benefician a Ecuador.

Obama simultáneamente firmo los TLC con Colombia, Panamá y Corea del Sur, Perú suscribió el tratado el año pasado uno de los motivos por el que Humala no ingresa al ALBA. En la región, hay muchos países que se dicen de izquierda y si hay una organización donde son menos de izquierda es en la Union de Naciones del Sur y el tema pasa por una autentica integración, se puede hablar de una Comisión para blindar la región ante la crisis económica o por el banco del sur o por establecer con precisión los gastos de defensa, pero, de ahí, hablar de una integración para el supuesto no consentido de una agresión a Venezuela, dedos de una mano sobrarían para ayudar militarmente a Caracas.

Ni Colombia, Chile, Perú, apoyarían profundamente, Brasil, Argentina, Paraguay, de la solidaridad no pasan, se contaría con el apoyo limitado de Bolivia y Ecuador, por ser países con una economía limitada, el resto de países de la protesta diplomática no pasan…para contestar la hegemonía imperial.

Hablar de integración implica un proceso largo, estructural, profundo, que no solo pasa por las relaciones comerciales o económicas o políticas con Europa y EEUU, quienes evitan que la integración establezca posiciones contra Washington, en donde todos los países superen la tan cacareada solidaridad con el país agredido y rompa la dependencia existente con los países industrializados.

Integración significa frenar el oportunismo de los gobiernos del G7, siempre se ha bailado al compas de sus intereses económicos y a los vaivenes de los procesos revolucionarios, la pregunta es ¿UNASUR tendrá el mismo peso si países como Perú en permanente desarrollo macroeconómico con el TLC o Colombia, que se beneficiara en unos 12000 millones de dólares por el tratado de Libre Comercio, o Piñera de extrema derecha a punto que le pidan la renuncia por inepto y represivo o Rousseef quien desde el principio puso distancia con Chávez, o la reelecta presidenta Cristina Fernández quien en una ocasión anterior no voto contra la Colombia de Uribe, se podría hablar de Naciones Unidas en el sur de América?

En la región nunca ha existido unión ahí está el tratado TIAR (tratado internacional de ayuda reciproca) hecho pedazos en la guerra de las Malvinas, la conveniencia es parte de la hipócrita política de los gobiernos cada vez mas petulantes, egoístas, en donde el patriotismo tan manoseado tampoco es frecuente en los tiempos que corren, pues, todos los Estados tienen compromisos con Washington y sus aliados, razón suficiente para que los intentos de integración en Sudamérica no pasen de ser superficiales, insensatos, contradictorios e irresponsables.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2642 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: