La sonrisa de Osama

Osama Bin Laden, destruyo las “virtudes” de la democracia occidental y al nuevo sistema capitalista impulsado por Barack Obama de expansión monetaria y fiscal desenfrenado mientras demandaba un nuevo orden mundial en momentos que Washington, se sentía ganador en la guerra fría contra el socialismo del siglo XXI. Pero, vayamos por partes.

Últimamente en Afganistán e Irak, recrudecieron los atentados contra las fuerzas invasoras, policías y soldados locales que también matan a inocentes personas. La resistencia no cede hasta que el último soldado imperial abandone los territorios iraquíes y afgano; hace unos 15 días un helicóptero Chinook fue derribado por fuego talibán en el valle de Tangi, este hecho trascendió un poco  más que el resto de atentados porque en él helicóptero viajaban 20 Team 6 la aristocracia de los Navy Seals, unidad de 300 hombres sacados de la brigada de 2300 focas que en mayo pasado asesino a Osama BIn Laden en Pakistán, sin embargo, este hecho no produce la sonrisa de Osama.

El 11 de septiembre tras el derribo de las torres gemelas en New York, el presidente George W Bush, impulsivo, prepotente, xenofóbico, inmaduro, declaro la cruzada mundial contra el terrorismo invadiendo Afganistán, mientras estaba en guerra con Irak para terminar con la labor inconclusa de su padre, eliminar a Saddam Hussein. Poco inteligente Bush, se coloco la capa de Superman e involucro a sus aliados europeos en una extensa campaña militar contra el pueblo afgano jamás derrotado contra los imperios que osaron invadirlo.

Superman Bush, 8 años en el cargo de presidente de la ex primera potencia mundial, día a día justificaba su guerra en Irak diciendo que Hussein, tenía armas de destrucción masiva, la comisión de la ONU encargada de verificar la existencia de esas armas declaro oficialmente tiempo después que no existían, y desde Inglaterra un funcionario de esa comisión acuso al gobierno estadounidense de presionar a la comisión para que elaboren un informe falso sobre la existencia de dichas armas. El mundo supo que Bush mentía.

Mientras tanto en Afganistán, Osama esperaba y esperaba mientras era perseguido por ser el terrorista más peligroso de la tierra, aldeas, pueblos y ciudades eran sistemáticamente destruidos buscándolo; para cubrir costos de guerra los estadounidenses incrementaron la producción de opio. Torturaron personas inocentes, solo, en el segundo semestre del 2010 fuerzas especiales lideradas por los Seals ejecutaron 7000 misiones con un saldo de más de 2000 “terroristas muertos” 4000 capturados (entiéndase por terroristas a campesinos) torturados en cárceles locales luego en Guantánamo, involucrando aeropuertos de varios países para continuar con los secuestros de presuntos terroristas hechos ejecutadas por la CIA. La excusa, la guerra contra el terrorismo.

Washington, propicio la polarización política, eso se pudo observar en el conflicto entre republicanos y demócratas por la deuda pública, lo vemos todos los días en Europa, impulsando movimientos exacerbados por los problemas económicos, la crisis financiera no solo comprende a Grecia, Portugal, Irlanda, abarca a los países más ricos de Europa, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, con altísima deuda, todos ellos participaron contra Osama.

Los infieles cayeron en la trampa. No solo se trataba de destruir edificios y matar a 3000 personas, el proyecto era impulsar al gobierno del desenfrenado Bush, después de estudiarlo sicológicamente a tomar decisiones alocadas como la de abrir un segundo frente de batalla para conducirlos con el tiempo prácticamente a la quiebra. 

Osama sonreía, digo yo, porque empezaron los recortes impositivos, agresivamente se volcaron a endeudarse aplicando políticas de dinero fácil, presupuestos ilimitados afectando paulatinamente el talón de Aquiles de la salud estadounidense Medicare y Medicaid así como el sistema de jubilaciones Security, que se llevan la mayor parte del sistema federal como los presupuestos de defensa y los gastos de guerra que solo en Afganistán llegaban a los 10000 millones de dólares mes.

En el 2001 EEUU era una potencia AAA propagando “democracia” por todo el mundo con el sistema capitalista transformando continuamente su alocado déficit fiscal en superávit, permitía a los Departamentos de Estado y Defensa desplegarse por toda la tierra después del derrumbe del muro de Berlín.

Osama sonríe porque EEUU, no aprende de los servicios de salud cubano y suizo, este ultimo basados en sistemas universales de salud obligatorios de seguro médico privado y público controlados por el Estado que no discrimina a nadie. Los chilenos tienen un sistema de jubilación basado en cuentas individuales de capitalización en lugar del reparto estadounidense, 7 empresas administran los fondos de pensiones cuyos servicios están supervisados por el gobierno, el ahorro oscila en el 10% anual.

Los estadounidenses tampoco observan a Finlandia, con el mejor sistema educativo del mundo según los análisis de exámenes PISA, incluso EEUU pudiera aprender de los países pobres en recaudación tributaria, sonríe Osama, porque Washington no aprende de Portugal, desde el 2001 ayudan a los adictos con la rehabilitación voluntaria no los encarcela. En EEUU de los 3.5 millones de presos el 50% tiene que ver con el consumo de drogas. 

Emular a otros países les ayudaría a enfrentar la crisis con mayor éxito; es fácil después de un análisis ver como la prepotencia estadounidense los hace predecibles. Osama sabia que Bush, llevaría al capitalismo y a sus aliados a la bancarrota.  

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2655 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: