26S; tres hipótesis de intervención en Venezuela

En el devenir histórico de la humanidad, real o de ficción, todas las movilizaciones de fuerzas militares imperiales, hacia teatros de operaciones fuera de sus bases regulares, han tenido como propósito la intervención y posterior anexión de nuevos territorios y sus riquezas. Estas movilizaciones de recursos y personal a gran escala nunca ha sido gratis, en ese escenario permítaseme expresar tres situaciones que en definitiva conducen a un mismo objetivo; la intervención directa o indirecta sobre territorio de Venezuela.

Acto Primero: a comienzos de año el territorio haitiano fue arrasado por un terremoto. Desde el punto de vista especulativo y hollywoodense, ¡oh casualidad!, una significativa fuerza militar imperial estaba desplegada como ninguna otra en la proximidad del territorio, en pocas horas ocupa el territorio devastado e impone su dominio imperial. Desde entonces, a través del canal Discovery Chanel, se comenta la catástrofe y se pronostica la ocurrencia, en corto plazo, de un nuevo evento de magnitud apocalíptica sobre Puerto Rico, Cuba y Sudamérica. Desde luego, ya tenemos a poca distancia la fuerza militar desplegada para una respuesta inmediata.

Acto Segundo: en la misma onda de un teatro de operaciones mediático-informativo, sin tapujos ni vergüenza, se escenifica un Reality Show a escala planetaria, con el propósito de llevar la paz, la libertad y felicidad imperial a territorios donde no existe. En el caso Venezuela, a diario se manifiestan una infinidad de situaciones noticiosas y distractoras del teatro de operaciones real. Sin embargo, el factor mediático-informativo o show de este teatro de operaciones no puede ser razón suficiente para no tomarlo en serio. Cualquier movimiento real sobre Irán o Corea sugiere el rápido y contundente control del suministro de petróleo en cualquier otra parte del mundo.

Acto Tercero: con este espectacular despliegue militar, hollywoodense, a escala planetaria como distractor, en paralelo y en la sombra, existe un teatro de operaciones real. En el caso Venezuela, cualquiera sea el desarrollo de los actos anteriores, existe la posibilidad de estar actuando sobre el sistema de comunicaciones y transmisión de información, por lo menos, para complicar los resultados de las elecciones legislativas del 26S. Ya lo hemos visto en Irán y en nuestra vecina Colombia, donde de manera inexplicable los resultados de las elecciones legislativas se dieron cuatro meses después. En los resultados de las elecciones presidenciales, las empresas encuestadoras, serias, no han aclarado cómo se equivocaron en sus predicciones electorales.

En definitiva, hay tres opciones y dos teatros de operaciones, uno real y uno de ficción que por lo evidente no deja de ser importante: El acto final; intervenir en Venezuela.


felmar138@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2099 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: