Descubren en Perú una nueva especie de mamífero

Pudella carlae, también conocido como el pudú de la yunga peruana

Pudella carlae, también conocido como el pudú de la yunga peruana

9 de marzo de 2024.- Después de más de seis décadas sin descubrimientos de nuevas especies de ciervos en América, los científicos han hecho un hallazgo revolucionario en el norte de Perú. Se trata del Pudella carlae, también conocido como el pudú de la yunga peruana, una nueva especie de pudú.

El pudú, un pequeño ciervo de piel oscura, ha sido objeto de estudio durante muchos años. Habita extensos territorios que se extienden desde Argentina hasta Colombia. Hasta ahora, se conocían dos especies: el Pudu puda, que habita los bosques en la frontera sur entre Argentina y Chile, y el Pudu mephistophiles, también conocido como pudú chico o del norte, que habita las regiones de alta montaña en Perú, Ecuador y algunas zonas de Colombia.

Sin embargo, recientes investigaciones de la División de Mastozoología del Centro de Ornitología y Biodiversidad del Perú han demostrado que el Pudu mephistophiles en realidad engloba a dos especies distintas. Una de ellas es la forma típica Pudella mephistophila, que habita la región peruana de Huancabamba y se extiende hacia el norte de Sudamérica. La otra es la recién descubierta Pudella carlae, endémica de Perú y que habita el sur de la depresión de Huancabamba, a unos mil kilómetros al norte de Lima.

Este descubrimiento marca el primer hallazgo de una nueva especie de ciervo en América en 60 años y el primero del siglo XXI en todo el mundo.
Diferencias Clave

En los últimos años, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado de Perú (Sernanp) ha realizado varios estudios en distintos hábitats con el objetivo de mejorar los proyectos de conservación en zonas habitadas por mamíferos raros, como el pudú. Estos estudios, liderados por el científico peruano Javier Barrio, indicaban que estas dos especies eran distintas, a pesar de que durante años fueron clasificadas como un mismo animal.

Tras varios análisis genéticos y de morfología, el equipo logró demostrar que los ejemplares de pudú que habitaban la región sur de la depresión de Huancabamba son distintos a los del norte.

Según Guillermo D’Elía, profesor de la Universidad Austral de Chile y participante en la investigación, existen dos diferencias clave. La primera es la composición de su cuerpo. El Pudella carlae es más grande, de pelaje más oscuro y con una forma de las orejas distinta. La segunda diferencia es genética. "Los linajes de ambos animales no coinciden para que sean llamados como una misma especie”, dice D’Elía.

El origen del nombre

El nombre pudú proviene de la palabra püdu en mapudungun, el lenguaje mapuche, que significa “el venado”. Los mapuches llamaban así a los ejemplares que veían en Chile y Argentina. Con los años, se decidió también así llamar a los hallados en Perú y Ecuador. El nombre de carlae proviene de una de las científicas que ha trabajado en la investigación de estos animales, Carla Gazzolo. “El nombre común que proponemos es el de pudú de la yunga peruana. La yunga, que se pueden hallar en el Perú, son estas zonas boscosas donde habitan estos animales”, explica el académico.

Para D’Elía, la importancia de este hallazgo radica no solo en encontrar nuevas especies en medio de las amenazas ambientales en el mundo actual, sino en proporcionar más información sobre las especies de ciervos que habitan en el continente americano.

“No conocemos mucho de su historia natural. No sabemos cómo se mueven, cómo se alimentan, cómo se aparean. Por eso es importante seguir en el terreno y estudiarlos”, señala. Los investigadores también resaltan que estos datos son fundamentales para la conservación de estos mamíferos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5757 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter