Demando el 26 de abril : Denuncio el día de la Propiedad Intelectual.

La Propiedad Intelectual, encuentra su asidero en la perfección de los textos legales que responden indiscutiblemente a un modelo de sociedad capitalista, tal vez esta condición nos ha permitido afirmar sin lugar a dudas que la propiedad intelectual es un mecanismo de dominación del gran capital sobre los sectores más deprimidos de los pueblos del mundo.

Sucede así cuando observamos la lucha de las grandes transnacionales del entretenimiento contra la mal llamada ?piratería? que no es otra cosa que la reproducción de obras musicales, audiovisuales o literarias.  A raíz de esa guerra absurda contra la ¿piratería? emprendida por los grandes capitales nuestros pueblos han sido catalogados como piratas o delincuentes, se ha pretendido criminalizar la acción natural del ser humano de acceder gratuitamente a la cultura y a la educación, pero increíblemente todos nos quedamos atónitos frente a semejante fenómeno capitalista que nos esclaviza impidiendo el acceso al conocimiento, la tecnología, al arte , la educación y la cultura.

La necesidad del gran capital de apoderarse de bienes que sólo pertenecen a la humanidad porque son el resultado del acervo cultural y tecnológico del avance de la historia, es un ejemplo del neoliberalismo salvaje existente, es por ello que el pueblo venezolano revolucionario,  bolivariano y socialista debe darse cuenta de este engaño y revelarse ante leyes que no le son propias y que amarran en definitiva nuestra conciencia.

Desde el disco compacto que contiene tu musica preferida hasta el medicamento que cura mi malestar gripal están impregnados de propiedad intelectual, las y los  ¿top model? mas famosas y famosos  venden su talento en pasarela o posando ante una o un  fotógrafo quien también vende su talento a los grandes emporios que se distinguen con una ¿marca?. Pasando por marcas reconocidas como ¿Victoria's Secret's? hasta ¿Zara? estos artistas o ejecutantes dependen de los contratos millonarios de las grandes marcas mundiales y en base a ello acumulan grandes riquezas.

Comienza allí una dependencia que raya en lo estúpido  porque mientras estos grandes capitales dueños de esas marcas reconocidas se preocupan por utilizar de la mejor manera el talento tanto de   la o el modelo  y la o el fotógrafo, éstos a su vez se enriquecen en una especie de interdependencia para por un lado vender un estilo de vida y por otro lado esclavizar y condicionar la mente de aquel pueblo que encuentra inaccesible esos productos o servicios del cual  desea  disfrutar.

En eso radica principalmente la alienación que se produce en las mentes y las almas de nuestros ciudadanos, quienes desean poseer un estilo de vida de mentira que se transmite por medios de comunicación a hogares y lugares en donde ese estilo de vida representa un imposible.

La necesidad de nuestros niños, jóvenes y adultos de tener los productos o servicios de una determinada marca que a su vez usa el deportista, actriz o cantante favorito de esa misma juventud,  porque  lo dice en una cuña que aparece en la televisión, prensa, valla publicitaria o por internet, es lo que los lleva a cometer delitos y faltas espantosas, desde robar para tener dinero y adquirir ese estilo de vida hasta asesinar para sentirse dueño de alguna manera de la vida de otros.

Ahora, en celebración del día de la Propiedad Intelectual, el 26 de abril,  vemos como un grupo de juristas y especialistas han preparado finamente para el 27 de abril un evento donde se pretende  vender peligrosamente al pueblo venezolano ¿la Propiedad Intelectual como un medio de desarrollo sustentable? :  yo me pregunto, ¿sustentable de qué?.

Todos los que conocemos este monstruo llamado Propiedad Intelectual sabemos que la misma es un mecanismo de dominación perverso que ejerce el gran capital sobre los pueblos del mundo. Debemos recordar que gracias a  la propiedad intelectual es que muchas personas en el mundo que se encuentran enfermas no tienen el acceso a los medicamentos porque las patentes que no son más que derechos exclusivos de explotación que los Estados se ven obligados por la legislación en Propiedad Intelectual  a otorgar a las grandes transnacionales farmacéuticas sobre una tecnología que se traduce en un medicamento, impiden el acceso a menos que canceles altos costos como  monto final del mismo.

Y que libre Dios a aquel incauto que se le ocurra pretender elaborar ese mismo medicamento utilizando una tecnología parecida,  porque le  caen encima grandes bufetes representados por muchos de estos bien pagados  juristas,  hasta  hacer  desaparecer al incauto  del  mercado al punto de borrarle esa idea de la cabeza.

Hoy mismo vemos los avances que en materia de propiedad intelectual la Unión Europea ha propuesto para hacer de esta nefasta materia más y más neoliberal, por ejemplo proponen un tiempo más de protección y monopolio exclusivo de los derechos de autor a 70 años después de la muerte del autor o la autora,  también proponen extender el plazo sobre las patentes, es decir 20 años más los años adicionales que transcurran desde la presentación de la solicitud de la patente hasta la autorización de comercialización del producto, cosa que es un engaño en virtud que la patente no le otorga la comercialización al producto, la comercialización de los productos farmacéuticos en Venezuela  por ejemplo la otorga el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Salud, proponen restringir aún más las limitaciones y excepciones al derecho del autor, siendo que se asoma la posibilidad que estos sean absolutos y que ni por razones educativas se pueda utilizar un texto y reproducirlo porque si eso se aprueba nos veríamos en la obligación de pagar derechos de autor en cada copia o comunicación pública que hagamos de la obra, proponen  restringir cada vez más la utilización de los datos de pruebas que son necesarios en la investigación para poner en practica un medicamento, obstaculizando así que los diferentes Estados puedan apoyar la elaboración y producción de medicamentos genéricos por parte de la Industria Farmacéutica Nacional,  para así abaratar los costos y facilitar el acceso a los mismos.

Igualmente sucede con el derecho de autor,  donde los autores, artistas y ejecutantes se ven manejados y manipulados en su necesidad de subsistir y de vivir de su arte teniendo pues que ceder todos los derechos de sus obras a la gran Industria del entretenimiento, las grandes disqueras y las grandes editoriales a través de toda la legislación en Propiedad Intelectual.

De allí que estos mecanismos donde se expropia tanto a las o los  inventoras (es) como a las y  los autoras (es) de sus obras o inventos por parte de una persona jurídica que generalmente son las grandes transnacionales ya mencionadas, tienen su origen y son perfeccionados por una materia especial llamada Propiedad Intelectual que no conforme con ello una vez expropiados el gran capital  evita a través de medidas de observancia de derechos en propiedad intelectual que los pueblos del mundo y hasta la misma creadora o el mismo creador  de la obra o el invento accedan a los avances tecnológicos y culturales que implican estas obras o inventos , a menos que pagues muy bien por ese acceso.

Si no lo haces te llaman ¿Pirata? o ¿Falsificador? de obras ¿genuinas? y te esperan años de prisión... entonces, por favor!!! la propiedad intelectual jamás puede catalogarse como un medio de desarrollo sustentable, será sustentable sólo de las riquezas y la acumulación de capital que muy pocos hacen sobre la desgracia y la opresión de los pueblos del mundo.


margavilati2000@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2231 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter