El diario de Oscar Heck – el 2 de junio del 2024

Nota: No creo que muchos lectores leerán mi diario de hoy, el cual he escrito específicamente para los lectores (y sus conocidos) a quienes les apasionaría las matemáticas. Sin embargo, aun de no tener esa pasión, tal vez algunos otros lectores encontrarían este diario interesante, simplemente porque las matemáticas que les presento, como verán más abajo, se basan en conceptos relacionados a la vida real, o sea, son relacionados a nuestra percepción de la valorización de los números. ¡Disfruten!

Cuando estoy enfermo, como ahora con una tremenda gripe, aprovecho de hacer matemáticas (mi pasión), entonces, se me ocurrió que tal vez a algunos lectores les interesaría conocer algo sobre mis recientes investigaciones en el ámbito de la teoría de números (mi rama de matemáticas), lo cual incluye a veces la misteriosa numerología.

Entonces, aquí les presento algo que he estoy trabajando.

Se trata del desarrollo de hipótesis y algoritmos (fórmulas) relacionados a los números primos (1, 2, 3, 5, 7, 11, 13, 17, 19, 23, 29, …), cosa que se usa en el cifrado (códigos secretos), por ejemplo, para la telefonía, las transmisiones satelitales, y para la telemetría de los misiles y aviones de guerra, y cosas así.

Hasta hoy en día, no se conoce ningún algoritmo (o fórmula) sencilla que pueda determinar (predecir) con 100% de certeza qué números (hasta la eternidad) serían primos, y, en eso, y en otros problemas matemáticos he estado trabajando desde hace unos 55 años, pero, no es que eso cambiaría nada en la vida de nadie, no por ahora de todas maneras, es simplemente una pasión que tengo (no veo televisión, no voy al cine, ni a fiestas, hago matemáticas en vez).

Para empezar, existe un fenómeno numérico que es fascinante, pero creo que nadie lo entiende, ni yo tampoco, es simplemente un fenómeno natural de los números que debe tener su explicación en algún lugar y que eventualmente se descubrirá, creo yo, y ese fenómeno es el siguiente: la reducción numérica de todos los números enteros (1, 2, 3, 4, 5, … 27, 28, 29, … 122, 123, 124, … 1024, 1025, 1026 … hasta la eternidad), donde todo número puede ser reducido a una sola cifra; 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, o 9.


Por ejemplo:

la reducción del número 9, es 9

la reducción del número 11, es 2  (1+1 =2)

la reducción del número 157, es 4  (1 + 5 + 7 = 13 = 1 + 3 = 4)

La reducción del número 28103, es 5  (2 + 8 + 1 + 0 + 3 = 14 = 1 + 4 = 5)

Nota: También se pueden reducir los números de diferentes maneras, pero siempre terminan representados por la misma cifra final, por ejemplo 28103 = 28 + 103 = 10 + 4 = 14 = 5.

Normalmente, que yo sepa, ese tipo de reducción numérica solo se usa en la numerología y cosas como la astrología y en la adivinanza, y cosas así, o sea, este fenómeno es a menudo etiquetado como un tipo de pseudo matemática o pseudo ciencia, porque generalmente no cuadra con las matemáticas tradicionales. Sin embargo, a veces pareciera que este fenómeno coincidiera hasta cierto punto con las ciencias de las matemáticas, como en el ejemplo que les presento abajo (vean la foto).

Les presento mi reciente cernedor o filtro mecánico de números, donde se eliminan (como candidatos a números primos) alrededor de 76% de los números (hasta la eternidad) de una vez, sin hacer absolutamente ningún cálculo matemático. Es algo mecánico parecido a la Criba de Eratóstenes, pero con algunas diferencias fundamentales.



Se me había ocurrido que, de existir alguna relación entre la reducción numerológica y la valorización matemática de los números, entonces debería haber alguna relación física-real (mecánica) entre ambas esferas (o percepciones) del mismo número, o sea, si el número 11 vale 11, pero que en su reducción, vale 2, ¿cuál sería la relación práctica-real-física entre las dos valorizaciones, ¿cuáles serían las aplicaciones reales posibles? ¿El número 11 vale solamente 11, o también vale 2, tal vez dependiendo de algún marco o estructura o construcción matemática mecánica? ¿Será que el número 11 también vale 2 simultáneamente y que existiría alguna razón para que eso seas así, si fuera el caso?

Si 11 vale 2, y si 51 vale 6, etc., ¿en qué serviría esa transmutación numérica, sea en términos de la valorización o en términos del posicionamiento físico mecánico dentro de algún sistema o construcción matemática (como en la foto)?

Bueno, cómo notarán en la foto, lo que hice fue de listar los números de 1 a 234 consecutivamente de acuerdo a su reducción numérica (del 1 al 9 – la primera línea de números arriba como guía), y en base a este listado, empecé a eliminar mecánicamente (sin hacer cálculos) todos los números que no serían primos, y el resultado, aunque incompleto, ha sido muy satisfactorio.

O sea, la foto representa un sistema numérico automático y mecánico (aunque parcial por ahora) que no depende de cálculos, sino, depende del posicionamiento físico de cada número en un marco numerológico-matemático, así eliminando la necesidad de hacer cálculos, cálculos que me imagino muchos algoritmos para los números primos probablemente requieren para poder hacer una más precisa determinación (predicción) de cuales números serían primos en primer lugar.

Bueno …

Eso es todo por ahora.

Ciertamente, los lectores que tendrían una pasión por la teoría de los números, podrían entretenerse con mi presentación y agregar al concepto, sería bienvenido.

Para aquellos que tienen esa pasión, les puedo decir que los únicos números no primos que quedan por determinar (predecir) para que mi filtro mecánico funcione al 100%, son los números compuestos de su base primaria (factores primos) a partir de los factores primos 7 en adelante (lo que incluye todos los cuadrados, por ejemplo, y por ende, todos los números a los poderes 3, 4, 5,  … etc.). No he encontrado hasta ahora ninguna relación mecánica (u otra) entre esos números y su reducción numérica, pero, creo que debe existir ya que existe esa relación mecánica para los demás números.

¡Entreténganse!

P.S. Esta (abajo) es precisamente una de las invenciones que alguien dentro del Estado venezolano me robó en un concurso Estatal para inventores venezolanos (creo que fue en el 2008):

https://www.amazon.com/Hammering-Plastic-Finishing-Fingers-Woodworking/dp/B0BVZHV7QH



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1054 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: