Tascón, el Software Libre y el Socialismo

Socialismo, marca registrada

Coca Cola. Calkin Klein. Tommy Hilfiger. Polar Ice. Colgate.

Vivimos en un mundo dominado por marcas comerciales que son bombardeadas contra nosotros a diario usando todo tipo de estrategias de mercadeo. Hoy día es imposible subirse en una camioneta por puesto, tomar el metro u orinar en un baño público sin toparse con un mensaje publicitario que busca vendernos algo.

EJEMPLOS DE MARCAS

Las marcas son creadas por empresas de mercadeo y publicidad, que buscan explotar una serie de sentimientos sobre un producto determinado. Cuando vemos las cuñas de Coca Cola, éstas intentan generar en nosotros un sentimiento de empatía e identificación, de decir "yo me siento un chico Coca Cola" simplemente porque nos identificamos con los personajes de las cuñas. Empezamos a sentir que Coca Cola es parte de nuestras vidas, y así terminamos pagando Bs. 1.200 por una bebida carbonatada que probablemente sólo tuvo un costo de Bs. 300 a su productor.

Las empresas tabacaleras han sido magistrales en el uso de estrategias de mercadeo. Marlboro ha usado la imagen del cowboy estadounidense para que millones de personas se hagan adictas a su producto, convencidas de que ello les haría proyectar la poderosa imagen que emite el vaquero gringo. En Venezuela, las tabacaleras usan la imagen de jóvenes exitosos rumbeando en la playa para indicar que sólo fumando sus marcas se podrá ser tan feliz como ellos.

¿QUÉ BUSCA UNA MARCA?

Como se nota, las marcas buscan proyectar algo que no es real. Buscar crear un valor añadido -en muchos casos ficticio- en torno a un producto o servicio . Buscan explotar los sentimientos del consumidor para hacerlo ir tras dicha marca. En muchos casos engañan al consumidor: le hacen creer que, si usa determinado desodorante, convertirá a las mujeres en animalitos dóciles que complacerán todos sus caprichos. Que sólo al usar determinada tarjeta de crédito podrá alcanzar aquellas cosas de la vida que no tienen precio. En el fondo, estamos hablando de exageraciones, engaños y manipulación hacia los consumidores.

Toda marca comparte algo peculiar: hay alguien detrás de ellas, generalmente una empresa, que busca que dicha marca se dé a conocer para que más y más consumidores la adquieran, incrementando así su nivel de ventas. Las marcas, por ende, son una consecuencia de una sociedad capitalista que promueve el consumismo como una forma de sostenerse a sí mismo.

¿ES EL SOCIALISMO UNA MARCA?

¿Puede decirse que el Socialismo del Siglo XXI (el cual queremos construir) es una marca?

En primer lugar, nuestro socialismo no es un producto comercial. Está formado por una serie de principios, políticas y filosofías con un objetivo fundamental: la eliminación de la pobreza. Se busca que todos los ciudadanos seamos dueños de diferentes medios de producción, logrando así desconcentrar el capital de unas pocas manos y hacer que la sociedad sea dueña de su propio destino. ¿Existe alguna persona o empresa que sea dueña del "nuevo socialismo"? ¿Puede decirse que "socialismo" es una marca, como "Calvin Klein"? ¡Por supuesto que no!

¿Puede decirse que el desarrollo endógeno es una marca?

Pues no se puede lograr que el pueblo sea dueño de los medios de producción si todo lo que necesitamos para vivir deba importarse. El desarrollo endógeno es una importantísima teoría económica que permite que las comunidades se organicen y produzcan aquellos bienes y servicios que la misma comunidad necesita para su subsistencia. ¿Existe alguna persona o empresa que sea dueña del "desarrollo endógeno"? ¿Puede decirse que "desarrollo endógeno" es una marca como Pepsi Cola o Cervezas Regional? ¡Por supuesto que no!

¿Puede decirse que el cooperativismo es una marca?

No es posible construir el socialismo si creamos más y más empresas donde un patrón se enriquezca con la plusvalía del trabajo mientras los demás trabajadores quedan sumidos en la pobreza. ¡La idea es repartir las ganancias entre todos aquellos que trabajen! ¿Puede decirse entonces que cooperativismo es una marca como "Walt Disney" o "Nike"?

¿ES EL SOFTWARE LIBRE UNA MARCA?

Entonces, ¿por qué ahora algunos se empeñan en decir que el software libre es una marca?

El software libre y su hermano mayor, el conocimiento libre, son filosofías cuyo objetivo es promover la divulgación y mejoramiento del conocimiento, en contraposición con la actitud empresarial de mantener el conocimiento encerrado detrás de las paredes de una corporación. Las aplicaciones de software libre tienen una licencia de uso que exige que se incluya su código fuente (sus planos o su receta) y permita que cualquier persona que reciba el software pueda estudiarlo, modificarlo, mejorarlo y distribuir esas modificaciones a los demás.

¿Existe alguna empresa o persona que sea dueña del software libre? No es así. Existen algunas fundaciones, como la "Free Software Foundation", que promueven el Software Libre, tal y como el Foro de Sao Paulo promueve la discusión en torno al socialismo. Existen algunas empresas privadas que usan el software libre de forma comercial, pero no porque les interese promover la filosofía detrás del Software Libre, sino simplemente porque el software libre ES MÁS BARATO. Es decir, por un mero interés capitalista y una búsqueda constante de aumentar la plusvalía, pero no porque les interese que el conocimiento sea de acceso público y no algo que sólo esté al alcance de unas cúpulas.

En una lamentable entrevista transcrita este domingo 26 de junio de 2006 en el diario Últimas Noticias (ver http://www.aporrea.org/tecno/n79805.html), un conocido diputado se ha dedicado a calificar al Software Libre como una "marca" amparada por la transnacional IBM, cosa rotundamente falsa. Ello a pesar de que las comunidades de Software Libre venezolanas han atacado continuamente a dicha transnacional por diferentes tratados que han firmado con el CNTI para "evaluar y seleccionar" el software libre que se usará en Venezuela.

EL SOFTWARE LIBRE Y EL SOCIALISMO

Veamos un caso típico del uso del software libre: una cooperativa de producción de software trabaja realizando y manteniendo software para entes del Estado y para otras empresas privadas. Las ganancias se las reparten entre los cooperativistas dependiendo del trabajo realizado.

Pero lo más importante es que el producto de su trabajo -el software- no es algo que se use, se gaste y se deseche, como si fuera una botella de refresco. Tampoco es un bien, como una silla o un carro, que sólo podrá ser usado únicamente por la persona que lo compre. ¡El producto de su trabajo podrá ser usado, estudiado, modificado, compartido y redistribuido por TODOS! ¿No es esa la esencia y la base del socialismo que queremos construir?

El hecho de que este modelo lleve más de veinte años funcionando ha causado que muchos consideren al software libre el ejemplo más exitosos de la aplicación del socialismo tanto en el siglo XX como en el siglo XXI, aún cuando muchos de quienes apoyan el software libre se niegan -por ahora- a calificarlo de socialista, como consecuencia del macartismo que se vivió y aún se vive en muchos lugares del planeta.

Entonces, la única forma de que el software libre sea una marca comercial es que el socialismo sea una marca comercial, que el desarrollo endógeno sea una marca comercial, que el cooperativismo sea una marca comercial. ¿Lo son? Saque usted sus conclusiones.

¡REVISE USTED MISMO EN EL SAPI!

Por último, en Venezuela existe un ente, el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (SAPI), que es el que se encarga de llevar el registro de marcas en Venezuela. Su sitio web es http://www.sapi.gob.ve y tiene un buscador que permite ubicar todas las marcas que han registradas en Venezuela, así como su propietario.

http://sapi.gob.ve /web/index.php?option=com_staticxt&staticfile=/consulta/indexbt.php

Le instamos a que entre allí y busque si "software libre" es una marca, como afirma el diputado Tascón, y se convezca usted mismo de la realidad de los acontencimientos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6225 veces.



Luigino Bracci Roa

Estrecho colaborador y antiguo miembro del equipo editor de Aporrea. Bracci es un celoso defensor del Software Libre y de la libertad de expresión.

 lbracci@gmail.com      @lubrio

Visite el perfil de Luigino Bracci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luigino Bracci

Luigino Bracci

Más artículos de este autor



US N ab = '0' /tecno/a23024.htmlCd0NV CAC = , co = US