Etanol y Revocatorios en Ebullición

No estamos de acuerdo con ninguno de los dos. Aún cuando al primero le daremos 10-90 que ya sugerimos en coincidencia con la gran mayoría, a la vanguardia el Presidente de todos los venezolanos Hugo Chávez Frías. Claro que no son vinculantes como para amadrinarlos. En ello los pueblos estamos claros. Además el etanol como sí el petrolero, no podrá ser bitumeneizado por nuestros originarios como el “estiércol del diablo”, a pesar de que este (el diablo) es su promotor a escala inconcebible para sustituir el petróleo.

Inconcebible decimos por cuanto no hay suficiente tierra con suelo fértil, ni agua abundante como para plantar e irrigar los inmensos viveros que producirían la celulosa, materia prima del biocombustible el cual según la descabellada proposición del sr. Bush reemplazaría en su totalidad a los combustibles fósiles. Además por ley natural es antihumano que se ocupen todas las tierras cultivables del planeta para producir “comida” para los motores que generan las comodidades despilfarradoras del imperio y sus escogidos, mientras que los desposeídos nos moriríamos de hambre, incluidos los del norte.

¿Con quien enfrentar la nueva situación que se presentara en el campo? Este viejo campesino le recomendaría al camarada Braulio Álvarez y demás dirigentes campesinos, la reorganización de los sindicatos campesinos en cada uno de los estados de Venezuela. Es oportuno recordar que estas organizaciones revolucionarias fueron apabulladas por Rómulo Betancourt y Ramón Quijada, después de comprobar su pujanza en defensa de la tierra y el hombre que la trabaja.

En cuanto a nuestra Venezuela que es donde actualmente se están moviendo las hojarascas revocatorias no es fácil que el etanol reemplace la política agroalimentaria programada por el Presidente Chávez. Pero sí son vulnerables los concejales, alcaldes y gobernadores que descuidan las vías de comunicación terrestres con las zonas de producción agroalimentarias. En este sentido debemos estar claros: no olviden nuestros gobernantes regionales, particularmente los de nuestro estado Anzoátegui, que su inercia con respecto a las carreteras rurales será motivo suficiente para que los contrarrevolucionarios les arrebaten las banderas reivindicativas, con la del desempleo incluida, incentivo monetario mediante, para así ganar opinión a favor del etanol con la promesa de amplias y consistentes vías para la movilización a puerto seguro. Esto sería parte de la cizaña, pero encaja en la malévola propuesta del imperialismo norteamericano, con lo que vendrían las ofertas de pleno empleo.

Todo ello compatriotas, aunque el pueblo sepa de donde vienen los tiros, no será un aval ante la solicitud que, en todo caso, hará el Presidente Chávez para que se le de una explicación a tanto descuido. Antes un ejemplo para quien se arriesgue a transitar desde Barcelona o desde Puerto la Cruz, vía Naricual, hasta las ruralidades agrarias de Bergantín, donde “llueve café”; Curataquiche y Quiamare, desde donde invitamos a los señores concejales, alcaldes de la zona norte y al gobernador Tarek William Saab. Es oportuno aclarar que no viajen por el desvió de Barbacoa. Ratificamos: vía Naricual, pero con vehículo todo terreno.

Esta carretera con sus bifurcaciones hacia los distintos centros de producción agroalimentaria y campos petroleros, nos fue dejada en óptimas condiciones de transitabilidad por las transnacionales del petróleo, quizás como una pequeña compensación después de tanto maltrato ecológico-ambiental. Y dice uno acá ¡Quién sabe si sería porque no se la pudieron llevar! Pero no obstante, tenemos que reconocer que dejaron obra de calidad. Luego entonces, no es justo que gobernadores, alcaldes y concejales, no transiten por esta vía. Pareciera que se apoltronaron con la frescura y el aire acondicionado que atrofian.

Seria conveniente, así lo vemos desde esta humildad, que ambas autoridades se dejaran de controversias y de la zancadillas revocatorias, y se convoquen a una excursión por estos predios.

Al comienzo dijimos no estar de acuerdo con los revocatorios que se están proponiendo. Entonces debemos explicar que, una de nuestras razones encaja en que ya estamos casi en la recta final del periodo para el que los funcionarios que fueron elegidos. Lapso de tiempo que, de todas maneras, se perdería en campañas y reacomodos. Lo que nos motiva para una vez más, alertar tanto al gobernador Saab como a los alcaldes Nelson Moreno y Pérez Fernández (a todos concierne) que hagan una abatida final con la ayuda de PDVSA, para que reparen esa carretera que comunica a Barcelona y Puerto la Cruz con Naricual, Bergantín, Curataquiche y Quiamare. Y una sugerencia para finalizar, reconstruir el canal aliviadero desde el píe de cerro grande hasta la rivera del río Neveri, con un alcantarillado debajo del puente ferroviario. Y de nuestra parte un hasta luego y que vengan las elecciones regionales del dos mil ocho, cuando los reconcomiados de la revocadera pueden nominarse.

pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2589 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor