¿Quiénes son los aliados de la guerra económica?


La guerra económica, que se habla en todas partes, pero, nadie la ha decretado, salvo, lo anunciado el año pasado por el presidente Constitucional, sobre la ofensiva en contra de la misma, habría que hacer un análisis, que algunos le puede doler, pero, es necesario, omisión, es igual a complicidad, por ello es que si es verdad lo que se dice de la existencia de tal guerra, nos están ganando y es sencillo explicarla.

Primero hay que aclarar que los diferentes escenarios son vividos en la capital del estado Bolívar, habría que ver si hay replicas en el resto del país, con la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Precios Justos, la misma establece en su capítulo de disposiciones finales, se suprime el INDEPABIS, ¿ahora qué? ¿Se queda sin defensa el usuario? Pues no, es así, la misma ley prevé quien sustituye las funciones de ese instituto de defensa, la intendencia de Protección de los Derechos Socio Económicos, en su Artículo 16. Establece sus funciones y se encargará de: “1. Las funciones de inspección, fiscalización e investigación establecidas en la presente ley. 2. Tramitar los procedimientos administrativos correspondientes 3. Imponer las sanciones contempladas en la presente Ley. 4. Las demás que le sean atribuidas por la SUNDDE y la presente ley”.

Ahora bien, como lo expresa la ley en mención la junta liquidadora, en ninguna parte establece que cesaran las funciones que realizaba el indepabis, entonces, ¿Por qué no funciona este órgano ni con su antiguo nombre, ni el nuevo? Días pasados en el Abasto Bicentenario Av. 17 de diciembre estaban vendiendo productos de primera necesidad, el pueblo en cola y los señores de ese abasto vendiéndole al mayor a los dueños de restaurantes y asiáticos, con el mayor descaro mientras el pueblo paciente, se trató de comunicar por diferentes vías y enlaces, en algunos casos se declaraban incompetentes por la materia en cuestión.

No es solo combatir con la derecha es también, a lo interno con factores poderosos dentro del proceso revolucionario, se denuncia, se habla se grita y nadie para, ¿será que un funcionario inoperante es más eficiente y necesario para avanzar? Mientras el pueblo grita y se molesta, ¿Quién es el Padrino de Milton Bracamonte en el estado Bolívar? Allí salen los opositores con todo su poder mediático a criticar la política de estado y hasta con razón la califican de ineficiente, en cada sitio de trabajo hay un representante del gobierno y si ese funcionario es malo, es malo el gobierno, solo que se lo tildan directamente al presidente, ¿Qué hacer entonces? ¿A quién perjudica y a quién beneficia, la inoperatividad contra la guerra económica en el estado Bolívar? La contraloría social, se ejerce, solo que no hay respuestas.

Estas situaciones, hay que revisarlas, ¿Quiénes son los enemigos del proceso y aliados de la guerra económica? Instituciones de papel, gerentes de intendencias o institutos de papel, ya no se sabe a quién echarle la culpa si a las impresoras Epson, Canon o Hp, por ser como, son, deben ser bien HP, indolentes y falta de todo, a cambiar todo el mundo en instituciones inoperantes para poder avanzar en el proceso revolucionario.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2174 veces.



Alexander Jimenez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: