La coherencia de los poderes del Estado define el poder de una nación, y la social debe darse en torno al Estado

De los errores es indispensable conocer sus causas; pensar rígidamente es, a mi modo de ver, erróneo; a mí me gusta el pensamiento abierto, sin lo menos posible prejuicio alguno porque el inevitable prejuicio del que nadie nunca termina de desentenderse es como un cepo mental, y eso no va o no debe ir para ninguno, así lo veo yo; francamente no me gusta prejuiciar pero el prejuicio parece ser siamés de la impulsividad, y ésta a su vez parece ser como una yegua desbocada difícil de parar, lo que no es nada bueno.

Investigaciones psicológicas últimamente intentan explicar la inteligencia a la luz de los procesos cognoscitivos procesadores de información y concluyen más o menos en que el procesamiento de la información es el factor determinante de la conducta, o valga que una persona se conduce o la conducen de acuerdo al tipo de información que tenga en su cabeza, procesada o simplemente admitida sin reflexión alguna; quiero significar que si uno es dueño de su propia cabeza, puede conducirse a sí mismo pero cuando se deja llevar por otros, está perdido irremediablemente porque eso significa estar despersonalizado; y busque usted, sea un dilecto lector ora una dilecta lectora, un ejemplo propio.

No obstante os digo que todo fanatismo surge de la irreflexibilidad, del pensamiento rígido, dogmático, y es que el fanatismo no comulga con la realidad de lo real; para alguien de pensamiento abierto, el fanatismo es un insulto.

Otra cosa es que tú defiendas sin ambages sino en función de convicción, tu creencia sea cual fuere; de mi parte, zape gato con cualquier fanático.

Dicho lo cual, os digo que defiendo abiertamente y por todo lo alto al Presidente Maduro, me fundamento para ello en convicciones objetivas algunas de las cuales fueron expuestas reciente y públicamente por el destacado periodista Ignacio Ramonet -en "Las doce victorias del Presidente Maduro en 2017" y que de seguidas adjunto por si interesan https://www.aporrea.org/venezuelaexterior/a257250.html - quien por cierto, lo hace de un modo sistemático y con rigor documental tal que nadie excepto un imbécil podría refutar sin que se le queme la tecla nula, por no decir la lengua; pero, imbéciles hay más de uno y que ya asomaron su narizota para echarle plomo al insigne escritor citado, Ramonet.

De las aludidas doce victorias de Maduro y expuestas por el renombrado escritor y periodista europeo voy a escoger una para tratar de hacerle de manera figurada un ejercicio de anatomía, escogí la primera; mientras que las once restantes las dejo al lector para que le aplique su propia manera de matar piojos.

Estoy de acuerdo en que la primera victoria presidencial y que más que de Maduro se la atribuyo a la revolución, fue el haber conjugado la unidad política de manera coherente, hubo una coherencia espectacular entre las fuerzas de la revolución bolivariana y chavista.
Valga la pena traer a colación el que la coherencia de los poderes del Estado define el poder de una nación, así mismo la coherencia social debe darse en torno al Estado.

Hay que poner de relieve que el único Estado del mundo que ostenta (si no me equivoco) cinco poderes modernos en vez de los tres clásicos, es el Estado Venezolano, y no sé inclusive si esa circunstancia es menos o más compleja para urdir la coherencia; mas, pienso que por aquí sonaron y suenan los tiros, precisamente el enemigo imperial apuntó y sigue apuntando a destruir la coherencia de nuestro Estado Venezolano y de ahí que, habiendo sus peones ganado una mayoría circunstancial en el Poder Legislativo a raíz de una orquestada compaña psicológica de inducción de masas al despeñadero, optaron por desde ahí romper la coherencia del Estado y se desbocaron lanzándose como fieras hambrientas en una operación divergente no sólo contra el Poder Ejecutivo sino coetáneamente contra el Poder Electoral y contra el Poder Judicial; a la sazón ya ellos contaban discretamente con el Poder Moral en manos de Luisa Ortega Díaz pero esa carta trabajaba de muy bajo perfil entre sus mangas.

Es significativo el hecho de que la MUD armó una trampa electoral muy refinada y pudo pasar agachada en casi todas partes excepto en Amazonas donde fueron pillados embarcando a tres sujetos como diputados pero que no eran tales conforme a ley, pero en vez de rectificar ellos decidieron declararse en desacato deliberadamente, lo que los llevó a donde están hoy; ese fue a mi manera de ver, su primer error y causado por la soberbia, y de ahí se desencadenó todo lo demás ya previsto.

Vale la pena preguntarse ¿qué le costaba y que le cuesta a la MUD rectificar una metida de pata tan evidente? ¿por qué la MUD tira por la borda jefaturar un Poder del Estado como el Legislativo, y se declara en desacato, y acaso, por si no bastase, cómo se llama lo hecho por el recientemente electo de sus filas, gobernador de Zulia y que renunció a juramentarse ante un Poder del Estado como lo es la ANC, qué le cuesta, acaso ahí en la MUD no subyace un plan desestabilizador de impredecible consecuencia?

Resta saber lo que ha de hacer la MUD al renovar su AN en desacato este 5 de Enero porque ya el pueblo le puso la chapa y eso no se lo quita ni bambarito y ni falta que hace, pero una rectificación aunque tardía pudiese aliviarle a la MUD el intestino atajaperros que la devora.

Examinando datos de la arremetida imperial durante y a partir de esos días de Enero de 2017 y hasta el presente -Enero de 2018-, contra el Estado Venezolano, uno puede distinguir que si bien había un solo objetivo, desmantelar el Estado, la táctica y la estrategia aplicada contra el Ejecutivo no sólo fue distinta a la aplicada contra el Poder Judicial, y así mismo contra el Poder Electoral, sino que además se dividieron las huestes en tres frentes de manera que cada grupo tuvo al principio una tarea específica; y es que al enemigo se le ven las costuras desde lejos; fue después de cada derrota cuando la MUD se volvió un arroz con mango y cada quien disparaba a lo loco contra quien fuere pero, al principio, ellos se notaban bien organizaditos, había mucha plata pues quienes fungían de jefes viajaban a Washington a revolotear como las moscas sobre el basurero, de ahí se alimentaban, de ahí la coima, pero el Diablo da y quita, fue entonces cuando el gran jefe imperial en vista del fracaso de no haber tumbado a Maduro, tomó las riendas directamente y fue entonces cuando amenazó con invadirnos, pero su culillo es libre.

No pretendo abundar en ello pero, fijaos, contra el Poder Electoral se aplicó desconocerlo sencillamente a la par que se pedían las cabezas de las cuatro Rectoras, que no la del Rector Rondón y por algo ha de ser puesto que éste es ficha de la conchupancia imperial.

Contra el Poder Judicial, si bien se les nombró uno de repuesto y que ejerce desde Pelotillehue, se les desacató también a la vez que le fabricaron una lluvia de insultos impublicables y hasta les "confiscaron cuentas".

Y en cuanto a Maduro ni que repetir pero le dijeron de todo menos bonito, que era colombiano, que había abandonado el cargo, le incendiaron sedes del ejército, quemaron vivas a decenas de hombres inocentes, saboteo eléctrico, del agua, de la comida, de las medicinas, del dinero efectivo circulante tanto del viejo como el del nuevo cono monetario y hasta amenazaron con llevarlo al Tribunal de la Haya porque ique dizque Maduro miraba mal a los escuálidos, y no conformes con todo eso mandaron a una loca a cagarse en plena vía pública a la vez que con paleticas recogían la mierda y la embotellaban para lanzárselas a la Guardia Nacional.

Pero Maduro no se salió de sus casillas y en un alarde de pulso e inteligencia supo cohesionar las fuerzas de la revolución y cohesionar al Estado para propinarles una derrota que les arde a esa canalla. Para buscar recomponer la grieta de dos Poderes del Estado que se habían ido a desacato en manos de la oposición sanguinaria, Maduro apeló al pueblo, primero con una imponente operación cívico-militar para cohesionar los poderes sociales y lo cual sirvió de base para a posteriori convocar a un pueblo ya unido, de nuevo a Constituyente, con lo cual se rescató el Poder Moral y pudo anularse al Poder Legislativo, éste hoy una caricatura de lo que debe ser pero que muy pronto será; y no obstante la ANC decidió no eliminarlo como prácticamente pedían ellos mismos, que los eliminaran para así ellos tener una excusa y salir de nuevo a pedir dinero para guarimbear más todavía; pero la ANC, sabiamente, no los eliminó sino que los dejó seguir en su vitrina de odios para que se cocinasen en su propia salsa así como hizo Chávez con los alzados de "Plaza Altamira".

Pienso que Maduro fue demasiado blandengue contra quienes escupieron contra la cara a nuestra Guardia Nacional Bolivariana pero él sabrá puesto que era evidente, eso sí, que primero estaba la paz de la república que otra cosa. Maduro puso los intereses de la Patria Venezolana por encima de cualquier veleidad personal de cualquier integrante de la FANB y ese detalle revela que Maduro, ha sabido comandar en Jefe exitosamente a nuestra FANB; la resaltante cohesión de la FANB como cuerpo es un triunfo que Ramonet no esguañinga en su dossier pero eso es muy evidente y satisfactorio; sin que pueda saltar una que otra liebre por ahí pero para mí, la FANB luce como el Ejército más democrático del mundo y, por supuesto, su actual Comandante en Jefe, obviamente que también y más; y aunque lo llamen Dictaduro, Maduro lo que está es Dictaflojo, ¿no ven como soltó al Vampiro Ledezma? Dictaduro se va a poner si lo siguen jorungando, así que es de recomendarle a la escualidad que deje de alborotar el avispero porque al que le cae le chupa.

Le toca a la Asamblea Nacional Constituyente reconfigurar el Estado pero hilvanar de manera inexpugnable la coherencia de sus cinco Poderes, que éstos no sean vulnerables ni a una picada de mosquito.

Reitero, la coherencia social tiene que darse en torno a la coherencia del Estado y para ello, para la coherencia social, tiene que gestarse la unidad política de sus diversos factores y la vía expedita es la Comuna.

Creo haber escuchado por ahí la impactante frase: ¡Comuna o nada!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 880 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a257379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO