Derecha, "Nueva" Derecha y cyberfascismo

Hoy en día es tan común leer tantas y tantas páginas en las que se acusa a los nuevos gobiernos de la izquierda latinoamericana de toda clase de cosas, con el único objeto de desprestigiarlos y debilitarlos.

"El socialismo es fascista y totalitario", nos dicen voces “intelectualmente superiores” desde la Web, "porque fortalece al Estado"... ¡agarren ese trompo en la uña! Es evidente que quienes sostienen estas ideas en la Web son partidarios de un Estado mínimo y del mito de la sabiduría de la mano invisible del mercado para resolver, vía capitales privados, las demandas sociales y económicas de la sociedad. Insisten en vendernos, demagógicamente, esa idea, a pesar de que los pueblos latinoamericanos perdimos dos décadas de nuestra historia por culpa de la dictadura de tales creencias en las decisiones publicas.

Dos décadas en las que nuestros niños murieron de enfermedades fácilmente prevenibles, no fueron a la escuela, no se nutrieron adecuadamente, y tuvieron que salir a la calle a trabajar o a dormir debajo de un puente o en las cloacas de una calle en cualquiera de nuestras ciudades.

La única forma de contrarrestar esta información promovida por la Nueva Derecha, presente masivamente en la Web, es con mas información que desenmascare estas mentiras manipuladoras, aterrorizantes y paralizantes respecto al socialismo.

El socialismo, cuya esencia es la democracia, jamás se vuelve "totalitario". La esencia, la razón de ser, el fundamento, del socialismo, es la democracia y no otra cosa. Si algo que se dice "socialista" termina convirtiéndose en "totalitario", entonces, no es socialista.

¿Cómo puede ser llamado fascismo o cómo pueden llamar totalitarismo a aquello que reclama la participación del pueblo, de manera directa, en la esfera de las decisiones políticas?

¿Cómo puede ser llamado fascismo o totalitarismo aquello que incluye y reconoce derechos, incluyendo el derecho a la igualdad objetiva?

Es curioso el término “totalitario” como categoría política. Creado por la Derecha, han logrado legitimar y hacer aceptable, dentro del lenguaje corriente, este termino, conceptualizándolo como la eliminación completa y total de la Libertad.

Un libro que ejemplifica bastante bien lo que la Derecha (conservadora) y su hija/madre, la "Nueva" Derecha (liberal) llaman totalitarismo es el libro “1984”, de George Orwell, el cual, por cierto, se escribió pensando en el futuro del capitalismo y no del socialismo. Que curioso.

Personalmente, me parece que el término totalitario induce miedo. Trae a la mente robots, seres no humanos, acatando y aceptando pasivamente las ordenes de un sátrapa, cuando sabemos que incluso en los regimenes mas atroces la resistencia hace su trabajo. "Autoritario" me parece un termino menos aterrorizante y mas ajustado a la realidad.

No es cierto que todos acepten pasivamente la supresión de la Libertad, ergo, no hay totalitarismo. Porque totalitarismo viene del sustantivo raíz total, y lo que es total no admite disidencia. Tal cosa, no existe. Me parece que es un término creado por los intelectuales de la "Nueva" Derecha (Arendt, Rand, Von Mises, Popper), por la capacidad que tiene para paralizar intelectualmente a través del miedo que evoca.

Imagínense: algo que “totalice”, que imponga por la violencia, un modo de vivir y unas creencias, en donde los individuos no se puedan expresar como tales, es profundamente inhumano y aterrador. Suficiente como para impedirme apoyarlo.

Y suficiente como para que, cuando algún fenómeno social, filosófico, ético, sea calificado como "totalitario", paralice a alguien, con imágenes aterradoras de gulags soviéticos (pasando, olímpicamente, por alto que en los EEUU también hubo campos de concentración contra japoneses y alemanes que vivían allí en la II Guerra Mundial o el atroz racismo del sur de los EEUU) al crear mecanismos de defensa mentales que le impidan a cualquier ingenuo cibernauta siquiera investigar en qué consiste realmente ese orden de cosas supuestamente “totalitario”.

Y sin embargo, aun en los regimenes más atroces, la disidencia existe, aunque eso implique lo que implique.

Precisamente la disidencia de millares en el mundo frente cualquier régimen autoritario refleja los costos que muchos están dispuestos a pagar antes que ceder su Libertad.

Un ejemplo es la resistencia de la disidencia izquierdista en los años 70 en Argentina, héroes detenidos e incluso desaparecidos por los regimenes del cono sur, ejecutores del Plan Cóndor diseñado por Henry Kissinger, como quedo bien claro en la desclasificación de documentos de la CIA. Otro, la resistencia a los Tratados de Libre Comercio y la de los movimientos antiglobalizacion.

No somos robots ni podemos serlo, diga lo que diga la "Nueva" Derecha y pese al coco con el que nos inundan a traves de los medios de comunicacion masivos.

Desde los años 60, la mayor preocupación de la Nueva Derecha, como corriente de pensamiento y opinión, es el evidente triunfo de la idea de igualdad y del respeto a los derechos humanos dentro de la sociedad occidental.

Para ellos, desvirtuar todo progresismo, todo logro de los movimientos políticos de izquierda, descalificar a todo intelectual que cuestione el sistema capitalista en la actualidad, sea de la modernidad (un marxista) o de la posmodernidad (un postestructuralista) e incluso decolonial ( bueno, creo que a estos los ignoran, por nacer de la realidad del Sur oprimido), ridiculizar el Islam, calificarlo como “ideología” y no como religión, generalizar el mundo islámico, oponerse a todo lo que huela a educación y salud publica y universal, la idea del individuo como el centro del mundo (siempre que sea hombre, blanco, con poder adquisitivo y occidental), apropiarse para su desvirtuacion comercial y publicitaria de la liberacion femenina y los movimientos antiracistas, convirtiendo dichas emancipaciones en un mezclote publicitario en el que una mujer es libre si usa una marca X o un negro "asciende socialmente" si es un rapero amante de las joyas y es chulo (de donde se concluye que la derecha solo acepta la emancipacion si se acomoda a sus propios prejuicios sexistas y raciales, o sea, no la acepta en lo absoluto), todo eso, amigo lector, es un trabajo de hormiguita que tiene por objeto paralizar tu mente crítica y tu potencial infinito como librepensador progresista y hasta mas alla: el derecho a tu libertad de pensamiento y opinion como persona humana.

En realidad, se trata de un trabajo reaccionario contra el avance de las ideas progresistas en Occidente, no vaya a ser que los occidentales lleguemos a querer ser verdaderamente libres e iguales, con lo que todo sistema de opresión, incluyendo el del capital, se acabe.

Dada la quiebra intelectual, espiritual y ética del capitalismo, el vaciamiento de contenido del liberalismo como ideología política, cuyos postulados se convirtieron en mitos frente a la realidad de la actuación inhumana de los grandes capitales, la Nueva Derecha se ha dado a la tarea de poblar los espacios virtuales de sus mensajes, vacíos, estupidizantes, reduccionistas, simplificadores, gracias al avance tecnológico que es Internet. Intelectuales en realidad poco leídos en libros como Jean Francois Revel y Vargas Llosa, se convierten en sabios y autoridades universales. Todo esto apoyado además en los metamensajes de los mediosn y en los discursos neoconservadores de Washington, de los que la Nueva Derecha se deslinda hipócritamente.

En América Latina, recurriendo a estas tácticas más discursivas y demagógicas que racionales, destruyeron el ascenso al poder de Ollanta Humala en las elecciones de 2006, han armado una campaña feroz contra el Presidente Chávez y Evo Morales, a quienes han llamado “racistas, fascistas y nazis”, incluso comparándolos absurdamente con Hitler, tienen a José María Aznar dando vueltas por el mundo, hablando en contra de los movimientos indigenistas en América Latina, a quienes critica por supuestamente sostener “creencias de supremacía racial” (¡Hábrase visto! ¡Los oprimidos se creen opresores!) En fin, asustando a la opinión pública con ideas que recuerdan a movimientos políticos e ideas en realidad sostenidas por la derecha de toda la vida.

¿Quiénes financiaron a Hitler? ¿Acaso no fueron las oligarquias capitalistas y las transnacionales?

Por cierto..¿Hitler cometio su barbarie solo contra los hermanos judios?

La Humanidad no debe olvidar que, para Hitler, socialistas y comunistas tambien eran enemigos , supuestos seres psicologica y moralmente "degenerados"( tal cual piensa la Nueva Derecha) y candidatos perfectos para los campos de concentracion y la camara de gas. Y esta Derecha apoyo y financio a Hitler, hasta que se dieron cuenta que la habian dado demasiado poder a un loco dispuesto a convertir a Alemania en el "Tercer Reich", en un Imperio con el cual competir y le hicieron la guerra.

¿Y dónde nació la racialización, incluyendo la idea de supremacía racial? ¿Acaso no se origina en Europa? Fue en Francia donde nacio la idea de la "supremacia aria", en el siglo XIX. Decir que los movimientos indigenas, humillados y explotados de toda la vida, son "racistas" por reinvindicarse y exigir su inclusion en el sistema, es inmoral.

En fin, la Nueva Derecha crea “boggie men” (cocos) para mantener su hegemonía ideológica.

yurlenron@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1788 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US N ab = '0' /oposicion/a53925.htmlCd0NV CAC = Y co = US