La andina "guerra" de Garrido

No debemos involucrar a todos los periodistas en la conjura de un puñado de ellos contra Hugo Chávez. Conjura que se manifiesta mediante la diabólica práctica de la cizaña y de la escurridiza intriga. Pero tenemos que señalar sí, al menos puntualmente, a los que publicamente atentan contra la verdad y la ética, bandera honrosa de los hombres y mujeres que ejercen la noble profesión del periodismo, no importa que se disfracen con el meandro del análisis político, como es el caso del señor Garrido, a quien el soberano debe reconocer como el pájaro agorero de turno.

En esta oportunidad (no somos macartistas al revés) nos sentimos obligados a denunciar públicamente las peripecias del señor Alberto Garrido, cuando en coincidencia con el viejo traidor Luis Miquibú, está haciendo llamado a una guerra entre los paises andinos. Guerra en que seguramente incluye, sin autoridad, a los hermanos de Colombia !Yo te aviso pajarote! Mil a uno, que eres tú, que no se cumplirán tus deseos por ver rota la paz entre los hermanos de la región andina, con los que Venezuela, bajo el gobierno de Hugo Chávez Frías, mantiene las mejores relaciones.

Alberto Garrido, es bueno que lo sepa Venezuela entera, es uno de los periodistas que se agazapó con la pluma en la solapa invisible, para usarla cuando a los demás intrigantes se les acabe la tinta y se les seque el cerebro con el que pretenden coordinar las habladurías de pendejadas.

No sabemos si el señor Garrido dijo lo que dijo en Globovisión (!cuándo no!) ante el pajoso Leopoldo Castillo, alias « matacura », por su libre albedrío. Claro que lo ponemos en duda, si es uno de los rabiosos oponentes a los programas de equidad y justicia. Y el « analista » parece que se ha concertado con el imperialismo de los Bush para tergiversar lo que está sucediendo en nuestro país a favor de las grandes mayorías. Y en esta oportunidad le asignaron lo más grueso, que él aceptó, como es eso de incitar a la guerra entre hermanos en el continente americano del sur, por la vía de los países de la grandiosa cordillera andina. El periodista Garrido, sin ninguna argumentación válida contra la reforma constitucional, entresacó de los 33 artículos el número 11 al que sólo se le adicionó el siguiente párrafo: « El Presidente de la República (al que se le debe agregar « o presidenta ») podrá decretar regiones especiales militares con fines estratégicos y de defensa... ».

Una tibiesa que no ofende a nadie, mucho menos a los países hermanos, en los que sus gobiernos convienen con sus militares el cumplimiento de aquellas constituciones y leyes para la defensa y cuido de sus fronteras, incluída su territorialidad marítima.

Seguramente los vasallos de acá aplaudieron las incitaciones de Alberto Garrido. Perdónalos señor pero ilumínalos para que dejen la torpeza, aunque ellos sí saben lo que hacen y el castigo no estará allá arriba. Está aquí mismo, sin palo y sin mandador. Más bien en el arrepentimiento. Y el diablo no paga, pero los que lo siguen se vuelven locos por tantos vericuetos.

Por otra parte, siempre hemos creido que en los disociados de la oposición a Chávez, igual que desde el '92 del pasado siglo, su odio se circunscribe a la desaparición del Presidente. Lo otro es chillar por la reforma constitucional. Ellos se quedarían tranquilos si Hugo Chávez, como proponente de la reforma, resolviera complacerlos y eliminara de un plumazo la posibilidad (oigase bien, posibilidad) de... « ser reelegido o reelegida de inmediato para un nuevo período ». Y decimos « posibilidad » por cuanto la reforma es bien clara cuando dice: « ...puede ser reelegido o reelegida... », no dice será reelegido..., lo que si sería un mandato constitucional. Además, tampoco se prohibe el lanzamiento de otra candidatura que compita con Chávez, si no la tienen no es culpa nuestra ni de la reforma.

Entonces, mientras Garrido con sus sesudos análisis, le consigue un candidato a la desguarnecida oposición, nosotros avanzaremos con Rosa Luxemburgo y Hugo Chávez, con el grito de Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!

pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1189 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor