El debate

No habíamos escuchado nunca antes tanto aspaviento, motivado a la falta de un debate entre dos candidatos presidenciales venezolanos. Mucho menos entre un verdadero dirigente, de fortaleza mental, humano, y otro con gelatinosa masa cerebral. El primero, hombre preocupado por los desposeídos; estadista equilibrado, como lo es Hugo Chávez Frías; y el segundo de chucuto occipucio, mocho de la palabra y embustero de las promesas. El mismo de las ofensas sociales y raciales; segregacionista, igual que doble v Bush, como es Manuel Rosales.

¿Será factible que los buenos principios puedan lograr avenimiento con los de un hombre como el segundo?. No lo creemos. Un debate así, sería una perdedera de tiempo necesario para atender las múltiples carencias del pueblo venezolano. Carencias que, por lo demás, son la secuela de las discriminaciones en el ejercicio del poder de los partidos AD y COPEI que hoy apoyan a Rosales. Los mismos disociados que se ufanan al defender a los grandes capitales y sus medios de propaganda, como Globovision y RCTV, para que no paguen los impuestos de ley y que, por lo mismo, atacan alevosamente al SENIAT.

Ya lo descrito dice mucho de lo innecesario y baladí de un debate pedido con desesperación por Rosales, quien de lo necio que es, más bien parece un alucinado temático, que reacciona de exprofeso, listo para recoger sus trastos y arrancar en estampida, actitud de la que uno no puede extrañarse, si es que dentro de los planes del consabido derrotado, están contemplados los procedimientos A y B. Es decir, retirar la candidatura (plan A) y/o sumarse a la guarimba (plan B). He ahí el dilema del candidato tataratero Manuel Rosales.

No se puede, ni se debe, perder el tiempo contra tanto disparate. Un tiempo precioso que, de paso, a Hugo Chávez no le sobra para discusiones insulsas, que no le aportarán nada a la Patria, mucho menos a sus 28 millones de habitantes. Sería un debate con un hombre que no las tiene bien puestas para deslindarse de la CIA, de Rafael Poleo, del embajador Brownfield y de doble v Bush, como sí ya de este último lo está haciendo el pueblo norteamericano.

Debatir para qué, con un candidato que tiene temor a comprometerse a reconocer los resultados de los comicios del 3D. No solamente porque Rosales está consciente que perderá por paliza, si no por temor a los que le ordenan “cobrar” una contienda que, de antemano, sabe perdida. Lo que nos indica que Rosales tiene un grave dilema a resolver. O se “atreve a cobrar” lo que no se le debe, como lo emplazó Rafael Poleo, o tira la toalla sin subir al ring, manera esta de justificar su temor a enfrentarse a la realidad de lo que va a suceder y, de paso, salir de su lío con gritos estentóreos para decir que “el señor Chávez no quiso debatir la eliminación de las capta huellas y la sustitución del general Baduel”. ¡Mollejúo, el hombre!.

Luego entonces, ¿estará Hugo Chávez obligado a perder el tiempo en un debate en condiciones semejantes?. No, porque la gran mayoría de los venezolanos estamos de acuerdo con nuestro candidato en no darle banderas a un desesperado. Mucho menos a una petición que, se sabe, es una jugada tramposa ordenada desde Washington con la premeditada intención de que sirva como detonador de la prensa golpista encabezada por Globovisión y RCTV.

De lo más grave aún, no creemos que el señor Rosales no esté enterado de la reactualización del estoraque golpista de 2001-2003, en que los “ángeles” sicarios de la CIA y el Mosad israelita recomiendan, entre otras señalizaciones, la demarcación de los hogares afectos al proceso revolucionario para atentar contra la vida de los compatriotas que apoyamos a Hugo Chávez Frías. Disparar a sangre fría, al estilo francotirador (otra vez) contra nuestros hermanos, si es que a estos se les sorprende desprevenidos. Que no se equivoquen de nuevo. Estaremos preparados, por cuanto a ese contubernio (CIA-MOSAD) si sus víctimas están dormidas, la degollina se les facilita, y Rosales seguiría con sus compinches, a lavarse las manos como Pilatos, allá en Miami. Pero es mejor que sepan que antes de la escabullida, le tendrían que rendir cuentas a un pueblo indómito. ¡!No volverán!!.

pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1465 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor