¿Cazador cazado?

De nuevo sábado, otra vez de compras, intentando hacer mercado, porque frutas y verduras aumentaron más o menos un 40% en lo que va de diciembre a enero. No va a alcanzar para lo planificado. En eso, la inteligencia comercial lanza un aviso de compra urgente: No habrá más venta de hortalizas hasta después de la feria (prácticamente 3 semanas en San Cristóbal) Con esa perspectiva las bolsas comienzan a llenarse, pero en una esquina, el Juan Mesadelaunidad se encontraba como trastabilleando incoherente, asustado como quien atraviesa una pista de baile con el temor de que le pisen los callos. A más de un mes de lo que sintió “su triunfo parlamentario “ la inmensa sonrisa decembrina se le ha ido convirtiendo en mueca. La Asamblea se instaló a lo Juan Charrasqueado, macho y apoyado, Ramos Allup llegó para asumir la Presidencia en una caravana de camionetas de lujo blindadas y aseguradas en dólares, cortesía de la Embajada norteamericana. Mensaje a García que se completó al juramentar a los dizque diputados por Amazonas y arrojar de la Asamblea las imágenes de Bolívar y Chávez. Los gringos respondieron aquella pregunta clásica de la campaña electoral del 78, cuando con una musiquilla pegajosa se interrogó: ¿Con quién estás tú compañero? Y hoy contesta Barack Hussein Obama II en persona, mordisqueando el español con más sabrosura que Arnold Schwarzenegger diciendo “Hasta la vista, baby” Así que el habitante de la Casa Blanca, balbuceó: “Henry es el hombre” La cosa es que, gracias a Dios, Ramos no tuvo que mostrar las piernas como Corina ante Bush para ganarse el respaldo del norte y dejar con los ojos claros y sin vista a Borges, López, Ledezma, Machado, Capriles y ADlateres. Pero la cosa para Juan Verdulero es que él votó porque los repuestos de su Ford fiesta estuviesen en el anaquel de cualquier vendedor de repuestos y no por Allup desafiando a los otros poderes para terminar reculando… Juan Quinceyúltimo no quería seguir con los atajaperros en abastos y supermercados porque los precios siguen escalando hacia las estrellas y para colmar su paciencia hay una declaradera implacable muy alejada de lo que él necesita como respuesta y hasta lo han bajado de las busetas por negarse a pagar el aumento que unilateralmente concretó el sindicato del transporte en este Táchira tan de derecha que hasta se opuso a la independencia en 1. 810, y sin embargo los patean por ese… como a vulgar chavista. Recordó con cierto aire de nostalgia su ajetreo electoral con aquella amplia sonrisa que hoy no encuentra cuando animaba a voz en cuello: “Vamos, vamos. Esta es la última cola qué hacemos…” En eso se apareció el hombre feliz, el vecino que reafirma su convicción con una franela roja que de seguro ha sido testigo de mil discursos, algunas caravanas conversatorios marchas contra marchas esperas ante el CNE. El hombre bien podría rondar unos 70 años, muy vitales, lo dice la energía que despliega y la pesada bolsa que lleva sin dificultad, pero se contradice con su prominente barriga, su cabello abundante blanquísimo algo largo y una barba de varios días. Los hombres se miran y una palmada marca el saludo. El hombre de la mentalidad positiva, aprovechó la pasada temporada para hacer de san Nicolás, pues en esta República Bolivariana de Venezuela, tan conflictuada en conciencia hay niños que le escriben cartas a un tal Santa que de vendedor de cocacolas pasó –vía Hollywood- a dispensar regalos en navidad. Bueno, la cosa es que el hombre feliz esperó algún agravio tontera chiste de mal gusto y nada. Juan Confundido apenas lo miró un instante porque descubrió una hilera de cartones de huevos: 1. 500 oferta 2 X 2. 750. ¿Y los precios que iban a bajar? ¿Y la autorregulación del mercado?

Qué situación más incómoda para todos y todas los que se les va desmoronando el sueño que construyeron durante los meses de campaña. Ellos tan seguros del cambio, tan enajenados al decir irónicamente no hay leche pero tenemos patria, aquellos tan borregos sin darse cuenta, soñando convertir en Miami cada ciudad o pueblo venezolano, esos los que votaron por un estante lleno, los mismos que quieren disimular que han vuelto a las colas diciendo que están jugando al trencito, hombres y mujeres que querían papel tualé y les están ofertando golpe de estado legislativo sin que nada cambie sin que asome en el horizonte una posibilidad de precios razonables (no digo justo, porque es Mala Palabra para ellos) sin que desaparezca el tormento de las colas para vergüenza de quienes se jactaban de que Venezuela quería un cambio, que el país pleno estaba celebrando el We will con back romuliano, ojo, no confundir con los romulanos de Star Trek (aclaratoria necesaria para jóvenes, nerd y amantes del series de ciencia ficción) Habló del Rómulo Betancourt presidente que pipa en boca nos dejó más de una vez sin garantías constitucionales para asegurar el dispare primero y averigüe después. Aclarado esto, volvemos al asunto que le está produciendo estreñimiento cerebral a más de uno. Buscando soluciones a lo inmediato crearon un escenario de confrontación verbal anuncio luego existo con la vista y la sonrisa puesta en un interlocutor en el exterior, que el pueblo que votó por ellos se aguante que apriete ese... porque nosotros, señores y señoras diputados lo que queremos como la negra Celia, “es que le den candela” a todo lo que huela a maduro. Es que los nuevos diputados parecen desconocer la constitución las leyes las ordenanzas hasta los reglamentos en juntas de condominio o clubes sociales. Sueñan en cambiar el rumbo de nuestras vidas como la chamita que sopla las velitas de su cumpleaños 15, entendiendo que cada día está más buena y como a los condimentos aquellos le sobra sabor.

La constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la primera en ser discutida, creada y aprobada por el pueblo mismo, es muy completa y avanzada y prevé situaciones y actuaciones, que podrían atentar contra el bien común y por ello genera las respuestas a cada escenario posible. Para validar cualquier situación emanada de la Asamblea Nacional es necesario: A) La mayoría simple, B) Las tres quintas partes, C) Las dos terceras partes, D) El treinta por ciento de los integrantes de la Asamblea. Juan Concursante miró de lleno al sonriente Eladio Lares, las luces parpadearon la música rugió apresurando el tiempo de la pregunta: ¿Respuesta definitiva? Juan enciclopédico examinando un tomate rugió: son 114 diputados y con 112 basta para mayoría simple. Opción A. Son las 2/3 partes de la Asamblea y con ello puede resolver asuntos administrativos nombrar la directiva. Pero al grano que más le interesa a los que han liderado golpes paros guarimbas, la salida misma, es el poder para enfrentar y frenar los avances revolucionarios, vetar leyes e iniciar el proceso de destitución tanto de ministros como del presidente mismo. De allí el envalentonamiento de muchos que se creen con el toro por los cachos. Pero no es tan fácil como sueña Ramos Allup. Constitución en mano les digo que, lo más seguro es que enfilen sus baterías contra los magistrados recién electos para la Corte Suprema de Justicia. Querrán poner a otros más afines con sus ideas, pero intenciones no preñan, y el texto constitucional es claro: Se requiere un dictamen vinculante del poder ciudadano en caso de que el o los magistrados hayan incurrido en una falta grave. El texto del artículo 265 es claro al determinar que el poder legislativo debe actuar junto al poder ciudadano para lograr tal fin. Por lo tanto no procede la destitución de ningún juez. Es parecido el caso del enfrentamiento ya manifestó de los recién electos contra el Fiscal General, el Defensor del Pueblo, El Contralor General, quienes en conjunto son el Consejo Moral Republicano, pues sólo después de una sentencia firme de la Corte Suprema de Justicia puede la Asamblea destituir. Yo lo que pienso es estos muchachones padecen el síndrome de Carmona Estanga que los impulsa a querer eliminar sin decreto de viva voz con el corito de “fuera fuera fuera” a todos los funcionarios bolivarianos. Lo que es más grave y hasta vomitivo para los nuevos dueños de los curules, es que el artículo 277 dice textualmente: “Todos los funcionarios o funcionarias de la Administración Pública están obligados u obligadas, bajo las sanciones que establezca la ley, a colaborar con carácter preferente y urgente con los o las representantes del Consejo Moral Republicano en sus investigaciones”

Juan Vergatario le dice a una pobre señora, atribulada ante el alza de sus alimentos, que la paciencia es una virtud a ser premiada en el paraíso por venir. Juan habla tan alto como para no escuchar sus pensamientos, dice como quien busca excusas mientras se va perdiendo en el laberinto de compras de última hora con precios dolartoday: Todo esto valdrá la pena si se liberan… La voz poderosa y reilona del hombre feliz atajó y completó el discurso de Juan: Los políticos presos… Juan , sin siquiera voltear, corrigió: Los presos políticos. Y el abuelo feliz, a quien nadie le quita lo bailado, pensó en enmascarados de plata dragones chinos santos enterradores o yoko sunas mezclando luchadores de diferentes épocas países o irrealidades, más en el pensamiento vacilador se coló Juan Amediaslegislador: Porque ocurre acontece y pasa, que siendo el indulto atributo presidencial, la ley de amnistía es de naturaleza legislativa. Simple, lo que es bueno para el pavo es mejor para la pava. Y siendo una ley tiene carácter inexpugnable. A eso no le entra ni coquito. Es ley y cúmplase. El Santa Claus de La Cortada del Guayabo soltó su peculiar carcajada: Inconstitucionalidad, hermanito, inconstitucionalidad. Aunque la llamen ley, NADA ESTÁ POR ENCIMA DE LA CONSTITUCIÓN artículo 7. La Asamblea no promulga las leyes, sólo las redacta, tienen que enviársela al Presidente Maduro, quien puede pedir que la modifiquen y se las devuelve. Ahora, ¿qué puede pasar? En la Asamblea arman un escándalo mediático –como de costumbre- y devuelven la ley al Presidente exigiendo el ejecútese. Pero Maduro que no le tiene miedo a las calumnias de los medios nacionales o internacionales manda esa amnistía directo a… la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia artículo 214. Pero. Vamos a suponer que llegan al colmo de la terquedad y quieren imponer la amnistía. La ley es muy clara: “Las acciones para sancionar los delitos de lesa humanidad, violaciones graves a los derechos humanos y los crímenes de guerra son imprescriptibles. Las violaciones de derechos humanos y los delitos de lesa humanidad serán investigados y juzgados por los tribunales ordinarios. Dichos delitos quedan excluidos de los beneficios que puedan conllevar su impunidad, incluidos el indulto y la amnistía” Artículo 29… Como dijo el abogado constitucionalista, Hernán Escarrá: “No es verdad que vamos a tener problemas de gobernabilidad, lo que sí es verdad, es que llegó el momento de ejercer a plenitud la constitución de la República Bolivariana de Venezuela”

¿Cazador cazado? Se preguntaba Juan pensante ante la disyuntiva de aquellos que queriendo atrapar la liebre fueron mordidos por una trampa para osos. No pueden nombrar los jueces que tienen guardados bajo la manga para el gran acto de destitución presidencial vía Corte Suprema artículo 233. Y para hacer rebosar el vaso, el panorama gris que han ido pintando algunos altos dirigentes de la llamada mesa unitaria, puede permitirle al Obrero Presidente la disolución de la Asamblea Nacional en tanto su actuación vaya en contra de los intereses de nuestro pueblo artículo 236 numeral 21. Más si tuviesen la fuerza y la audacia de intentar arrebatar de nuevo el poder de las manos del pueblo, la constitución misma establece el mecanismo para que cada ciudadano ciudadana se sienta con la libertad suprema de defender la legalidad en esta República y volver al más avanzado documento legal, nuestra constitución artículo 333. Y si no, como en aquel hermoso tema del cantautor cubano, Amaury Pérez: “Acuérdate de abril”

 


borges0903@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2301 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a221407.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO