Sindéresis

El infame consejero de Maria Corina

El hombre en su edad avanzada ya, parece inclinarse hacia lo sublime o hacia lo grotesco, pareciera indicar José Ingenieros en su famoso libro El Hombre Mediocre. Al dedillo le va semejante moraleja al ex profesor ucevista German Carrera Damas, si se osan juzgar sus andanzas de hoy, a través del audio que se ha expuesto a la luz pública donde interviene el mismísimo Carrera Damas y la inconfesable María Corina. Uno, no tanto se queda boquiabierto, por las expresiones de la dama de marras, sino más por las breves interlocuciones del octogenario profesor, cuya considerable brevedad marcan con encono el carácter truhán por donde ha navegado este ciudadano en los años de revolución. Porque lo menos que pudo haberle dicho este “consejero” ante los planteamientos y aseveraciones que la machado inescrupulosamente expusiera, es que calle y rectifique sus posiciones. Pero que va. El hombre obnubilado por la pasión antichavista que dejó advertir con dos o tres frases inconclusas, pudo también atizar el alma quebrantada de esta dama, por los más siniestros deseos de poder. No le sirvió de nada al otrora afamado historiador aquello de pretender “ordenar el pensamiento” de su aconsejada. Es casi seguro que la “falta que le han hecho “, los consejos de su profe a su querida Mari Cori, estén hoy exacerbando su conducta anti venezolana. Como será, porque se desprende de la conversación, que el zamarro adeco comelón de todos los partidos de la cuarta república, aprueba deshonrosamente las variadas formas de traición a su propia gente de la MUD, que Mari Cori insidiosamente expone. Y catalogar de “fabuloso” un programa de acciones en orden de instigar una intervención gringa en el país, es la peor deshonra para un historiador, si así se quisiera Carrera Damas hacerse llamar aún. Fracasó en el intento, Carrera Damas, de ordenar el pensamiento de Mari Cori. Una inclinación política destrozada por el más infectado comportamiento antipatriota que ser humano pueda albergar, no es ordenable en una conversación tan lamentable. Y si pudo María Corina de su descompuesto interlocutor, obtener algún sabiondo consejo que dosificara sus denigrantes comportamientos, a lo mejor lo logró en la sugerencia aquella de “driblar” a su Jefe de la MUD, Ramón G. Aveledo. Porque no habrá venezolano opositor que desde entonces, deje de tomar la palabra al consejero de Mari Cori, para asestar un golpe definitivo a quienes intentan vender la patria al mejor postor de sus intereses.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4149 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: