¿Quo vadis MUD?

A partir de una interpretación “analógica” de la Constitución que ella misma pisoteó el 11A, la derecha ha intentado crear confusión y desestabilización, buscando deslegitimar el gobierno bolivariano. Tratan desesperadamente de recuperar el terreno perdido en la base popular, esgrimiendo el espúreo y manido argumento del “vacío del poder”.

El TSJ le puso punto final a la polémica en torno al artículo 231 con una interpretación incontrovertible de la norma constitucional, la cual sumada a la extraordinaria juramentación popular masiva del 10E y al respaldo internacional, neutralizó la arremetida de los medios al servicio del imperialismo y la ultraderecha internacional. De ello dieron cuenta los pronunciamientos del Departamento de Estado y del Secretario General de la OEA, quienes al reconocer que este era un asunto que debían resolver los venezolanos y sus instituciones, le sacaron la alfombra a la MUD. Posición también asumida por el gobierno de Panamá en el contexto de la destitución de su embajador en la OEA, quien quedó al descubierto como un vulgar peón del gobierno de EEUU en su ataque por mampuesto a Venezuela, al ser desenmascarado de manera brillante por el embajador Chaderton.

Al igual que lo hicieron el 11A, los conspicuos prelados de la alta jerarquía eclesiástica se colocaron de nuevo al lado de la oligarquía y con su tradicional caradurismo farisaico, hicieron un llamado eufemístico al desconocimiento de las instituciones y de la voluntad popular para “preservar la “paz” y al “respeto a la Constitución”.

En esa misma línea, algunos sectores empresariales también han acompañado esta nueva intentona contrarrevolucionaria, al crear una escasez artificial de bienes esenciales, a través del acaparamiento y el estímulo a las compras nerviosas provocadas por la guerra psicológica que desataron en las redes sociales.

Ante las contundentes derrotas sufridas el 7O y el 16D, los sectores más radicales de la derecha opositora optaron por desconocer la decisión del TSJ y al propio gobierno, promoviendo, por ahora, pequeños brotes aislados de violencia “estudiantil”. ¿Que pretenden? ¿Volver a los caminos verdes del 11A? ¿Quo Vadis MUD?

gamarquez2@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1926 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a158209.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO