Ravell y los paracriminales

De entrada, vale una recapitulación. Desde el mismo día y año que se conoció la agrupación criminal denominada “autodefensas…” con el sobrenombre de los paramilitares, hemos debido deslindar de propiciadores de esos grupos al ejército de los pueblos y de hombres forjadores de la libertad, como es nuestro ejército libertador. 

Claro que los ejércitos de otros países donde utilizan a estos grupos asesinos como avanzada y fachada del crimen, es porque todavía en sus comandos  tienen la mentalidad pinochetista de la  extinta “Escuela de las Américas”, hoy aupados por el brazo armado judío del Mossad, entrenador de grupos paracriminales. 

No solamente en Colombia, donde algunos gorilas con voz de mando (con el perdón de los amigables chimpancés) nos los envían por los “caminos verdes”. También el imperio los amamanta en unos cuantos países donde ya  sus vasallos perdieron el poder del engaño. 

Así las cosas, acá en Venezuela, para abrirles cancha fronteriza a los malvados sin el permiso de los pueblos venezolano y colombiano, están prestos los pitiyanquis Manuel Rosales, para “bajar” la cadena fronteriza, y Federico Ravell para ubicarlos estratégicamente distribuidos. Para esto los subalternos Julio Borges, Ledezma y demás adecos, y el judío Capriles Radonski en Miranda. 

Fugitiva Patricia Poleo y Gonzáles Gonzáles, el del obelisco de Altamira (dicen que andan por ahí…), los fichadores de Globovisión abren el almacén de la metralla, con lo que primero atemorizan, para luego rematar, previa selección y por goteo, del fichero en donde aparecen las imágenes tomadas por el fotógrafo del fascismo y copeyanisimo Planas, quien se ganó un “reconócelo pueblo”. 

Ahora bien, antes de que pelen los dientes de la podadora, aclaramos que lo de judío en prácticas asesinas de las aquí mencionadas, no involucran a todos los seguidores de esa agrupación mundial. Es que en el espacio de una columna de opinión no caben las decenas de denominaciones que utiliza el judaísmo cuando se trata de arrojar la piedra y esconder la mano, pero que cuando de victimizarse se trata, entonces sí son judíos. 

En todo caso, son los humanistas donde no caben los judíos Ravell y Mezzerhane, quienes deben fijar posiciones. A propósito de crímenes atroces, sin alusiones personales, ¿en que paró la búsqueda de los criminales intelectuales del asesinato del fiscal de la dignidad, el valiente camarada Danilo Anderson?. 

Luego entonces, son los hombres y mujeres judíos de buena voluntad; los gentiles judíos a quienes sentencia de muerte el Talmud, quienes deben hacer un gran esfuerzo de solidaridad, a pesar del chantaje y el terrorismo de opinión, de manera de dar al traste y acabar con esa secta derechista, intrigante y asesina, brazo armado de fariseos y avaros que, mediante el terrorismo y el crimen, se han adueñado de casi todos los recursos pertenecientes a la humanidad. 

Sabemos de unos pocos muchachos y muchachas israelíes que se arriesgaron a protestar la masacre en Palestina, mientras acá en Venezuela el canal televisivo Globovisión de los judíos Mezzerhane y Ravell, justifican la barbarie. Esto nos dice que el poder del gobierno expansionista judío de Israel es el verdadero dueño de la gran mayoría de los medios de comunicación mundial y del gran capital que, hasta antier ostentaba el imperialismo yanqui. Siendo así Obama, como el negro general que “brilló” como el águila del desierto, tendrá que reconocer que sí estudió en la cartilla del Dietz. También obedecerá el mandato de los fariseos.  

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!. 

                                                                              *pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2167 veces.



Pedro Méndez*


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor