Cuatro concejales bolivianos relatan el trato vejatorio sufrido en el aeropuerto de Barajas en Madrid

La Razón de Bolivia/inSurGente (J.L.).- “Nosotros fuimos a España invitados por la Alcaldía de Madrid a participar del XXVII Programa Iberoamericano de Formación Municipal. Cuando llegamos al aeropuerto de Barajas las autoridades de migración (de España) nos pidieron nuestros papeles y nos retuvieron por cinco horas.

A pesar de las explicaciones y la presentación de nuestros documentos e incluso la invitación, lamentablemente fuimos retenidos”. “Nuestros compatriotas son sometidos a engaños y mentiras por parte de los funcionarios de migración, quienes retienen los documentos y les dicen que van a verificar las razones de su presencia en España".

La Razón de Bolivia/inSurGente.-

Cuatro concejales de La Paz y Sucre invitados por el municipio de Madrid fueron retenidos, el 6 de marzo, en el aeropuerto de Barajas, España, y constataron cómo cientos de compatriotas sufren abusos por parte de la Policía de migración española, “que con mentiras terminan deportándolos a Bolivia”, denunció ayer a La Razón el presidente del Concejo Municipal de La Paz, Luis Revilla.

Revilla explicó que esa situación les permitió constatar cómo cientos de bolivianos sufren abusos por parte de las autoridades de migración del Gobierno español. “Nuestros compatriotas son sometidos a engaños y mentiras por parte de los funcionarios de migración, quienes retienen los documentos y les dicen que van a verificar las razones de su presencia en España. La espera que supuestamente es de tan sólo minutos se convierte en horas y hasta días, hasta que haya algún espacio en algún vuelo que los lleve de regreso a Bolivia”.

“En esas cinco horas vimos cómo la Policía traslada a las personas a distintas dependencias policiales donde requisan las pertenencias, no permiten hacer llamadas y luego trasladan a grupos de 50 personas a dormitorios de 4 por 4 metros. Ahí permanecen más de dos o tres horas. Al final, la Policía les obliga a firmar un documento que no les permiten leer. Nadie sabe lo que dice, pero se supone que es una autorización para ser deportados. Una vez firmado el documento les trasladan a un piso más arriba en el cual hay cerca de 100 ó 200 personas”.

Denunció que otro asunto preocupante que pudieron constatar es que varios funcionarios se refieren al presidente Evo Morales con mucha falta de respeto. "Sugerían a nuestros compatriotas que le pidan trabajo a don Evo Morales, que ellos no tenían la culpa de que el Presidente no les dé trabajo”. El reclamo fue planteado al encargado de Negocios de Bolivia en España, Álvaro del Pozo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4720 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas