Turquía: las ‘Madres del Sábado’ se reúnen por milésima vez en Estambul

Las «Madres del Sábado» sostienen fotos de sus seres queridos desaparecidos tras ser detenidos por la policía, con motivo de su concentración número 1.000. Plaza Galatasaray, Estambul, Turquía

Las «Madres del Sábado» sostienen fotos de sus seres queridos desaparecidos tras ser detenidos por la policía, con motivo de su concentración número 1.000. Plaza Galatasaray, Estambul, Turquía

25 de mayo de 2024.- La imagen no ha cambiado en casi treinta años. Madres, hijas y hermanos con la foto de su ser querido desaparecido en el corazón y un clavel rojo en la mano, reunidos cada sábado en el mismo lugar de Estambul. Tampoco han cambiado sus reivindicaciones: saber qué ha sido de su ser querido, del que no tienen noticias desde que fue detenido por la policía en los años ochenta o noventa, y llevar a los responsables ante la justicia, si siguen vivos.

Su manifestación es la más antigua de Turquía y una de las más antiguas del mundo. El movimiento de las ‘Madres del Sábado’ se inspiró en las ‘Abuelas de la Plaza de Mayo’ de Argentina, donde familiares de víctimas de desaparición forzada durante la dictadura (1976-1983) se manifiestan cada semana para exigir información.

No se sabe nada de Hayrettin desde que fue detenido en 1980. Su hermano, Faruk Eren, cree que “esta situación es una vergüenza para Turquía”. “Buscamos las tumbas de nuestros seres queridos y queremos justicia”, dice.

“En cambio, desde hace mil semanas, ¡el Estado lo niega! Sigue diciéndonos que nadie ha desaparecido bajo custodia policial", denunció a nuestra corresponsal en Estambul, Anne Andlauer.

Desde 2018, la concentración de las “Madres del Sábado” ha sido prohibida y reprimida con regularidad. Para Faruk Eren, lo que está en juego en su búsqueda de justicia y verdad va más allá de las familias de los desaparecidos. “Si el Estado no se enfrenta a este pasado, no reconoce la verdad y si no se hace justicia, Turquía nunca conocerá la democracia”, asegura.
El legado de un periodo turbulento

En las décadas de 1980 y 1990, las fuerzas de seguridad se enfrentaron al grupo guerrillero kurdo Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste, y a grupos radicales de extrema izquierda en todo el país. Varias ONG acusan a los gobiernos de la época de cometer numerosas violaciones durante las detenciones y en el trato a los detenidos, con frecuente recurso a la tortura.

En 2011, cuando era primer ministro, Recep Tayyip Erdogan se reunió con un grupo de “Madres del Sábado” que pedían la creación de una comisión de investigación independiente. Ahora temen que el presidente Recep Tayyip Erdogan no tenga prisa por desenterrar el pasado. Desde hace tres años, estas familias en busca de justicia están siendo juzgadas, arriesgándose a ser encarceladas por “violar la ley sobre manifestaciones”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6756 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter