Colombia: aunque el ELN cumple con los acuerdos, persiste tensión en la mesa de diálogos

Mesa de diálogo, Colombia

Mesa de diálogo, Colombia

4 de marzo de 2024.- El Comando Central del ELN anunció que orientó a todas sus estructuras liberar a todas las personas que se encontraban en su poder. A esta noticia se sumó el regreso de los Encuentros de Participación de la sociedad en los diálogos de paz, así como la continuación de las conversaciones de paz el próximo mes de abril en Venezuela.

El grupo insurgente anunció que el Comando Central del ELN ordenó la liberación de todas las personas que se encontraban retenidas por el grupo insurgente: “Le cumplimos al país y a la comunidad internacional, esperamos que el Gobierno de Colombia también cumpla todo lo relacionado con este asunto”, dijo en un comunicado la máxima comandancia del ELN.

A su vez, la Delegación de Paz del Gobierno colombiano confirmó desde el pasado 28 de febrero en su cuenta en X: “Durante el V Ciclo de Diálogo de Paz desarrollado en México, el Gobierno nacional entregó una lista al ELN de 26 secuestrados reportados a través del Mecanismo de Monitoreo y Verificación. Hoy podemos afirmar que ninguna de estas personas se encuentra en cautiverio”.

La noticia fue bien recibida en todo el país y se sumó a las ocurridas el pasado 26 de febrero cuando fue realizado en Bogotá uno de los Preencuentros de Participación en los Diálogos de Paz entre el Gobierno y el ELN donde participaron representantes de 33 sectores de la sociedad, el cual sirvió para la preparación de un gran encuentro de la región Centro.

Ese mismo día, las delegaciones de paz del Gobierno colombiano y el ELN dieron a conocer un comunicado conjunto donde informaban de una reunión realizada en Cuba entre el 24 hasta el 26 de febrero. Quienes asistieron al encuentro de participación aplaudieron el anuncio que muchas personas interpretaron como la superación de la crisis en el proceso de paz.

Incumplimientos del Gobierno

Desde el inicio del gobierno de Gustavo Petro accedió a iniciar negociaciones de paz con el ELN y su equipo negociador.

Para esto, uno de los primeros compromisos fue reconocer a la Delegación de Paz del ELN que se encontraba en La Habana, Cuba, liderada por Pablo Beltrán. Así mismo, el Gobierno reconoció al Comando Central y a la Dirección Nacional del ELN como organismos representantes de ese grupo insurgente.

Al menos en dos ocasiones, el Gobierno planteó que los actuales comandantes de esa organización no representaban a ese grupo y buscó empezar conversaciones regionales directamente con los frentes guerrilleros desconociendo a los mismos organismos de ese grupo con los cuales accedió comenzar negociaciones de paz. Primero lo hizo el presidente Petro y recientemente el Alto Comisionado de Paz, Otty Patiño.

Aunque al inicio de los diálogos con el ELN, el Gobierno se comprometió a negociar la paz con el Comando Central y la Delegación de Paz, en los últimos meses, sigue insistiendo en sus planes de desmovilización individual y colectiva, lo cual está prohibido explícitamente en el Protocolo de Acciones Específicas del Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional entre el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

De otro lado, a pesar de que el Gobierno firmó un Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional con el ELN, las Fuerzas Militares colombianas estarían incumpliendo esos acuerdos.

Por un lado, los militares estarían brindando información de inteligencia a los paramilitares del Clan del Golfo y apoyando acciones de grupos disidentes enemigos del ELN, de hecho, esto lo dijo Petro meses atrás en un acto de ascenso de mandos militares.

Así mismo, una de las quejas que de forma reiterada han hecho las comunidades son las escasas acciones de los militares contra los paramilitares. De la misma manera, el ejército estaría desarrollando acciones de inteligencia e infiltración en varias regiones contra ese grupo insurgente.

Fuentes consultadas afirman que estos incumplimientos son conocidos por el Gobierno colombiano.

Las graves acusaciones de Antonio García

A su vez, Antonio García, primer comandante del ELN hizo públicas varias acusaciones contra el gobierno.

Por un lado, recordó la existencia de un acuerdo entre las partes ante los Países Garantes y los Acompañantes Permanentes, firmado el pasado 12 de diciembre de 2022 en Venezuela. Según ese acuerdo, el Gobierno se comprometió a retirar al ELN de la lista de los Grupos Armados Organizados -GAO-, pues considera que desconoce el carácter insurgente. García recordó que van más de 440 días sin que el Gobierno cumpla con este acuerdo.

Antonio García

Otro de los cuestionamientos del máximo dirigente de ese grupo insurgente son la falta de seriedad de los militares con el Mecanismo de Monitoreo y Verificación. García afirmó que hasta ahora no ha sido posible hacer una evaluación seria y profunda del cese el fuego porque los militares han buscado hacer inoperante el mecanismo.

Así mismo, Antonio García denunció que detrás del proceso regional en Nariño estaría un integrante de los militares infiltrado. De igual forma, que esta es una operación de inteligencia desarrollada desde los gobiernos de Juan Manuel Santos e Iván Duque, las cuales fueron continuadas por militares con el respaldo del gobierno de Gustavo Petro en pleno cese al fuego bilateral para atacar al Comando Central y contra dirigentes de ese grupo en todo el país.

Comunidades ignoradas y en manos de paramilitares

Desde el mes de enero de 2023, las comunidades del Magdalena Medio iniciaron un paro regional para exigirle al gobierno Petro soluciones frente a la constante presencia de los paramilitares en la región.

Aunque el Gobierno hizo acuerdos con las comunidades en los que se comprometió a protegerlas del Clan del Golfo, en la región continúa haciéndose fuerte, ese grupo paramilitar mantiene enfrentamientos constantes contra el ELN.

Las mismas denuncias fueron hechas por las comunidades en el Nordeste y Noroccidente de Antioquia, en los departamentos de La Guajira, Magdalena, Cesar, Bolívar, entre otras regiones.

Paramilitares impiden participación de la sociedad

Aunque el Gobierno se comprometió con garantizar la participación de la sociedad en el proceso de paz con el ELN, son varias las quejas de las personas que indican las dificultades para participar debido a la presencia constante de los paramilitares.

Según Juliana Ramírez, politóloga de la Universidad Nacional e integrante del Comité Nacional de Participación en la Mesa de Diálogos entre el ELN y el Gobierno colombiano: “Para garantizar la participación es necesario el desmonte del paramilitarismo”.

Juliana Ramírez

Incluso, la Defensoría del Pueblo dijo que este grupo paramilitar es el que más ha expandido su presencia en Colombia. Mientras 2022 estaban presentes en 253 municipios, en 2023 expandieron su presencia a 392 municipios colombianos.
Militares y Paramilitares unidos

A esto se suman las denuncias de las comunidades que indican que los militares y paramilitares mantienes relaciones en las regiones.

Algunas denuncias de las comunidades recuerdan amenazas de los militares: “Agradezcan que estamos siendo amables porque los que vienen detrás no lo van a hacer”. Posteriormente, llegan los grupos paramilitares.

A esto se suman las acusaciones de habitantes de las regiones que recuerdan que, por ejemplo, a pocos metros de los retenes del ejército se encuentran los paramilitares o el que cuando el ejército avanza hasta cierta parte, luego se retira e inmediatamente llega el Clan del Golfo a esa zona.

Las comunidades cuestionan las pocas acciones militares de la fuerza pública para combatir a los paramilitares en todo el país. De hecho, hace poco los militares atacaron a un grupo de paramilitares, solo después de que el Clan del Golfo asesinó a cuatro militares.

De igual forma, las comunidades aún esperan acciones concretas del Gobierno para enfrentar a los paramilitares. En el caso del Clan del Golfo Indepaz dijo que es el grupo más numeroso con 12 mil hombres armados y son la principal amenaza para la vida de líderes y lideresas sociales, así como para quienes firmaron los acuerdos de paz en 2016.

El séptimo ciclo de diálogos de paz

Tanto el Gobierno como el ELN confirmaron que continuarán los diálogos de paz entre el 8 y el 22 de abril en la República Bolivariana de Venezuela en el séptimo ciclo.

Ambas partes anunciaron en el comunicado del 26 de febrero que cumplirán con los acuerdos pactados y durante el séptimo ciclo evaluarán los avances y desafíos.

Por su parte, la Delegación de Paz del ELN fue convocada a unas consultas internas para analizar los acuerdos de paz que adelanta con el Gobierno, tomar decisiones al respecto y plantear ajustes en la Mesa de Diálogos.

Los posibles escenarios de las consultas internas

Estas consultas internas del ELN podrían plantear varios escenarios posibles que tienen alerta al Gobierno.

Por un lado, existe la posibilidad de que la comandancia del ELN decida levantarse de la Mesa de Diálogos ante los diversos hechos que evalúan como incumplimiento de los Acuerdos, o buscar colocar ciertas condiciones para que se ratifiquen dichos acuerdos y poder continuar.

Presidente Gustavo Petro, Presidente Miguel Díaz-Canel y el Comandante del ELN Antonio García en Cuba

Aunque a lo largo de la historia este grupo no se ha levantado de la Mesa, los intentos de fracturar y dividir al ELN por parte del gobierno, así como las acciones de inteligencia de los militares, podrían agilizar ese escenario.

De otro lado, podrían ratificar la continuación en la Mesa de Diálogos de Paz. Sin embargo, recientes declaraciones del Gobernador de Nariño y de otras personas integrantes del Gobierno, evidencian un cambio discursivo del Gobierno sobre la situación de Nariño.

En dichas declaraciones dejaron de hablar de diálogo territorial de paz con una estructura de esa insurgencia y ahora plantean un diálogo social por la paz, que no implica la participación del grupo armado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2300 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter