Rechazar el premio es una forma de no ser cómplice de las acciones del gobierno de Israel

Carta Abierta a Haruki Murakami acerca de su "Premio Jerusalén"

La presente es una misiva dirigida a H.Murakami, el autor japonés que está más cerca de ganar el Nobel de Literatura por obras como Tokyo Blues, Kafka en la Orilla y After Dark.

La Feria del Libro de Jerusalén 2009, le ha otorgado a Murakami el "Premio Jerusalén por la Libertad del Hombre en la Sociedad".

En una carta pública el editor de Nablus Tsushin, Bii Kamimura, le pide a Murakami que rechace el premio.

A continuación dicha carta.

Querido Haruki Murakami:

Me he enterado de que ha ganado el "Premio Jerusalén", un premio literario en el que la ciudad de Jerusalem, en Israel, está muy involucrada. Sin embargo, no me siento capaz de extenderle mis felicitaciones. De acuerdo a lo que he escuchado, este premio es otorgado a autores que reflejan 'la libertad del hombre en la sociedad". Le pido, por favor, que rechace este premio. No es que no lo merezca, son ellos lo que no están calificados para decir nada acerca de "la libertad del hombre en la sociedad".

Usted debe saber esto y no debería ser necesario que yo lo escribiese: hasta hace poco, Israel estaba llevando a cabo masivas operacionese contra Gaza, Palestina, donde sanciones económicas ya habían implementado la escasez de artículos de primera necesidad y causado la muerte de numerosos enfermos, volviendo ruinas la ciudad y asesinando a más de 1.300 personas, un tercio de ellas niños. Aunque los ataques se han hecho menos frecuentes, Gaza está todavía bajo sanciones económicas, y un millón y medio de personas está luchando para sobrevivir con poco para comer en lo que se ha convertido en una gigantesca prisión.

Sobre esta situación, Sir Gerald Bernard Kaufman, un ciudadano judío del Reino Unido que perdió su familia en el holocausto, habló ante el Parlamento Británico el 15 de enero:

"Mi abuela estaba en cama enferma cuando los Nazis llegaron a su pueblo de Staszow. Un soldado alemán la mató disparándole a la cabeza en su cama.

Mi abuela no murió para servir como excusa a los soldados de Israel para asesinar abuelas Palestinas en Gaza. El actual gobierno de Israel ha explotado de manera implacable y cínica la culpa entre los Gentiles por el asesinato de Judíos en el holocausto como una justificación para asesinar Palestinos. La implicación es que las vidas de los judíos son valiosas, en tanto que las de los Palestinos no cuentan."

Usted puede decir que esto es lo que ha hecho el gobierno de Israel, no el Premio. Sin embargo, no es solo que la literatura siempre es política en tanto sea acerca del hombre, sino que el premio en si es altamente político, e Israel lo está usando a usted como conejillo de indias. Me imagino, señor Murakami, que está usted consciente de esto.

¿Qué habría pasado si este premio hubiese sido otorgado por Sur Africa durante el apatheid; cuántos novelistas, poetas y críticos lo habrían aceptado?

Tratemos otro ángulo: reflexionemos sobre el título "Premio Jerusalén".

Jerusalén es una ciudad histórica que constituía el centro religioso, cultural y social de Palestina, en la que Judíos, Palestinos y Musulmanes vivían juntos (excepto por algunos problemas esporádicos). La resolución de las Naciones Unidas de 1947 designó a Jerusalén como una zona bajo administración internacional. La guerra de 1948 la dividió de manera tal que la parte oeste pasó a ser gobernada por Israel y la parte este por Transjordania. Israel se adueñó de Jerusalén Oriental en la Guerra de los 6 días y la declaró su capital.

Esta anexión no ha sido reconocida internacionalmente, y ningún país tiene embajada en Israel.

Aquellos Palestinos que viven en Jerusalén Oriental y pagan fuertes impuestos a Israel reciben una carta de "Ciudadanía de Jerusalén" (la cual no es una ciudadanía israelí), y se les "permite vivir" allí. Pero este derecho es fácilmente revocable como sanción por infringir varias regulaciones. No se permite la renovación de casas, y algunas residencias han sido destruidas como castigo a la violación de tal regla. Por otra parte, los asentamientos judíos, creados arrebatándole a los Palestinos sus tierras, aumentan constantemente, tanto así que más de doscientos mil judíos viven allí actualmente.

Mire este mapa para que tenga una referencia:


http://0000000000.net/p-navi/info/column/200508310306.htm

Israel prohíbe a los Palestinos que viven en la Margen Occidental (West Bank) y en otros lugares visitar Jerusalén, y el gobierno refuerza esta política con muros de separación (los cuales han sido construidos aún atravesando Jerusalén Oriental). Usted y yo, señor Murakami, podemos entrar a Jerusalén, pero la mayoría de los Palestinos no puede.

El alcalde de la ciudad, a quien le tocará entregarle el premio, está de acuerdo con esta política, señor Murakami. Y la "Jerusalén" del "Premio Jerusalén" es la "Jerusalén de Israel", la cual excluye a los Palestinos, violando la resolución de la ONU, y ha sido impuesta unilateralmente por Israel. A estas alturas usted debería haberse dado cuenta de cuán lejos este premio está de "la libertad del hombre en la sociedad".

En una entrevista al San Francisco Chronicle, usted se expresó así:

Q: Se habla de que la historia tiene un papel mayor en sus escritos más recientes ¿Está de acuerdo?
A; Si. Creo que la historia es la memoria colectiva. Cuando escribo, estoy usando mi propia memoria y estoy usando mi memoria colectiva. Me gusta leer libros de historia y estoy interesado en la Segunda Guerra Mundial. Nací en 1949, después de la guerra, pero me siento de alguna forma responsable por esta guerra. No sé por qué. Mucha gente dice, "Nací después de la guerra, por lo tanto no tengo ninguna responsabilidad – No sé nada sobre la mujeres sometidas a prostitución o sobre la masacre de Nanking".

Como escritor de ficción yo quiero hacer algo acerca de estas atrocidades. Debemos ser responsables por nuestras memorias. Mis historias no están escritas de forma realista. Pero uno tiene que ver la realidad. Es nuestra responsabilidad, nuestra obligación.

http://www.sfgate.com/cgi-bin/article.cgi?f=/c/a/2008/10/24/RVL713GP8T.DTL

Hablando de la memoria colectiva a la que usted se refiere, la de los Palestinos sobre la fundación de Israel ha sido siempre oscurecida de forma forzada, y el "Premio Jerusalén" ha jugado un papel en tal operación. Agradecería que usted pudiese reservar en su memoria colectiva tan solo un pedacito de espacio para la memoria colectiva de los Palestinos desplazados y para el pequeño número de judíos que se oponen a las políticas de Israel. Sería fantástico si usted pudiese incluir en esas "nuestras memorias" por las cuales "debemos ser responsables", las memorias sobre lo que Israel comenzó un año antes de que usted naciera. "Atrocidades" también están contenidas en ese premio que le ha sido otorgado.

Claro, también queda la opción de repetir lo que Susan Sontag hizo con el "Premio Jerusalén". A continuación puede leer lo que ella dijo en su discurso de aceptación en 2001:

"Creo que la doctrina de responsabilidad colectiva, como la razón para castigo colectivo, nunca está justificada, ni militar ni éticamente. Me refiero al uso de fuego excesivo contra la población civil, la destrucción de sus hogares y la destrucción de sus siembras y campos, la deprivación de sus medios de vida y del acceso a empleo, educación, servicios médicos, y libre acceso a pueblos vecinos y comunidades… todo como castigo a actividades militares hostiles que pueden o no originarse en la proximidad de estos civiles.
También creo que no habrá paz hasta que se detenga la instalación de asentamientos israelíes en los Territorios, seguido por el eventual desmantelamiento de tales asentamientos".
http://web.archive.org/web/20011114221859/http://www.ajds.org.au/intifada/sontag2.htm

Rechazar el premio es, sin embargo, una forma de no ser cómplice.

Si de todas maneras insiste en visitar Jerusalén para recibir el premio, señor Murakami, usted debería visitar de antemano la desvastada Jerusalén Oriental, los imponentes muros que dividen y separan la gente, los abundantes puntos de chequeo, y las ciudades del Margen Occidental que están rodeadas e inhabilitadas; escuche a la gente de Palestina. Será fácil para usted escaparse de los guardias israelíes y moverse solo por los alrededores.

Si no sabe cómo o dónde, haga arreglos con el: AIC - The Alternative Information Center

Sólo espero que no traicione a sus lectores internacionales y a su propia obra.

Para finalizar, déjeme presentarle un ensayo autobiográfico por una investigadora judía que vive en los EEUU. Aquí ella habla de cómo Israel está despojando al hombre de su libertad y dignidad, y acerca de la memoria colectiva de los israelíes disidentes.

Sara Roy, "Living with the Holocaust: The Journey of a Child of Holocaust Survivors"
http://www.zmag.org/znet/viewArticle/11400

Respetuosamente,
Bii Kamimura, Editor at Nablus Tsushin

http://0000000000.net/p-navi/info/column/200901271425.htm
http://d.hatena.ne.jp/toled/20090131/p1



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4861 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N Y ab = '0' /internacionales/a71643.htmlCd0NV CAC = Y co = US