Acuerdo de inversión en energía verde entre España y Portugal

El acuerdo reciente entre España y Portugal para impulsar la inversión en energía verde representa un hito significativo en la colaboración transfronteriza para promover la sostenibilidad energética en la península ibérica. Ambos países han acordado movilizar más de 150.000 millones de euros para expandir las infraestructuras y los proyectos de energías renovables, con un enfoque particular en el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde, que ya representan el 20% de los proyectos a nivel mundial en esta región.

El objetivo principal de este acuerdo es ambicioso: alcanzar más del 80% de producción de electricidad a partir de fuentes renovables en menos de seis años. Esto situaría a España y Portugal como líderes en la transición hacia una economía baja en carbono. La colaboración no solo fortalece los esfuerzos en eficiencia energética, sino que también sienta las bases para una reindustrialización verde que podría generar hasta 2,65 millones de empleos en tecnologías limpias para 2030.

Además de sus beneficios ambientales, estos proyectos también ofrecen oportunidades económicas significativas. Se espera que la mayor oferta de energía limpia contribuya a estabilizar o incluso reducir los precios de la electricidad a largo plazo. La colaboración entre España y Portugal sirve como ejemplo de cómo la cooperación internacional puede acelerar la transición energética, estableciendo un modelo para otras regiones del mundo.

PP y PSOE están de acuerdo en mejorar el almacenamiento de energía verde en España

A nivel nacional, España ha presenciado un raro consenso político entre el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en torno al almacenamiento de energía verde. Esta colaboración se centra en eliminar barreras regulatorias y fomentar las inversiones en tecnologías de almacenamiento, como baterías de gran escala. Estas soluciones son fundamentales para maximizar la eficacia de las energías renovables y garantizar un suministro eléctrico más estable y confiable.

La integración de sistemas de almacenamiento avanzados asegura que la energía generada durante los picos de producción pueda utilizarse durante los momentos de alta demanda, optimizando así la eficiencia del sistema eléctrico y ayudando a mantener estable el precio de la luz. Esta medida destaca la importancia de políticas que promuevan la eficiencia energética y tarifas de luz competitivas para consumidores y empresas.

Porcentaje de energía producida en España por fuentes de energía verde en 2023

¿Cuál será el impacto de estos acuerdos en el mercado energético?

En términos de impacto en el mercado energético y los precios, estos acuerdos representan transformaciones significativas. Se espera que la masiva inversión en energías renovables y almacenamiento reduzca los costos de producción de energía y, por ende, los precios para los consumidores. Esto también podría fomentar la competencia entre comercializadoras de luz y promover tarifas más competitivas basadas en energía 100% renovable.

Desafíos y oportunidades trás el acuerdo

Mirando hacia el futuro, España y Portugal enfrentan desafíos y oportunidades en la transición hacia un sistema energético más sostenible. La adaptación a nuevos modelos tecnológicos y de mercado requerirá políticas innovadoras y una regulación ágil. Sin embargo, el liderazgo en energías renovables puede posicionar a la península ibérica como un hub energético global y estimular el desarrollo económico regional.


En resumen, los acuerdos recientes entre España y Portugal, así como entre los partidos políticos dentro de España, representan un paso significativo hacia un futuro energético más sostenible y económicamente ventajoso. Estos esfuerzos colaborativos ofrecen un modelo para otras regiones y promueven una transición hacia un sistema energético más limpio y resiliente.

Fuente: elcomparadordeluz.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1176 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter