Rafael Correa dejó la Correa de sus pantalones para irse a Bélgica y Ecuador va a la segunda vuelta

"Todo ser humano tiene derecho a ser libre y a decidir el camino de su destino, pero a veces hay algunos caminos que se toman y le cambian la vida a más de uno para que sean la luz de los caminos y los destinos de muchos"

Vinieron las elecciones presidenciales en Ecuador, y los resultados que se obtuvieron no son nada alentadores para América latina. Sobre el cielo de este Sur Continente yace hoy día una tormenta que amenaza a los pueblos que decidieron ser libres y soberanos. Los gobiernos progresistas que habían logrado un avance significativo en la región, todos están siendo atacados y algunos desplazados. Buscaron desestabilizar todos los países que habían logrado convencer a sus pueblos que otro mundo mejor, era posible. Ya se tiene referencia de varios de estos países que cayeron en des-gracia, pero los más emblemáticos son Argentina y Brasil, verdad sine qua non para la Paz del continente de la esperanza

Entiendo que Rafael Correa "no podía lanzarse de nuevo" para un tercer periodo, aunque la Corte Constitucional de Ecuador aprobó un decreto en diciembre 2016, que allá se llama Transitoria, y que se hacía efectivo a partir de mayo de 2017, por lo que para el momento de su campaña presidencial para febrero 2017 no le daba la oportunidad de hacerlo. La disyuntiva se me presenta porque Rafael Correa tuvo dos periodos presidenciales para tomar las previsiones a tiempo sin tener que hacerlo en el 2016 y no se pudiera cumplir con los tiempos establecidos por el impedimento de esta Transitoria, y me crece la duda razonable con este hecho, porque el 1 de marzo de 2016 Rafael Correa durante un conversatorio con representantes de la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión AER ratificó que no sería candidato a las elecciones de febrero de 2017 diciendo "Muchas gracias pero yo no seré candidato el 2017" http://www.elcomercio.com/actualidad/rafaelCorrea-reeleccion-candidato-Ecuador-politica.html Fue aquí donde Correa cometió a modo de ver de muchos, que se quitó la Correa de sus pantalones y le dijo a todo el mundo, me voy, no puedo seguir en esta batalla. Los cinco continentes veían en este progresista con pantalones de Patria Americana a quien estaría algo más para neutralizar los avances de la ultraderecha en Nuestra América como los que se han dado en Argentina, Brasil, Colombia, Honduras, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, ya que eran momentos de crisis para los presidentes que generaron los sueños y esperanzas del mundo entero.

En esa misma entrevista radial Rafael Correa manifiesta que antes de ser presidente "él podía comer con su familia en los centros comerciales y ahora no. Que con esta envestidura se perdía el deleite de la vida cotidiana, la privacidad, la tranquilidad, la libertad". ¿Cómo es esto Rafael? ¿Acaso Correa pensó que ser presidente de una nación oprimida del imperio gringo -como las nuestras- iba a estar de turista y luego se podía ir a Bélgica porque ese era su plan? ¿Qué paso aquí Rafael? ¿Por qué no se apretó la Correa para no dejar a la nación como novia de pueblo? ¿Embarcada? ¿Y cómo queda el pueblo de Ecuador después de ese gran sismo de 7.8 grados en abril de 2016 que la ONU señala como el mayor desastre regional desde 2010 en Haití? Perdóname Rafael, pero la Correa no se podía sacar ahora y se tenía que atacar con estrategias que no pusieran en duda absolutamente nada para tener que hacer una segunda vuelta el 2 de abril, donde todas las fuerzas del mal imperial, donde los clanes neoliberales se están confabulando para revertir lo que haya que revertir. Estos riesgos no se podían correr sin Correa, ni arriesgar, ni mucho menos creer sin calcular ningún riesgo. Lo seguro que se ha tenido sobre el capitalismo en nuestros gobiernos progresistas, no se arriesga ni pensándolo. Dispénsame Correa, pero usted no se ajustó la Correa como el eterno Hugo Chávez lo hizo y como lo hace el obrero mayor de Miraflores Nicolás Maduro que la han tenido más difícil.

¿Habrá pensado Rafael Correa el daño arriesgado que le hizo a Latinoamérica? ¿El no haberse lanzado como candidato a presidente de Ecuador nuevamente agotando cualquier recurso legal y a tiempo? "Misterios de la ciencia". Entiendo a Rafael pero no comprendo a Correa, porque no son tiempos de recular, a esta altura donde nuestras naciones necesitan hombres resteados con la vida. Si usted inició usted debió terminar de otra forma

El 2 de abril se juega en Ecuador parte del destino de los latinoamericanos, solos no es tan fácil. Venezuela y Bolivia seguirán con los pantalones puestos y ajustando las Correas cuantas veces sea necesario.

Nuestro legado… también es sagrado



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2637 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /internacionales/a242007.htmlCd0NV CAC = Y co = US