La construcción del Autoconcepto Académico en el marco de los Estudios Abiertos

La autodefinición de quiénes somos como profesionales, es una tarea que regularmente creemos conocer a través de la elaboración de un Currículum Vitae (CV). Esa elaboración lamentablemente nunca es objetiva por varias razones.

Desde el punto de vista de las credenciales académicas, sabemos sobradamente que no todas las instituciones ofrecen cursos (conducentes o no a grado) con comprobada idoneidad para garantizar el "dominio" por parte del estudiante de los temas cursados.

El supuesto prestigio que ganan las instituciones con certificaciones y avales de la oficialidad sobre los cursos que ofrecen, no es garantía de sapiencia de sus egresados ya que una cosa son los programas y las credenciales de los profesores que se presentan y otra muy diferente es la puesta en ejecución de dichos programas durante la administración escolar. Pero además, a decir verdad, todos sabemos que somos mucho más de lo que puede demostrar nuestro CV o que en algunos casos el CV muestra cosas que en realidad no dominamos mucho.

Hay procesos alternos, a nuestro juicio, mucho más genuinos, para que la persona construya su noción sobre lo que es profesionalmente. Procesos que de manera insólita, crean pánico en la ortodoxia de los gestores de la educación que no logran actualizar ni "inventar" en el espíritu de Robinsoniano.

Una de ellas sin duda es la Acreditación de Experiencias que en Venezuela se inició en la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR) en 1981 y que ha sufrido cambios importantes en el tiempo. El sustento de esta propuesta parte de educadores venezolanos innovadores como Adam, Díaz, y Brandt con los postulados de la escuela progresista, la andragogía, y la educación permanente. Esta perspectiva considera al individuo capaz de tomar sus decisiones en el aprendizaje y valora sus procesos de formación personal al margen de la educación formal. Es decir que se enmarca en un currículo abierto, flexible, dinámico e innovador con modalidades de formación: presencial, semipresencial, educación a distancia y no convencional (igual que lo contemplan los Programas Nacionales de Formación aunque quienes los administran no lo reconozcan). La Acreditación de Experiencias debe entenderse entonces como un proceso complejo que elabora un tejido versátil para la búsqueda de la identidad teniendo respeto por la individualidad.

La Misión Cultura desde el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, la utilizó para reconocer a los cultores que nunca habían recibido título universitario con la intención de superar elementos identificados como debilidades en la sistematización de la experiencia del CEPAP de la UNESR a saber: la desvinculación entre los aprendizajes no formales valorados para la acreditación del aprendizaje por experiencia y la prosecución de estudios en la universidad; el marcado predominio de acreditación de aprendizajes formales; y la escasa participación del participante en la toma de decisiones para la acreditación de sus propios saberes.

En el caso de nuestro Programa de Estudios Abiertos inspirados en estas valiosas experiencias anteriores, la Acreditación de Experiencias constituye un programa especial para ciudadanos y ciudadanas venezolanas que poseen amplia trayectoria, destrezas y saberes acumulados en algún área del conocimiento a través de una forma de evaluación alternativa dirigida a quienes pueden o no ser egresados o egresadas de otras carreras universitarias o medias y de estudiantes en ejercicio laboral.

Otro aspecto de la construcción del autoconcepto académico es el Reconocimiento de Saberes. En este caso no sólo nos remitimos a la praxis o a la formación en algún área de desempeño, sino al patrimonio de vida de los participantes que puede contemplar múltiples aristas de desarrollo humano que no han sido organizados en un corpus teórico o práctico coherente. Es decir va más allá de acreditar experiencias concretas e identificables y se dedica a desarrollar dentro de una Comunidad de Aprendizaje constructos mentales sobre las adquisiciones cognitivas en un proceso racional consciente elaborado por el propio sujeto que las porta intelectualmente.

Es decir que el proceso de reconocimiento de saberes implica una actividad reflexiva en la que el participante "organiza" sus adquisiciones teóricas y prácticas, sus destrezas, sus emprendimientos, sus innovaciones, invenciones, o su cúmulo de conjeturas, respecto a los temas que ha conocido a lo largo de la vida y las transforma en entidades teóricas avaladas mediante un portafolio como sistema de consolidación de sus producciones. En otras latitudes se asocia el Reconocimiento de Saberes a proyectos como el "Aprendizaje a lo largo de la vida". El Informe Delors (1996), lo consideró como el "latido" de una sociedad que se basa en cuatro pilares: Aprender a conocer, Aprender a hacer, Aprender a convivir y Aprender a ser.

Por último debemos referirnos a infinidad de profesionales que conocen científicamente un área determinada, que manejan los códigos de su disciplina, capaces de dar explicaciones y de hacer aproximaciones propias al fenómeno u objeto del conocimiento pero que por alguna razón no obtuvieron un título que los reconociera como expertos en su área, bien porque no culminaron los requisitos formales de la escolaridad, bien porque de manera autodidacta se formaron en profundidad al margen de la universidad. Todos nosotros tenemos ejemplos de individuos geniales que nunca recibieron la certificación correspondiente a su dominio intelectual sobre un tema.

En estos casos procede la Certificación de Conocimientos Científicos entendiendo por conocimiento "científico" aquél que nos permite hacer "ciencia", es decir representar la realidad de manera simbólica, conceptual, y no solamente explicar algún evento desde la anécdota o demostrándolo prácticamente. La forma obvia de hacer una evaluación de la capacidad de dominio teórico sobre un tema sería un examen de suficiencia en el área. Pero este procedimiento pertenece al viejo paradigma de cotejo de contenidos preestablecidos de manera arbitraria por algún tipo de oficialidad. Creemos que la posibilidad de demostración de dominio de un área, parte de una reflexión muy personal desde el sujeto que desea demostrar lo que sabe, a través del diálogo con sus pares, de debates sobre el tema, de presentación de avances de investigación, de demostraciones en el campo de la experimentación. En la escolaridad cada individuo es mentalmente único e irrepetible y no tiene porqué llegar a conclusiones unívocas en la construcción del conocimiento científico.

La comunidad europea utiliza el esquema de Educación para toda la vida imponiendo la noción de competencia, que se perfila como una herramienta para la formación de las personas. Esa manera de hacer las cosas reivindica la intersección entre conocimientos, comprensión y habilidades en términos de desempeño para articular la educación básica con la formación para el trabajo y permite la certificación de los aprendizajes con independencia de cómo y cuándo se adquirieron.

Nuestra visión de los tres procesos descritos tiene un enfoque más humanista, más participativo y más protagónico desde el sujeto que solicita ser acreditado ya que la persona debe hacer sus demostraciones y elaboraciones desde el ámbito de una Comunidad de Aprendizaje que lo legitima y que atestigua sobre sus logros y aptitudes.

Proponemos como una acción insoslayable para la tan mencionada transformación universitaria emprender nuevos modos de formación a través de procesos integrales desde la revisión de la historia de vida académica de las personas que así lo requieran mediante una reflexión epistemológica profunda, dejando de lado la arbitrariedad del juicio implacable de los "expertos" como único referente válido para decidir lo que deben saber los otros pero que nunca revisa lo que saben ellos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1981 veces.



Myriam Anzola

Rectora UPTM ?Kléber Ramírez!

 anzolamyriam08@gmail.com

Visite el perfil de Myriam Anzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Myriam Anzola

Myriam Anzola

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad