¡No a la polarización y segregación de las víctimas del conflicto armado¡

"Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista”.

(Bertolt Brecht)

Definitivamente el acuerdo sobre reparación integral a las víctimas en Colombia, es un quiebre histórico; para un conflicto interno armado como el colombiano, que por primera vez se centrara en la efectiva reparación integral de ellas; bajo cuatro principios fundamentales: verdad, justicia, reparación y no repetición.

El acuerdo entre el estado y las FARC, con el beneplácito de las mismas Naciones Unidas:
“que la reparación integral de las víctimas se hará en el contexto, histórico, sociológico, antropológico, económico y político del conflicto armado colombiano”. Para entender mejor el punto cuatro del acuerdo, debemos recordar lo siguiente:

“Los estudiosos sobre el tema del conflicto armado interno, los movimientos sociales y políticos de oposición y las organizaciones alzadas en armas plantean que el conflicto tiene causas económicas estructurales, sociales, políticas, culturales, militares etc., es decir, que el conflicto no es exclusivamente de carácter armado. Los movimientos alzados en armas han planteado, entre muchas otras cosas, que la guerra que adelantan en contra del sistema reviste un carácter de "guerra de liberación nacional y social", por cuanto en el desarrollo de su lucha plantean que la confrontación fundamental va a ser contra el imperialismo agenciado fundamentalmente por el gobierno delos Estados Unidos. Hoy en día, esa tesis se vio fortalecida por la implementación del Plan Colombia. Para aplicarlo, se aceptó y se reconoció oficialmente la participación de 3.000 miembros del Ejército Norteamericano más el equipamiento y entrenamiento de 7 bases militares y el suministro de un sinnúmero helicópteros etc. Además, se había dejado abierta la posibilidad de realizar un desembarco sin límites de tropas norteamericanas en Colombia, así como la realización directamente el plan de erradicación de cultivos si el gobierno colombiano no cumplía con sus objetivos o cuando el presidente de Estados Unidos subjetiva-mente lo llegara a considerar en ese entonces. Es decir, se reconocía en términos políticos la posible oficialización de una invasión de tropas extranjeras en nuestro territorio”.

¿Qué quedo entonces de la implementación del plan Colombia?. Destrucción del campo, aumento de desplazados (hoy llamad@s Victimas), falsos positivos, desapariciones forzadas, aumento del accionar de terror del paramilitarismo, asesinatos de Defensores de Derechos Humanos, sindicalistas, marcatizacion, estigmatización a los sectores democráticos. Estoconllevo en-lo largo de diez años a una de las crisis humanitarias más grande del mundo después de Sudan.

¿Pero quién debería asumir la voz de las víctimas?, cuando lo que estamos presenciando es una disputa de carácter político por la puja de quien tiene más víctimas si las Farc, o los paramilitares, ¿entonces quien representa, a quién?

¡Qué vergüenza hasta las victimas terminamos siendo signo pesos, como cual cajas registradoras, los politiqueros de turno, nos quieren convertir como su más preciado botín electorero y económico¡

Des- afortunadamente el cuarto punto de la agenda de la Habana, Cuba, se está llegando a una polarización de las mismas víctimas, e inclusive en algunas mesas departamentales de victimas terminaron algunos Victimarios representando los “intereses” de ellas; para satisfacer sus intereses “políticos”

Está demostrado que algunos representantes de la ultra derecha colombiana, quieren montar todo un CHOW- publicitario, ante el mundo, que en Colombia son más las víctimas de las Farc, que de los Paramilitares y de agentes del estado. Aquí citamos estas cifras del centro de memoria histórica que demuestra todo lo contrario “De las mil 900 masacres en los últimos 20 años, mil 166 fueron responsabilidad de los paramilitares, 343 de grupos guerrilleros, 295 fueron cometidas por grupos desconocidos, y 158 atribuidas a agentes del Estado, además de que 20 habrían sido cometidas por grupos conjuntos entre 'paras' y Fuerza Pública”.

También aclarar que las masacres de los paramilitares fueron de carácter sistemáticas y selectivas, mientras que las “víctimas” de -las dos insurgencias (FARC-ELN), en confrontación con Ejército y Policía, se da por efectos colaterales de la guerra, donde des- afortunadamente por el fragor de ella misma, se viola el derecho Internacional Humanitario (El derecho internacional humanitario (DIH)es un conjunto de normas que, por razones humanitarias, trata de limitar los efectos de los conflictos armados. Protege a las personas que no participan o que ya no participan en los combates y limita los medios y métodos de hacer la guerra. El DIH suele llamarse también "derecho de la guerra" y “derecho de los conflictos armados").
A continuación citamos algunos testimonios de los miles y miles que hay en esta absurda guerra:

“Yo sólo aspiraba a cultivar mi trocito de tierra y vivir de sus frutos. Sin embargo, hoy se me tilda de “desplazado”. Este calificativo constituye un estigma y una humillación continua”, explica Jorge, un campesino recientemente desplazado. Tomó la decisión de mudarse a Medellín cuando mataron a su hermano, por miedo a que le ocurriese lo mismo. “Nunca me podré adaptar a la ciudad después de haber vivido en el campo. La ciudad es muy dura, no es mi mundo. Perdí todo lo que mi familia y yo tardamos años en construir. Aquí en la ciudad no tengo nada. Es algo que nunca pensé que me sucedería”.

"En la madrugada llegó un grupo de hombres y nos dijeron que teníamos 12 horas para irnos. Al no cumplir la orden, volvieron y me arrebataron a mi hija, la cual la violaron y le destrozaron la vida".

Estos son unos de los tantos casos. La violencia contra la mujer también estuvo asociada con el despojo de tierras en el departamento de Magadalena. El caso, registrado en Ciénaga es similar a otro relatado por una víctima en ese municipio, quien aseguró que 1999 los 'paras' la sacaron de la peor forma de sus tierras.

Según Memoria Histórica, varios de los testimonios también señalan que los paramilitares castigaban a las mujeres que se resistían a sus enamoramientos. "Imponen la pena en medio de mofas y risas, una actitud que le otorga un sentido aún más-humillante al crimen", dice el documento.

La Unidad de Justicia y Paz documentó el caso de una menor de 13 años que asegura que fue inducida a la prostitución por el extraditado jefe paramilitar Hernán Giraldo. Ella relata el día que comenzó a trabajar para el 'Patrón de la Sierra' en una de sus fiestas.

"Eran como 10 mujeres, casi todas de mi edad, y 4 hombres, todos estaban tomando. Esa noche, mi primer cliente fue Giraldo. Luego de consumir una mezcla de perico, marihuana, coca y base, y tomar alcohol: nos fuimos (...) para una finca .Hernán consumió perico nada más. Desde ese día seguí consumiendo la droga. Esa noche estábamos los tres y empezamos a hacer locuras, tuvimos sexo los tres. Al día siguiente nos fuimos a bañar al río, después él me pagó 700 mil pesos y me devolví sola a Santa Marta".

Ante la fiscal Zeneida López, Hernán Giraldo aceptó nueve casos de violencia sexual. También ha reconocido la paternidad de 24 hijos. Según Memoria Histórica, la dificultad de reconstruir el caso de Giraldo radica en que sus hijos, se reencaucharon en bandas criminales, siguen luchando por mantener el dominio dela región.

Colombia es una de las regiones del mundo permeada por un conflicto armado degradado a tal punto que las fuerzas paramilitares, so- pretexto de combatir a la guerrilla, llegaron a utilizar machetes, motosierras para cercenar pies, cabezas y manos de humildes campesinos que viven en área de influencia de las guerrillas.

En Colombia varios jefes Paramilitares han confesado cómo desde los altos mandos militares y políticos era enviada la orden que desaparecieran “de cualquier manera” a las víctimas para no dejar rastros y evitar que las cifras de homicidios crecieran de manera desproporcionada en las zonas urbanas. Varios miembros Paramilitares estrafalariamente han confesado que implementaron la utilización de criaderos de caimanes y de hornos crematorios en los que quemaban a las víctimas, a veces vivas: “(…) Lo echaron vivo ahí (…) El horno lo manejaba un señor que le decían’ funeraria’, creo que se llama Ricardo; dos señores le hacían mantenimiento a las parrillas y a las chimeneas, porque se tapaban con grasa humana”. Confesó un paramilitar (3).

¿Por qué en aras de la igualdad estos testimonios fueron totalmente in-visibilizados ante los medios masivos de comunicación y de las mismas instituciones del estado?, mientras las victimas visibles de las Farc prisioneros de guerra, rehenes políticos, retenidos con fines económicos (“secuestrados”) tuvieron ocho, diez, doce, años de rating televisivo, mientras estuvieron en cautiverio y que afortunadamente lograron recuperar su libertad para bien de sus familiares, también celebrar que muchos de ellos terminaron siendo elegidos a cargos de elección popular, caso de los Rehenes Políticos, y los prisioneros de Guerra terminaron ascendidos en el Ejercito- Policía, es más varios de ellos fueron nombrados cónsules endistintas embajadas de Europa, también la financiación y publicación de sendos libros contando y narrando sus horrores de cautiverio.

También el drama de las familias de los diez diputados del valle, que des- afortunadamente murieron bajo el fuego cruzado de esta maldita e inmerecida guerra, también en circunstancias parecidas, lo sucedido con el ex gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria y su asesor de Paz, Gilberto Eheverr y Mejia. Solo para citar estos casos de las víctimas visibles de la Guerrilla, nos preguntamos ¿cuánto rating de televisión, de radio, tirajes de prensa, comunicados oficiales rechazando estos hechos, sendas marchas contra las Farc, vimos los colombianos? Otra pregunta ¿se hizo este mismo despliegue de denuncias, marchas, rating de medios para las víctimas de crímenes de estado y de Paramilitares, creo que no? Es más la principal víctima de las Farc, Álvaro Uribe Vélez, termino siendo gobernador de Antioquia, alcalde de Medellín, representante a la Cámara, dos veces Presidente de Colombia, en menos de cuatro meses logro conformar un partido político, eligiendo 39 Parlamentarios al Congreso de la República, con todas las garantías que el mismo estado le ha ofrecido, recordar también que el primer cargo público de importancia de Álvaro Uribe Vélez, lo tuvo hace más de treinta años, siendo director de la Aeronáutica Civil, cuyo trabajo era expedir licencias a las avionetas de los narcotraficantes de época, entre ellos Pablo Escobar, que lo llamaba cariñosamente “VARITO”, también el fuerte esquema de seguridad que posee, que nos cuesta la friolera de 30 Mil millones de pesos al año. Caso contrario lo que le sucedió al Movimiento político Unión Patriótica, más de cinco mil de sus militantes fueron asesinados, exiliados otros desaparecidos y torturados por las fuerzas legitimas del Estado, en contubernio con los Paramilitares .

Debo citar textualmente, los puntos 8 y 9- 60/147, del 16 de diciembre - 2005 resolución de las mismas Naciones Unidas, para tener mejor claridad el concepto de víctima:

“8. A los efectos del presente documento, se entenderá por víctima a toda persona que haya sufrido daños, individual o colectivamente, incluidas lesiones físicas o mentales, sufrimiento emocional, pérdidas económicas o menoscabo sustancial de sus derechos fundamentales, como consecuencia de acciones u omisiones que constituyan una violación manifiesta de las normas internacionales de derechos humanos o una violación grave del derecho internacional humanitario. Cuando corresponda, y en conformidad con el derecho interno, el término “víctima “también comprenderá a la familia inmediata o las personas a cargo de la víctima directa y a las personas que hayan sufrido daños al intervenir para prestar asistencia a víctimas en peligro o para impedir la victimización.

“9. Una-persona será considerada víctima con independencia de si el autor de la violación ha sido identificado, aprehendido, juzgado o condenado y de la relación familiar que pueda existir entre el autor y la víctima.”
¡¡¡ Que hipocresía¡¡¡

Desde este escrito, hecho también, por una víctima más de este conflicto armado y que no viene al caso contar mi testimonio, le pido a los negociadores de la Habana, en especial a los negociadores del Estado que las victimas somos una sola voz independientemente de quien sea nuestros victimarios, por qué el acuerdo es muy claro se reparara a todas las victimas desde el contexto Histórico del conflicto armado de Colombia y la historia política, de este País se ha escrito con la sangre derramada por quienes han luchado por un verdadero Estado Social de Derecho.

En aras de no ser mezquino, clamo también por la reparación integral de las madres humildes, de soldados policías, guerrilleros, también por las madres de los casi cinco mil “mal llamados falsos positivos”, que en últimas son ellas las que llevan el dolor de haber perdido a sus hijos, esposos, hermanos, en esta maldita guerra generada por quienes hace más de cincuenta años con su mezquindad quisieron establecer privilegios a una clase Terrateniente, conllevando a las desgracias ya mencionadas, que a buena hora los colombianos estamos a punto de corregir, ¡Terminando la Guerra, Pactando la Paz con Justicia Social¡, donde los vientres de las futuras madres sean bendecidos para parir hijos para la Paz, mas no para la guerra¡


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Documento para la Mesa de Conversaciones de la Habana, Cuba./ Presentado al Foro Nacional de Víctimas ciudad de Cali, 3-4-5 de Agosto-2014
Fuentes: Eltiempo.com- Documento memoria histórica 2013- Fiscalía General de la Nación-Bolg: Aazalea Robles- Archivos sección judicial revista Semana. Resolución 60/147 de las ONU, 16 de diciembre 2005. El autor del texto es Dirigente Social,Defensor de Derechos Humanos del Quindío.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2289 veces.



Jhon Jairo Salinas

Dirigente Social, Promotor de Derechos Humanos, Activista del Movimiento Social por la Paz en Colombia, Poeta y Escritor.

 jjsalinas69@gmail.com

Visite el perfil de Jhon Jairo Salinas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhon Jairo Salinas

Jhon Jairo Salinas

Más artículos de este autor